La falta de activos de calidad favorece las nuevas construcciones

La escasez de activos de calidad impulsa la promoción inmobiliaria

Madrid (4º) y Barcelona (12º) entre las ciudades con mejores perspectivas para invertir

La escasez de activos de calidad impulsa la promoción inmobiliaria

La abundancia de capital y la escasez de activos de calidad impulsarán en 2016 la promoción inmobiliaria y la inversión en sectores alternativos a los tradicionales. Esta es la conclusión del informe Tendencias en el mercado inmobiliario en Europa 2016, elaborado por PwC a partir de 550 entrevistas con los principales actores del sector.

El capital continuará entrando con fuerza en el mercado, gracias al escenario sostenido de bajos tipos de interés en Europa -y al consiguiente mayor atractivo de la inversión inmobiliaria respecto a la baja rentabilidad de la renta fija y a la volatilidad de los mercados-. Asia y América serán de donde vengan los principales flujos de dinero más allá de la UE.

Los activos de mayor calidad, sin embargo, seguirán escaseando, y aquellos disponibles estarán sobre valorados en casi todos los mercados europeos. En este contexto, la promoción inmobiliario es mejor alternativa para adquirir activos de calidad con buenas expectativas de rentabilidad.
El empuje de la promoción inmobiliaria se verá acompañada por un mayor protagonismo de otros de sectores -más allá de los comerciales y de oficinas-, como son el sanitario, el hotelero, los alojamientos para estudiantes, los data centers o el logístico.

El documento recoge el optimismo de los fondos, inversores institucionales, inmobiliarias y bancos, aunque en menor medida que el año pasado. Estas expectativas son especialmente favorables los países del Sur de Europa, incluyendo España. La financiación ha desaparecido por completo de la lista de desvelos de la industria.

Como cada año, el informe analiza las principales ciudades europeas y las clasifica por sus perspectivas de inversión y desarrollo. Madrid y Barcelona sacan nota. La capital de España se mantiene en cuarta posición entre las más atractivas, detrás de Berlín, Hamburgo y Dublín. Entre octubre de 2014 y septiembre de 2015, Madrid había movilizado 5.000 millones de euros, situándose como el quinto mercado más activo de Europa. Barcelona asciende un puesto -del trece al doce-.

Normas