¿Son atractivos los valores financieros europeos ahora mismo?