Siemens mantiene su interés por el grupo

Iberdrola adjudica a Gamesa y Areva un pedido de 700 millones en eólica

Iberdrola adjudica a Gamesa y Areva un pedido de 700 millones en eólica

Iberdrola construirá su cuarto parque de eólica marina en la bahía de Saint-Brieuc, frente a la costa de la Bretaña francesa. Un proyecto renovable que tendrá una capacidad de 500 MW. Adwen, la sociedad conjunta al 50% de Gamesa y su socio galo Areva, suministrará los 62 aerogeneradores que equiparán al complejo renovable, que se ubicará 20 kilómetros mar adentro.

Los socios de Adwen han ganado este pedido con una propuesta de turbinas de 8 MW de potencia unitaria, las más grandes del mercado. Fuentes del sector han calculado que el contrato tiene un importe que supera los 700 millones de euros.

Más proyectos y nueva fábrica en México

En la primera semana después del anuncio de su intento de fusión con Siemens, Gamesa sigue publicitando sus operaciones comerciales. Ayer comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores un nuevo contrato en México. En esta ocasión, para el suministro de 95 turbinas de 2,1 MW de capacidad unitaria para un parque eólico terrestre en el estado de Coahuita, al norte del país azteca, que podrá generar hasta 200 MW. El grupo vasco comenzará la entrega de los aerogeneradores durante este primer semestre. Según el planteamiento inicial, los equipos entrarán en actividad a finales del ejercicio en curso.

Gamesa entró en México hace 17 años. Próximamente, reforzará su base fabril en este mercado con la implantación de una fábrica de torres junto con su proveedor Daniel Alonso. El centro estará ubicado en el estado de Tamaulipas. Estará en marcha en los últimos meses de 2016, con una capacidad anual de 500 MW.

Por otro lado, la asociación europea de eólica marina, Ewea, anunció ayer los datos de 2015. Siemens sigue como líder en Europa, donde tiene una cuota del 63,5% al cierre del pasado 31 de diciembre. El grupo danés Vestas mantiene la segunda posición, pero a mucha distancia, con un 18,5%. En esta clasificación, Adwen, la alianza de Gamesa y Areva, ocupa el cuarto puesto con un porcentaje del 5,7% del negocio en el ámbito de offshore de la UE.

Esos son los datos acumulados, porque la dinámica de 2015 refleja otra fotografía. Siemens continuó en primer lugar por capacidad instalada durante el ejercicio anterior, en concreto 1.864 MW. Pero Adwen se colocó en segundo posición como mejor operador en 2015, con 550 MW.

Hay un precedente comercial entre ambas partes en el ámbito del offshore. Iberdrola ya adjudicó a Adwen el suministro de 70 turbinas por 620 millones de euros y para el parque Wikinger, ubicado en aguas territoriales de Alemania. En aquella ocasión la potencia unitaria de los equipos alcanzaba los 5 MW, para conseguir una generación total de 350 MW, muy por debajo del volumen de 500 MW que alcanzará el futuro complejo del Departamento de Côtes d’Armor en Francia.

Mayor resistencia

Adwen instalará en Francia las turbinas de la familia AD8-180, más resistentes a los fuertes vientos de alta mar y a la presión que ejercen las olas. Areva fabricará las turbinas en su planta de Le Havre en el país galo.

En un principio, la corporación que preside Ignacio Galán había pensado en aerogeneradores de 5 MW de potencia por separado, pero la tendencia en esta industria, gracias a los avances tecnológicos y a la reducción de costes, es la de instalar las turbinas más grandes, de hasta 8 MW, para amortizar las cuantiosas inversiones que supone la eólica offshore.

El Gobierno francés adjudicó en 2012 la explotación del proyecto de la bahía de Saint-Brieuc a Iberdrola y a su socio galo Eole-Res. Ambos formaron el consorcio Alas Marinas, que finalmente triunfó en el concurso. El Ejecutivo de París valoró su apuesta por la industria y el empleo locales.

La puesta en marcha del parque eólico generará 2.000 empleos en su fase de construcción y 140 puestos de trabajo fijos durante los 30 años de su explotación. Buenas noticias para la zona de Bretaña, muy orientada al turismo y la agricultura.

El contrato de Iberdrola para Gamesa y Areva llega en medio del interés de Siemens por el grupo que preside Ignacio Martín, participado al 19,686% por la eléctrica que preside Ignacio Galán.

La multinacional germana quiere fusionar sus activos eólicos con la empresa española, para alumbrar un grupo con una facturación anual que ronda los 10.000 millones. Gamesa interesa a la corporación de Múnich por su presencia en mercados con gran recorrido como el de India, que ya le aporta más del 27% de sus ventas anuales. También está muy bien posicionada en China, donde tiene su segundo hub industrial, después de España, así como en México y Brasil.

Siemens es consciente además de los movimientos de la competencia. GE ha comprado el negocio eólico de Alstom y Acciona y Nordex se han aliado.