La ingeniería española viaja con éxito

Las megaobras de las constructoras españolas en el exterior necesitan de ingenierías, fabricantes de materiales, empresas tecnológicas…, un gran número de acompañantes sin los cuales no podrían llevarse a cabo.

Metro de Nueva Delhi, cuyos convoyes han sido suministrados por CAF. Abajo, centro de control de túneles de Indra.
Metro de Nueva Delhi, cuyos convoyes han sido suministrados por CAF. Abajo, centro de control de túneles de Indra.

Las empresas españolas de la industria auxiliar de la construcción, como los fabricantes de materiales y las ingenierías, viven una época dorada de concesiones en el extranjero a rebufo de los grandes contratos que están ganando las constructoras. El AVE La Meca-Medina, con Indra y Cobra, entre otros, y la refinería de Técnicas Reunidas para Lukoil en Rusia son algunos de sus proyectos estrella. Y es que todas las grandes construcciones requieren la participación de industrias auxiliares para acometer las obras.

La patronal de fabricantes de cemento y otros productos de construcción, Cepco, señala que las exportaciones crecieron un 7,2% en los 10 primeros meses de 2015, hasta los 18.075 millones de euros. Hasta noviembre, los contratos conseguidos por las constructoras nacionales alcanzaron los 42.000 millones, según el Ministerio de Fomento. Además de los AVE de Oriente Próximo, los proyectos de metro y autopistas en Latinoamérica son los mercados más potentes para su sector, explica Cepco.

Las ingenierías, que suponen entre el 2% y el 4% de los proyectos de construcción, facturaron en el exterior unos 2.500 millones de euros, con datos de la patronal Tecniberia. Principalmente la ingeniería industrial y energética (49,5%), la civil (23,8%), edificación y urbanismo (16,5%), medioambiental (8,5%) y servicios tecnológicos (1,66%).

En el consorcio hispano-saudí Al Shoula, adjudicatario de la línea La Meca-Medina, la consultora y tecnológica Indra es responsable de implantar los sistemas de gestión del tráfico ferroviario, telecomunicaciones y ticketing para el equipamiento, gestión y mantenimiento de la línea durante 12 años. También participan en el proyecto Consultrans e Ineco, Cobra (que instala los sistemas de electrificación) y Talgo (fabricante del material rodante), entre otras.

Indra está presente asimismo en la ampliación del canal de Panamá, donde implantará un sistema de control de acceso y seguridad, un sistema de detección de buques, la tecnología de comunicaciones, los sistemas de detección y extinción de incendios, megafonía, evacuación y un sistema de sensores ambientales para el tercer juego de esclusas del canal.

  • Dificultades

“Todos los países tienen sus dificultades”, explica Manuel Moreu, presidente del Instituto de la Ingeniería de España. En unos casos es la normativa y, en otros, la falta de ella: en países como Australia, Canadá y EE UU hay que adaptarse a su regulación, distinta de la europea; mientras que en los africanos, “con un potencial fantástico”, hay que cumplir los requisitos de quien gestiona el proyecto”. En Latinoamérica, señala Moreu, Brasil ha caído en cuanto a contrataciones, y ahora sobresalen “Chile, Colombia y Perú, en menor medida”.

Entre los principales proyectos en los que se encuentran involucradas las ingenierías españolas figura el que se ha adjudicado Técnicas Reunidas para una refinería en Volgogrado (Rusia) para la empresa Lukoil, por unos 1.000 millones de euros. También en Turquía, en consorcio con empresas locales, Técnicas Reunidas desarrolla un proyecto similar para Socar Turkey Aegan Refinery, con un presupuesto de unos 3.200 millones de euros, de los cuales unos 1.000 corresponden a la empresa española.

Sener lleva a cabo actuaciones energéticas desde Sudáfrica a Bélgica, pasando por México o las plantas solares Nooro en Marruecos. Dentro de los proyectos de transporte, figura el metro de Riad (Arabia Saudí); y elabora el Plan Director Metroviario de la región metropolitana de Río de Janeiro con vistas a los Juegos Olímpicos brasileños de este verano.

Intecsa se ha hecho en Arabia Saudí con el proyecto Umm Wual para el desarrollo de un almacén que hará de depósito aduanero público, y planificará la red de infraestructuras que potencie la conectividad de esa instalación. Cuenta con un presupuesto de 230 millones de euros.

Typsa se ha adjudicado un contrato por 60 millones para el diseño de un tramo de 11 kilómetros de la línea de metro Kungsträdgården a Nacka y Gullmarsplan en Estocolmo, que se espera que esté operativa en 2025.

Juan Lema, presidente de Tecniberia, cree que en 2016, si bien esperan “que se mantenga el buen tono en los mercados exteriores”, deben “seguir avanzando en el proceso de internacionalización, centrándonos sobre todo en países con un adecuado nivel de seguridad jurídica y en aquellos en donde el apoyo de nuestro Gobierno y diplomacia pueda ser mayor”.

  • Ganar tamaño

Manuel Moreu cree que la ingeniería española, “después de mirarse el ombligo, ha sabido reconvertirse” y salir al exterior. “Para ganar contratos fuera hace falta que las empresas tengan una masa crítica, un cierto volumen. Quizás haga falta que las grandes asimilen a otras pequeñas”.

Además de la línea La Meca-Medina, Talgo acaba de obtener un proyecto en Uzbekistán por 38 millones de euros para dos trenes de alta velocidad T-250 por parte de Uzbekiston Temir Yollari. CAF, por su parte, suministrará 20 trenes al metro de Medellín (Colombia) por 89 millones de euros. La francesa Alstom, que tiene una planta de fabricación en Barcelona, acaba de adjudicarse un contrato de 1.362 coches de doble piso para los ferrocarriles belgas.

Internacionalización de arquitectos

Los arquitectos viven la misma expansión que sus compatriotas ingenieros. Jordi Ludevid, presidente del Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España, indica que hay “una cierta continuidad” de la presencia de despachos españoles en el exterior. “Europa y Sudamérica son los principales mercados, pero Asia está cada vez más presente”.

Así, el estudio Gonzalez Hinz Zabala (Addenda Architects) se encargará de construir el nuevo museo de la Bauhaus en la ciudad de Dessau, en el este de Alemania; Arenas Basabe Palacios reformará la fábrica Kristall en Moscú (Rusia); en Marruecos, el estudio de Tomás Llavador es el adjudicatario del nuevo Acuario de Casablanca, y en Estados Unidos, Aranguren & Gallegos Arquitectos han sido escogidos para diseñar el nuevo edificio del Instituto de Arte Contemporáneo de Miami.

En China, Ingenor, en colaboración con EMBT, ha diseñado el nuevo parque temático “europeo y chino” de Hainan, una isla al sur del país; Rafael de La Hoz, en asociación con el Instituto de Tecnología de Harbin, ha ganado una competición de diseño que incluye cinco museos y un centro deportivo en Meishan. Por último, Nieto Sobejano diseñará el Museo de Ciencia de Guangzhou.

Metro de Nueva Delhi, cuyos convoyes han sido suministrados por CAF. Abajo, centro de control de túneles de Indra.