CaixaBank, bronce en préstamos

Más competencia entre entidades

D. Rico, C. Arzac, P. Duque, A. Monedero, H. Murano, J. Fernández, J. Losa, E. Tubio, I. Badiola, C. Mazarío, C. de Parias, J. Ricote, S. García, J. L. Mora, G. Ribas, J. Fariña, M. J. Bosser, F. Arce, J. Latorre y G.Martín-Borregón. .
D. Rico, C. Arzac, P. Duque, A. Monedero, H. Murano, J. Fernández, J. Losa, E. Tubio, I. Badiola, C. Mazarío, C. de Parias, J. Ricote, S. García, J. L. Mora, G. Ribas, J. Fariña, M. J. Bosser, F. Arce, J. Latorre y G.Martín-Borregón. .

CaixaBank, que se ha consolidado en la tercera posición entre los líderes en préstamos en 2015, destaca su elevada solvencia, su fuerte posición de liquidez y una estructura de financiación estable, “que ha supuesto mantener una calificación crediticia dentro del grado de inversión durante la crisis y seguir prestando servicio efectivo y estable a nuestros clientes”.

La entidad mantiene su estrategia de apoyar a sus clientes en otros países, desarrollando, además, iniciativas de colaboración en el mercado de préstamos con los socios bancarios que posee en el exterior, entre otros.

En el balance del año, destacan que durante la primera parte del 2015 hubo una elevada actividad en primario donde las rentabilidades continuaron la tendencia a la baja de los tipos y diferenciales vista en los ejercicios anteriores, marcando mínimos anuales. Así, el bono alemán a 10 años marcó mínimos históricos de +0,07% y el Tesoro español a 10 años 1,14% en marzo.

Posteriormente con las ventas de Tesoros por fondos soberanos y la crisis griega con un acuerdo in extremis, la actividad en primario continuó centrándose en las “ventanas” de emisión disponibles, y evitó los periodos de volatilidad, provocados por ejemplo, por el temor al “despegue” de tipos en EE UU en junio, la desaceleración China a finales de agosto y las fuertes caídas del petróleo y materias primas desde septiembre hasta finales de este año.

Para 2016, los responsables de préstamos prevén que el mercado continuará gozando de abundante liquidez, lo que supondrá una mayor competencia entre entidades y apetito asegurador por parte de las mismas.

En términos de costes, aunque la mayor parte de refinanciaciones se han llevado a cabo ya mejorando precios y extendiendo plazo, “es posible que este año veamos algunas refinanciaciones de este tipo en el segmento cross-over [compañías en banda baja del rating]”. Para nuevas financiaciones, señala el banco, las condiciones de las mismas en cuanto a precio y plazo vendrán determinadas por factores como la calidad crediticia del activo y su sector, el tamaño de la operación, la variabilidad en los mercados, etc., así como los criterios de las entidades en función del marco regulatorio, “aunque la tendencia en el último año ha sido de mayor flexibilidad por parte de las entidades”. Las perspectivas, tanto a nivel nacional como internacional, “siguen centradas en las posibles operaciones de adquisición corporativa y/o apalancada, tanto en el segmento de grandes compañías como entre las medianas”.

A nivel nacional, habrá una mayor actividad en el sector inmobiliario, fruto del apetito inversor internacional, e incremento en adquisición de activos en los sectores de energías renovables o infraestructuras, finaliza CaixaBank.

Estimamos para 2016 una emisión bruta en euro estable o ligeramente superior a la del 2015, si bien el resultado final se verá muy influenciado por la relevancia del M&A que tenga lugar y de los emisores no en euros, que emitan en esta moneda atraídos por sus bajos tipos de interés.

En el mercado en euros esperamos un aumento de la emisión de financieros, también de Soberanos, y un mantenimiento o ligera reducción de corporativos, finalizando el ciclo de desapalancamiento de los últimos años y a pesar del aumento de la participación de emisores de fuera de la zona euro.