Recomendaciones de las mejores gestoras de 2015

10 superfondos de inversión para aguantar el chaparrón

Los productos más adecuados para que el inversor pueda sortear la tormenta bursátil

Predominan los fondos mixtos y la excelencia en la gestión

10 superfondos de inversión para aguantar el chaparrón

Las mejores gestoras de fondos de España han seleccionado los productos más apropiados para el actual entorno de máxima volatilidad en los mercados financieros. La firma Morningstar ha evaluado el desempeño de los especialistas en la gestión de activos al cierre de 2015, obteniendo su particular Liga de las Estrellas.

Entre las gestoras grandes aparecen Aviva, Mutuactivas y Bankinter entre las que se han destacado de sus competidores. Entre las medianas, Gesconsult, Gestifonsa (de Banco Caminos) o Mediolanum también han tenido un buen comportamiento. Sus equipos de gestión han escogido los fondos idóneos para capear el temporal y conseguir algo de rentabilidad en un entorno tan complicado como el que ha quedado dibujado a comienzos de este año.

1. Aviva Fonvalor: apuesta por la flexibilidad 

Año tras año, el equipo de gestión de Aviva en España demuestra que es capaz de lidiar en cualquier entorno de mercado y acabar situando sus fondos entre los mejores del mercado. El máximo responsable de la gestora, José Caturla, considera que uno de los productos que mejor puede funcionar en los próximos meses es Aviva Fonvalor, un fondo mixto de carácter moderado, y que cuenta con el reconocimiento de cinco estrellas Morningstar.

“Con la volatilidad existente en los mercados, es importante que un gestor global pueda aprovechar las diferentes oportunidades que surgen en los diferentes tipos de activos . En nuestra opinión, en las circunstancias actuales de mercado, un fondo que puede ofrecer un resultado muy positivo es Fonvalor, ya que debido a la flexibilidad de su política de inversión, el fondo está diseñado para poder aprovechar las mejores oportunidades en diferentes activos de mercado, tanto en renta fija con grado de inversión, ‘high yield’ y en renta variable”, explica el directivo.

Este producto, supervisado por Caturla desde hace 15 años, ha logrado unos niveles de rentabilidad muy atractivos en los últimos ejercicios. Su rendimiento anual medio desde 2005 ha sido del 4,24% (si se analizan los tres últimos años, el rendimiento medio anual es del 9,89%).

El fondo tiene un importante sesgo hacia renta variable europea, que ha sufrido mucho en los arranques de 2016 (en lo que va de año se deja un 6,62%). “El déficit de información veraz de China y la sobrerreacción del precio del petróleo han causado mucha inquietud en los mercados”, apunta Caturla, quien descarta que se cumplan las previsiones de los agoreros sobre la renta variable. El gestor siempre recuerda una frase sobre sus fondos: “cuando llueve, nos mojamos como todo el mundo, pero somos capaces de secarnos antes que el resto”.


2. Mutuactivos buscará valor en bonos de banca

Mtuactivos, la gestora de fondos del grupo Mutua Madrileña, ocupa la segunda posición entre las firmas mejor clasificadas en la Liga de las Estrellas elaborada por Morningstar. Esta tabla de clasificación es realizada en base a criterios objetivos, y por comparación con el desempeño obtenidos por los fondos de todas las gestoras españolas. El primer puesto lo ocupa Aviva Gestión entre las grandes, y Gesconsult, para las medianas.

El equipo de gestores de Mutuactivos considera que Mutuafondo Bonos Financieros puede ser una buena alternativa en este contexto de desplome de las Bolsas mundiales. “Se trata de un fondo de renta fija a largo plazo que invierte principalmente en deuda corporativa europea del sector financiero”, apuntan desde la entidad. El horizonte de inversión recomendado para invertir en el producto se sitúa entre los tres y los cinco años. “En la gestora seguimos viendo valor en la deuda corporativa del sector financiero para 2016, en particular, en la emitida por las entidades financieras españolas. Por mercados, las principales posiciones del fondo están invertidas en deuda financiera española, de Reino Unido, Países Bajos y Francia”.

