Alejandro Oñoro, consejero delegado de Grupo Ilunion

“El modelo empresarial de Ilunion es exportable”

Alejandro Oñoro, consejero delegado de Grupo Ilunion.
Alejandro Oñoro, consejero delegado de Grupo Ilunion.

Hace algo más de un año, la ONCE anunció la reestructuración de todas sus empresas bajo un solo paraguas: Ilunion. Alejandro Oñoro (San Sebastián, 1972) es el consejero delgado de esta compañía, que factura en torno a 750 millones de euros, y que ha cerrado en 2015 su primer año completo bajo la nueva marca. Un ejercicio que tilda de “positivo” y que ha sentado los “pilares fuertes” para que se convierta en un proyecto empresarial relevante.

Pregunta. ¿Qué conclusiones extrae del primer año bajo la marca Ilunion?

Respuesta. Hemos pasado de competir con dos grupos empresariales y 30 compañías a tener una sola. Nos ha permitido aunar grupos con culturas empresariales distintas y facilitar la gestión interna. Se trata de un proyecto con pilares fuertes para conseguir ser algo en el mundo empresarial español. Hemos empezado una nueva etapa con una apuesta firme de la ONCE por sus empresas. Debe convertirse en un complemento para la organización en busca de rentabilidad económica y social. Si todo esto lo unimos a que durante el año 2015 hemos pasado de perder a ganar y creando 1.200 empleos para personas con discapacidad es un año redondo. Hace doce meses habría firmado la mitad.

P. ¿Se ha conseguido entonces que el grupo sea rentable?

R. Sí, hemos generado un ebitda de 34 millones de euros, que duplica lo que obtuvimos hace escasos dos años y que nos esta permitiendo financiar el crecimiento y disminuir la deuda que tuvimos que era prácticamente de 100 millones mas.

P. ¿Cuáles son los principales negocios de la compañía?

R. Tenemos muchos y muy distintos. Por volumen, estamos muy presentes en servicios, especialmente en limpieza y seguridad. Tenemos además la mayor red de lavado de ropa para hoteles, en torno a 80 tiendas en hospitales por las que pasan muchas miles de personas, residencias, teleasistencia, contact center, etc. Pero en definitiva nuestros dos principales negocios son los servicios y los hoteles.

P. ¿Y en hoteles qué funcionamiento están teniendo en pleno crecimiento del turismo en España?

R. Lo hemos notado mucho. Este es un proyecto que pusimos en marcha hace 25 años, con más corazón que cabeza y crecimos muy rápido pero nos ha costado ponerlo en número. Por primera vez en la historia los hoteles cerraron en positivo en 2015. Hemos abierto siete hoteles en los dos últimos años, tres nos los han reconocido como Centros Especiales de Empleo y todos los establecimientos están habilitados en accesibilidad.En 2011 y 2012 perdimos mucho pero hemos conseguido reorientarla para crear algo distinto. Yo creo que estamos construyendo una cadena distinta, con alma. Antes teníamos metas cortas, hoy no descarto que demos algún salto fuera, igual que estamos haciendo con el resto de lo que es Ilunion.

P. ¿Es entonces un modelo exportable?

R. Absolutamente. Creemos en Ilunion como un proyecto empresarial rentable y sostenible en el tiempo. Vamos a empezar a dar pasos prudentes y sólidos pero con vistas a que dentro de tres años o de cinco, cuando tengamos una nueva crisis en España que la tendremos, que nuestro peso entre lo de España y fuera sea distinto.

P. ¿En qué mercados se fijan?

R. Ya vendemos fuera con varias de nuestras empresas. Hemos elegido Colombia para abrir una primera delegación el año pasado y para invertir y poder exportar gran parte de lo que tenemos en este momento. Nos planteamos repetir este proceso en Perú, en Chile, o en Estados Unidos, pero vamos ir dando pasos con un equilibrio entre las inversiones que hagamos en España y las que hagamos fuera.

P. ¿Se plantean entrar en nuevos negocios?

R. Estamos analizándolo constantemente. Tenemos un área dedicada a esto, pero yo soy de los que piensa que aunque haya que ver si surgen oportunidades, somo ya un grupo con 50 líneas de negocio. Si conseguimos optimizar muy bien lo que tenemos podremos convertirnos en un gran grupo empresarial en España.

P. ¿Se perdió el foco social del grupo en el pasado?

R. Ahora sabemos dónde tenemos que estar y dónde no. Una de las corporaciones que teníamos estaba presente en sectores que no consideramos de futuro y hemos decidido hacer una desinversión ordenada, como es el caso del inmobiliario. Este sector no crea empleo y puede servir para crecer muy rápido en momentos de bonanza, pero no generamos puestos de trabajo comprando suelo y vendiéndolo. En el pasado sí se decidió tenerlo como una rama más pero en Ilunion ya no cabe. Seguimos teniendo esa empresa pero con una decisión muy clara de salir del sector. Hemos provisionado todos los suelos y los tenemos a precios de mercado actual. Los tenemos sin deuda y los iremos vendiendo de forma ordenada para reinvertir en crear empleo. No caben las empresas ni que ganan mucho y que no generan empleo ni que generan empleo y pierden.