Garantizados y fondos de renta fija atraen el dinero caliente

Los fondos ‘refugio’ atraen 1.800 millones en 2016

El inversor prefiere la seguridad, aún sabiendo que no obtendrán rendimientos

La neutralidad fiscal de los traspasos entre fondos favorece este movimiento

Los fondos ‘refugio’ atraen 1.800 millones en 2016

Los gestores de fondos de inversión repiten a menudo que“no tiene sentido jugar con el momento de mercado”. Es decir, que es poco recomendable tratar de predecir cuándo la Bolsa va a subir o a bajar y fiar la estrategia de inversión a apostar por la renta variable en el primer caso, o retirarse sabiamente en el segundo. La recomendación vale para expertos en la gestión de activos, pero más aún para clientes minoristas.

Los nervios de los inversores particulares, sin embargo, no suelen tener en cuenta este mantra-inversor. Más bien al contrario. Cuando la Bolsa sube, son legión los que suben al tren en marcha. Cuando cae, muchos tratan de bajarse y buscar activos financieros de menor riesgo.

En el caso de España, las fuertes correcciones sufridas por las Bolsas han hecho que salga mucho dinero de los fondos de renta variable. En enero esta categoría registró unas retiradas netas por importe de 570 millones de euros, y la renta variable mixta –que incorpora hasta un 30% de bonos– tuvo salidas por 500 millones.

Las grandes beneficiadas en estos momentos de pánico han sido las categorías refugio: fondos monetarios, fondos de renta fija y fondos garantizados. Estas tres familias, que en los últimos trimestres habían estado de capa caída por los bajos tipos de interés, han logrado captar 1.780 millones de euros, de acuerdo con datos elaborados por Imantia Capital.

De las tres, la categoría que está recibiendo más fondos es la de renta fija a corto plazo, que registró en enero un crecimiento de su patrimonio bajo gestión de 1.420 millones de euros. Aunque estas familias no están exentas de riesgos, los activos en los que invierten tienen menos volatilidad que la Bolsa. En el caso de ciertos bonos soberanos, como los emitidos por Alemania, se están convirtiéndose en un activo refugio, a pesar de ofrecer rentabilidades negativas.

Esta tendencia hacia las categorías de fondos más conservadoras se está acelerando en los primeros días de febrero, según explican desde varias gestoras de fondos españolas. Las plusvalías generadas por un fondo no tributan cuando se saca el dinero de un producto y se mete en otro, por lo que muchos clientes estarían aprovechando para proteger en productos seguros el dinero que han ganado durante los últimos años de subidas bursátiles.

Los fondos mixtos de renta fija fueron los productos estrella en 2015, pero ahora son los que registran mayores salidas. En cambio entro los 15 productos con mayores entradas de dinero destacan claramente los fondos más conservadores. Siete fondos de renta fija corto plazo, tres garantizados, tres de renta fija duración y dos monetarios componen el ranking de enero.

Los fondos mixtos de renta fija fueron los productos estrella en 2015, pero ahora son los que registran mayores salidas. En cambio entre los 15 productos con mayores entradas de dinero destacan claramente los fondos más conservadores. Siete fondos de renta fija corto plazo, tres garantizados, tres de renta fija duración y dos monetarios componen el ranking de enero.

Productos como Santander Inversión Corto Plazo, que ha registrado un avance de su patrimonio de más de 630 millones de euros, a pesar de que su rentabilidad en los últimos seis meses es de -0,28%. O Mutuafondos Corto Plazo, que en enero sumó 293 millones –con una rentabilidad en el último año de -0,07%–.... se han convertido en producto refugio para inversores que quieren despreocuparse de los últimos vaivenes bursátiles.

Incluso los fondos garantizados, que llevan varios años en retirada, han vuelto a registrar suscripciones netas. Su estructura –compran bonos que actúan como subyacente y permiten garantizar a un determinado nivel de rentabilidad a vencimiento– no les deja mucho margen para ofrecer rendimientos atractivos, pero los clientes los prefieren al riesgo actual del mercado. Durante el mes de enero captaron 40 millones de euros, algo que no se veía desde hace años.