Desde su lanzamiento, en 2010, el fondo acumula una rentabilidad del 27%, lo que equivale a un rendimiento anual de entorno al 3,77%. 

En el ámbito de la renta variable, destacan su producto Mutuafondo Crecimiento. “Es un fondo especializado en la gestión del riesgo: la pérdida máxima anual del fondo está fijada en el 15% anual. Actualmente, el fondo invierte en torno al 65% de su cartera en renta variable, con un gran peso en valores europeos de sectores cíclicos, en combinación con otros más defensivos, como el de telecomunicaciones”.


3. Imantia Capital y la gestión dinámica

I mantia Capital es el nombre que ha escogido la antigua Ahorro Corporación Gestión para su nueva andadura (integrada ahora en el grupo Abanca). Esta firma se ha situado siempre entre las mejores gestoras españoles y, de acuerdo con el último ranking elaborado por Morningstar, ocupa la tercera posición en cuanto a su desempeño. “La idea principal para 2016 es buscar fondos flexibles, que hayan reducido su exposición al riesgo en estos momentos de caída y que, a su vez, permitan capturar posibles repuntes de la renta variable al calor de una estabilización del precio del petróleo o de una mejor percepción del crecimiento de la economía mundial (marcado por China)”, explican desde la firma.

En este sentido, recomiendan Imantia Gestión Global Dinámico e Imantia Inversión Selectiva Flexible. Se trata en ambos casos de productos mixtos, con una cartera global y potencial de capturar un rebote en Bolsas, con la diferencia de que el primero invierte a través de fondos de terceros y el segundo, lo hace directamente en activos”.

Imantia Gestión Global Dinámico ha logrado un rendimiento medio anual del 2,9% durante los tres últimos ejercicios, logrando esquivar algunos de los momentos más delicados de los mercados de renta variable. En la actualidad está posicionado en fondos como el Nordea 1 European High Yield, el fondo Gamco Merger Arbitrage (especializado en buscar compañías que van a participar en fusiones) y el fondo de renta fija a corto plazo Imantia Fondepósito.

En lo que va de año, el fondo ha registrado una leve caída del 1,94%, frente a las correcciones superiores al 8% de la mayoría de los mercados de renta variable.
 

4. Gesconsult, por la gestión activa

Gesconsult es una de las gestoras de tamaño medio que mejor rendimiento está ofreciendo en los últimos años, una estrella emergente en el panorama de la gestión de activos. Alfonso de Gregorio, su director de gestión, considera que en entorno actual “es fundamental que el gestor pueda tener cierto grado de libertad y que la experiencia demuestre que es capaz de aprovechar esa libertad de movimientos para moverse dentro de los diferentes activos y buscar las oportunidades donde haya más valor para el participe siempre teniendo muy controlados los riesgos”.

El fondo que recomiendan para este momento tan delicado del mercado es Gesconsult León Valores Mixto Flexible. Se trata de un fondo mixto de renta variable que invierte entre un 30% y un 75% en renta variable y que permite adaptarse a las mejores condiciones del mercado. Su cartera se centra en activos españoles pero no excluye la inversión en activos europeos cuando el entorno lo requiere. Por tanto, la exposición en renta variable depende de las perspectivas económicas y de mercado del el equipo, pudiendo destinar el porcentaje restante a renta fija.

