Michel Leblanc, gestor del Lombard Odier Investment Managers

“Nos gustan Viscofan, Catalana, Dia, Meliá, Euskaltel...”

Michel Leblanc, gestor del fondo  Lombard Odier Investment Managers.
Michel Leblanc, gestor del fondo Lombard Odier Investment Managers.

Begoña Barba de Alba Madrid

Lombard Odier Investment Managers, gestora del banco suizo del mismo nombre, tiene 45.000 millones de euros en activos bajo gestión. En España comercializa 42 fondos, entre los que brillan los que invierten en pequeñas y medianas compañías bursátiles. Michel Leblanc desvela las principales claves de su éxito.

 

Pregunta. ¿Cuál es la razón para que el fondo que gestiona haya ganado en 2015 el 27%, cuando el Ibex cayó en el periodo el 7% y el índice Euro Stoxx 50 subió un 3,9%?

Respuesta. Porque 2015 fue un año en el que brilló el estilo de gestión que nosotros realizamos. En la inversión en acciones se puede apostar por compañías cíclicas o de estilo valor. A nosotros nos gusta apostar por empresas que crecen en su sector en el largo plazo, que generan beneficios y que cuentan con accionistas estables.

Viscofan es un ejemplo de nuestra filosofía de inversión. El negocio de salchichas crece entre un 1% y un 3% cada año, la empresa genera beneficios todos los años y cuenta con un accionariado comprometido. No somos inversores de corto plazo, que piensan solo en lo que la compañía va a hacer en los próximos tres meses. Nuestros clientes permanecen con nosotros 5, 7 o 10 años.

P. En 12 años únicamente han perdido en un ejercicio. ¿Qué han aprendido de los errores?

R. Aunque las rentabilidades pasadas no garantizan las futuras, nuestro fondo rinde una media anual del 11% desde hace 12 años. Solo sufrimos pérdidas en 2011 (-18,4%). No olvidaremos que el mercado es muy poderoso, cuando decide caer, no es posible hacer nada en contra, todo baja, incluso las muy buenas empresas, como sucedió en 2007 y 2008. Aprendimos a ser selectivos en la inversión y a preguntarnos si todas las compañías que teníamos en cartera las volveríamos a comprar. No conviene olvidar que en Bolsa no se puede meter dinero que se vaya a tener que necesitar en los próximos tres o seis meses. En el largo plazo, nuestros clientes obtienen una rentabilidad razonable.

P. ¿Qué cantidad de la cartera de un inversor debe corresponder a las pequeñas compañías?

R. Un inversor de Bolsa debería tener al menos entre el 20% y el 25% de la cartera en medianas compañías, ya que el 80% de las acciones que cotizan en mercados bursátiles europeos son de tamaño reducido. Solo hay 220 grandes empresas, mientras que pequeñas hay más de 1.300. Las pequeñas y medianas suponen el 30% de la capitalización bursátil.

P. ¿Qué opinión le merece la situación política en España y el problema catalán?

R. Partiendo de la premisa de que vivo en Suiza, la incertidumbre política no ayuda a la inversión en España. En Europa hay consenso al afirmar que España ha hecho grandes reformas estructurales en un corto periodo de tiempo. Hace años se habló de problemas en Italia entre el norte y el sur y ahora ya nadie lo recuerda. No soy un inversor de país sino de empresas. Para nosotros no ha sido un gran problema, hasta el momento.

P. Si encontrara una buena compañía española, ¿invertiría en ella?

R. Sí, si localizara una buena empresa, con una estrategia y un producto que nos convenciera. Somos de los fondos, de medianas y pequeñas compañías que más exposición tenemos a España.

P. ¿Por qué tienen más presencia en Francia, Alemania o Italia?

R. Francia y Alemania son grandes países con un número importante de compañías internacionales. Hace dos años apenas teníamos acciones españolas en la cartera, salvo Viscofan que lleva muchos años con nosotros. Recientemente hemos invertido en la cadena de supermercados Dia y en los hoteles Meliá. También estamos presentes en Catalana de Occidente, Euskaltel o Gamesa. En el pasado tuvimos en cartera Ebro y Técnicas Reunidas. Ebro ya no es interesante en precio y Técnicas no interesa porque el fondo está reduciendo la exposición a petróleo y gas.

P. ¿Cómo cree que va comportarse 2016? ¿Qué rendimiento se puede esperar para este ejercicio?

R. Va a ser un año de gran volatilidad, como 2015, lo que va a provocar muchas oportunidades para comprar cuando el mercado esté bajo. Si se entra en el momento correcto ya se ha hecho la mitad del trabajo, pero si, por ejemplo, el inversor aumentó la participación en abril, habrá perdido mucho dinero. No recuerdo a ningún analista estimando un rendimiento negativo para 2016, pero lo cierto es que en los primeros meses el mercado ya ha caído entre un 5% y un 10%.

“No invertimos en conglomerados”

Leblanc insiste en que “invierte solo en aquellos negocios que comprende”. Justifica la menor inversión en España frente a Italia o Francia por contar con “muchos conglomerados”. Al invertir en un holding compras la cesta completa”, afirma. Remarca que “contar con seis valores españoles en la cartera de su fondo no es una cifra nada despreciable”. “Es un buen número si se tiene en cuenta que hay acciones de 15 países”, puntualiza. Reconoce que un 5% de la rentabilidad ganada por el fondo procede de operaciones de compra, ya que el segmento mediano es el ideal en las operaciones corporativas.

Entre los valores favoritos de la cartera destaca: Wirecard, compañía alemana que organiza los medios de pago en comercio electrónico; Partner Group, fondo de capital riesgo suizo; la irlandesa Kingspan, fabricante de aislamiento; la francesa Teleperformance, dueña de los principales centros de llamada del mundo, con un negocio muy globalizado; Ingenico, fabricante francés de datáfonos; Altran, firma francesa auxiliar de la industria del motor, con una sólida base de ingenieros; Andritz, compañía austriaca que produce las turbinas de la industria del papel y de depuradoras; Autogrill, compañía italiana experta en comida rápida, con gran parte del negocio en los aeropuertos y carreteras estadounidenses; Gemalto, francesa que produce chips y software de seguridad en las transacciones financieras, y Biomerieux, compañía de equipamiento médico.