Cinco formas caseras de potenciar tu WiFi sin gastar un céntimo

  • Un bote de Pringles, por dentro, está forrado de una lámina metálica. ¿Lo sabías? Pues este metal es perfecto para amplificar la señal de tu router WiFi, y sencillamente necesitas colocarlo encima de la antena, o bien recortarlo a la mitad y colocarlo de forma que rodee la antena amplificando la señal.
    1Un bote de Pringles, por dentro, está forrado de una lámina metálica. ¿Lo sabías? Pues este metal es perfecto para amplificar la señal de tu router WiFi, y sencillamente necesitas colocarlo encima de la antena, o bien recortarlo a la mitad y colocarlo de forma que rodee la antena amplificando la señal.
  • ¿Compraste CDs o DVDs, y la torre sigue vagando por casa esperando a que la tires a la basura? Pues esta misma torre, con un CD como base y la 'mitad trasera' forrada de aluminio es una herramienta excepcional para potenciar la cobertura de tu red WiFi.
    2¿Compraste CDs o DVDs, y la torre sigue vagando por casa esperando a que la tires a la basura? Pues esta misma torre, con un CD como base y la 'mitad trasera' forrada de aluminio es una herramienta excepcional para potenciar la cobertura de tu red WiFi.
  • Una sartén o una olla, no importa. Cualquiera de las dos nos sirven para, colocando la antena de nuestro router justo en el centro -pero sin tocar-, optimizar el rendimiento y la cobertura de la red inalámbrica. Pero sí, también podemos decorar la olla para que quede más vistoso.
    3Una sartén o una olla, no importa. Cualquiera de las dos nos sirven para, colocando la antena de nuestro router justo en el centro -pero sin tocar-, optimizar el rendimiento y la cobertura de la red inalámbrica. Pero sí, también podemos decorar la olla para que quede más vistoso.
  • Una lata de cerveza o refresco, recortada como aparece en la imagen y colocada sobre la antena del router, reduce las interferencias de la señal inalámbrica y permite una cobertura más amplia. No obstante, supone reducir las posibilidades de una antena 'omnidireccional'.
    4Una lata de cerveza o refresco, recortada como aparece en la imagen y colocada sobre la antena del router, reduce las interferencias de la señal inalámbrica y permite una cobertura más amplia. No obstante, supone reducir las posibilidades de una antena 'omnidireccional'.
  • De nuevo un CD como base para la antena. Y en lugar de mantener la antena que viene en el router, con clips -por ejemplo- creamos este doble rombo que utilice la base circular como reflectante de la señal. Aunque creará una WiFi de cobertura direccional, aumenta la señal de una manera notable, en cuanto a distancia.
    5De nuevo un CD como base para la antena. Y en lugar de mantener la antena que viene en el router, con clips -por ejemplo- creamos este doble rombo que utilice la base circular como reflectante de la señal. Aunque creará una WiFi de cobertura direccional, aumenta la señal de una manera notable, en cuanto a distancia.