El objetivo principal del fondo es aprovechar las subidas del mercado y preservar el patrimonio en las bajadas, optimizando la rentabilidad sin asumir excesivos riesgos. La gestión se dirige al medio plazo, intentando separar su evolución de los vaivenes provocados por los movimientos del mercado. Su rentabilidad anual media en los últimos tres ejercicios ha sido del 5,56%

“En estos entornos complejos es cuando un gestor demuestra su valía. Creemos firmemente que la clave del éxito es mantener un enfoque de inversión a largo plazo, gestionar activamente las carteras y ser flexibles para sacar el máximo provecho de cada escenario”, explica de Gregorio.
Para inversores más conservadores, que antepongan la preservación del capital a la rentabilidad, proponen desde la gestora el fondo Gesconsult Corto Plazo. El año pasado, a pesar de que los tipos de la deuda de baja duración rozó el 0%, el producto logró rentar un 1,6%, y mantiene cinco estrellas Morningstar.


5. Bankinter y su fondo mixto de renta fija

El gran dilema para los inversores en este arranque de año es que no hay ningún activo que, a priori, parezca que tiene buenas perspectivas de revalorización para el conjunto del ejercicio. Las Bolsas están en caída libre, y pocos se arriesgan a especular sobre dónde encontrarán su suelo, mientras que la rentabilidad que ofrecen los bonos es muy escasa.

En este contexto, desde Bankinter Gestión de activos, situada como la tercera mejor gestora española en la Liga de las Estrellas de Morningstar, consideran que un producto que puede registrar un buen comportamiento es el fondo Bankinter Mixto Renta Fija. Se trata de un fondo que tiene un máximo de inversión en renta variable europea del 30%, “aunque ahora está en el entorno del 22%”, apuntan desde la gestora. El resto de su patrimonio está invertido en activos de renta fija de duraciones medias y bajas, con poco riesgo de crédito.

“Es un fondo relativamente conservador, con una rentabilidad histórica muy buena en los últimos años”, explican.

En los últimos cinco ejercicio, el retorno medio anualizado de este producto ha sido del 4,21%, una rentabilidad notable teniendo en cuenta el bajo nivel de riesgo que asume el partícipe.

Su gestora, Manuela Fernández, tiene cierta libertad para apostar por valores de países no europeos, pero sí miembros de la OCDE (Japón, EE UU, Suiza). Actualmente tiene en cartera emisiones de deuda del Gobierno español, así como de Telefónica o Gas Natural.

La flexibilidad en la gestión del fondo también le permite salir del mercado en los momentos más delicados y posicionarse en efectivo. De acuerdo con las últimas cifras reportadas a Morningstar, el 44% del patrimonio del fondo estaba en liquidez. Esta estrategia le ha permitido evitar en buena medida el descalabro de los mercados que empezó en diciembre del año pasado. Así, en los últimos tres meses se ha dejado solo un 2,74%, frente a la caída de los índices bursátiles, que en este periodo se dejan más de un 10%.


6. Bestinver: excelencia en la gestión

Bestinver es una de las gestoras que, año tras año, siempre logra situarse entre las que han conseguido un mejor desempeño para sus productos. En la última clasificación de la Liga de las Estrellas de Morningstar aparece situada en quinta posición, logrando una puntuación de 4 (lo que implica que la mayoría de sus fondos está entre el 20% de los mejores de su categoría).

Sus dos principales apuestas para 2016 son Bestifond, su emblemático fondo de renta variable, y Bestinver Mixto Internacional.

El primero de los dos productos sería el más adeucado para aquellos inversores que consideran que la renta variable es el activo que mejores retornos genera a largo plazo y que, además, no tienen problemas porque el producto tenga fases de pérdidas.

“Los fondos de Bolsa requieren paciencia, especialmente en contextos convulsos en los mercados financieros como el actual, pero hay que recordar que desde Bestinfond se creó en 1993 ha generado una rentabilidad anualizada de más del 15,6%”, explican desde la gestora presidida por Beltrán de la Lastra.

Bestifond tiene “la ponderación óptima a juicio de nuestros gestores de valores ibéricos e internacionales, y es el fondo de renta variable más diversificado de Bestinver”. Durante el pasado ejercicio, Bestifond obtuvo un rendimiento del 12,5%. El producto está centrado en valores europeos, pero las compañías en cartera tienen vocación y exposición global en sus negocios.

