Dudas internas y externas

Dónde invertir en época de incertidumbre política y económica

Dónde invertir en época de incertidumbre política y económica

Arrancamos un difícil 2016 para la inversión, pero difícil no tiene que ser sinónimo de malo, si no de complicado por la incertidumbre existente, especialmente global pero también local. El primer punto es el más importante por el impacto ante un mundo tan interconectado. En general nos encontramos con una situación de mayor debilidad de crecimiento con problemas más serios en Asia e Iberoamérica. Todo ello, se acrecienta con la situación del petróleo, con unos precios muy bajos, que aunque aventurados por algunos analistas, están creando una espiral causa-efecto de difícil pronóstico. Hunde económicamente a los países exportadores y muestra la debilidad de los principales demandantes de materias primas.

A pesar de esta coyuntura, Estados Unidos decidió subir tipos de interés por primera vez en más de 8 años y con ello fortalecer el dólar. De hecho, una de las grandes incógnitas será saber cuál será el comportamiento del dólar, ya que ni Europa ni Japón están en la misma coyuntura de subir tipos de interés.

En clave nacional, agravamos la incertidumbre con un panorama político incierto, en el cuál la conjetura que más se maneja es la repetición de las Elecciones Generales. Esta hipótesis es mala, pero se puede asumir una cierta inestabilidad en el corto plazo si se consigue una estabilidad en el largo. La bolsa y las inversiones en general si reaccionarían con más virulencia si después de una repetición electoral no hubiera salida. Todo ello hace pensar que 2016 será complicado, lo más probable que nos encontremos con un mercado bajista en general con algún momento de subida.

¿Dónde invertir?

A diferencia de otros años, nos encontramos con una coyuntura bajista en general en todos los mercados. Ni Europa, ni Estados Unidos, ni Japón ni tampoco los países emergentes ofrecen un potencial de subida claro. Esto no significa que se tenga que abandonar la renta variable, ya que la estrategia siempre en bolsa y fondos de inversión debe tener una perspectiva a medio o largo plazo.

Si tienes inversiones, cuidado con las ventas anticipadas. Por supuesto, si tienes beneficios, necesitas vender o quieres aprovechar para compensar pérdidas puedes hacerlo, pero nunca llevado por el miedo o el pánico. Las semanas e incluso jornadas con cambios de tendencia y subidas y bajadas serán más normales este año que en el anterior y con ello, lo más recomendable es el análisis de oportunidades y la calma. Entre los valores, la mayoría de los analistas apuestan más, por disminuir el riesgo nacional, por países con mayor estabilidad como es el caso de Francia o Alemania.

No abandonar tanto las posiciones en bolsa, aunque sea temporalmente, tiene también otro motivo, la escasa rentabilidad de valores refugios como la renta fija, en muchos casos y en activos a corto plazo (como ocurre con las Letras del Tesoro) con rentabilidades negativas. Si optamos por Deuda a mayor plazo habrá que tener especial atención a subidas puntuales de la prima de riesgo.

También es difícil optar por una clara posición en divisas. El euro ha repuntado con el dólar ligeramente y para algunos analistas es buena opción para posicionarse ante una nueva bajada. Pero no deja de ser una estrategia arriesgada, más para el pequeño consumidor.