¿Por qué mi router sólo alcanza 150 Mbps, si tengo 300 megas de fibra?

¿Por qué mi router sólo alcanza 150 Mbps, si tengo 300 megas de fibra?

Hace años que se comercializan router compatibles con el estándar 802.11 ac, que ofrece una velocidad de transferencia aún superior, pero la mayoría de los que distribuyen los operadores de telecomunicaciones se mantienen en el estándar 802.11 n y funcionando según la tecnología de doble banda para las comunicaciones tipo WiFi. Esto quiere decir que pueden operar sobre las bandas de 2,4 GHz y de 5 GHz, tanto en 20 MHz como en 40 MHz sirviendo un máximo de 300 Mbps a los clientes conectados.

El problema es que estas son las especificaciones máximas, los 300 Mbps que permite alcanzar la tecnología WiFi y que, sin embargo, en ningún caso se alcanzan en condiciones reales. Sin embargo, si todo está correctamente configurado sí podríamos conseguir en torno a 200 Mbps. Muchos usuarios, sin embargo, tienen su máximo fijado en 150 Mbps, y no es sino por una 'mala configuración' del router, lo que provoca que apenas se consigan alcanzar 100 Mbps en los mejores casos.

Para exprimir el máximo de nuestra conexión de fibra óptica a través del WiFi, además de configurar correctamente las antenas y evitar los obstáculos para la señal, así como controlar la intensidad de la misma o cobertura que se presta en una zona, hay que tener en cuenta otros factores. Y entre ellos, el que nos ocupa, que es la configuración de uso del espacio radioeléctrico. De esta forma, aunque haya una 'alta saturación', el router emitirá su señal inalámbrica de la misma manera, sin dar 'saltos' en las frecuencias que utiliza y, por lo tanto, eliminando la posibilidad de que reduzca su velocidad.

Los router están configurados, por defecto, para alternar entre 20 y 40 MHz

Por defecto, este tipo de router vienen configurados para cambiar de forma automática entre 20 MHz y 40 MHz en ambas bandas, de 2,4 y 5 GHz. Esto es lo que provoca que, cuando la saturación de redes WiFi es elevada, el router opere sólo sobre los 20 MHz, lo que limita la velocidad de conexión a 150 Mbps como valor máximo. Y para solucionarlo, simplemente tenemos que acceder a la IP 192.168.1.1 y cambiar la configuración para que, de forma 'forzada', el router se mantenga operando en 2,4 y 5 GHz sobre 40 MHz.

Normas