Desde la gestora consideran que, a pesar las turbulencias de las últimas semanas, las expectativas de beneficios empresariales en Europa son positivas, lo que contribuye al atractivo de la renta variable de la región.

La segunda alternativa propuesta desde la gestora propiedad del grupo Acciona es Bestinver Mixto Internacional. Se trata de un producto más adecuado para aquellos inversores que tienen un perfil más conservador pero que no deseen renunciar a la rentabilidad. El fondo combina aproximadamente un 70% de renta variable internacional (centrada en compañías europeas con vocación global) y un 30% de renta fija, y su tasa de retorno anual a tres años es de casi un 11%.

El fondo cuenta con cinco estrellas Morningstar y el año pasado cerró con una revalorización del 8,5%.


7. Gestinfonsa, un talento por descubrir

Gestifonsa es la gestora de fondos de inversión y los planes de pensiones de Banco Caminos. La entidad financiera surgió como la cooperativa de crédito ligada al Colegio de Ingenieros de Caminos, pero ha ido abriéndose a nuevos clientes. Su división de gestión de activos ha ido ganando protagonismo en los últimos años, y en la última clasificación de la Liga de las Estrellas de las gestoras elaborada por Morningstar, ha logrado situarse entre las mejores firmas de tamaño mediano.

El producto elegido por Gestifonsa para capear el temporal es RV 30 Fond. Se trata de un fondo mixto conservador con una exposición de un 70% en renta fija (realizando apuestas principalmente en deuda española y bancos europeos), y un tope de inversión del 30% en renta variable.

El fondo gestionado por Fernando G. de la Serrana desde 2002 ha obtenido un rendimiento medio anual del 3,87% en los cinco últimos ejercicios y cuenta con cuatro estrellas Morningstar.

“Aunque no somos capaces de predecir cuándo acabara este escenario de alta volatilidad y baja visibilidad en el corto plazo, nuestra visión a largo plazo para la renta variable sigue siendo positiva por varios motivos. En general, la situación financiera de las empresas en la actualidad es mucho mejor que en 2007, a comienzos de la crisis. Además, la expectativa de resultados empresariales para 2016 es positiva y se espera que sea mejor en Europa que en el resto de economías”.

También consideran que después de pasar los momentos de máxima volatilidad en las Bolsas, los inversores volverán a encontrarse con que en renta fija a penas hay posibilidades de retorno, por lo que volverán los flujos positivos de fondos a la renta variable.

Para inversores aún más conservadores, desde Gestifonsa proponen Dinfondo que tiene una exposición a renta fija del 90% y un máximo del 10% en renta variable. El equipo gestor realiza una gestión activa y varía su exposición en renta variable en función de sus expectativas de mercado.


8. Mediolanum y la gestión a largo plazo en Bolsa

Mediolanum Gestión, la filial de gestión de activos del italiano Banco Mediolanum en España, administra fondos de inversión por un 250 millones de euros, y su buen hacer le ha situado entre las mejores gestoras españolas de tamaño medio. Desde la firma explican que su principal recomendación es “una inversión ampliamente diversificada a través de fondos de inversión, adaptada al perfil del ahorrador y al horizonte temporal de su inversión”.

Dentro de esta estrategia, el fondo que consideran más adecuado para el entorno actual es el fondo mixto Mediolanum Crecimiento. Este producto cuenta con cuatro estrellas Morningstar y ha logrado una rentabilidad media anual del 4,88% durante los tres últimos ejercicios. Se trata de un fondo flexible, cuya exposición a renta variable oscila entre el 30% y el 75%. Su objetivo es acceder a las rentabilidades del mercado de la renta variable y dotar a la cartera de la garantía de estabilidad propia de la renta fija, minimizando así los riesgos. En 2015 cerró con una rentabilidad del 4,61%.

Para inversores más decididos la gestora cuenta con Mediolanum Europa, un fondo de Bolsa que logró una revalorización del 7,8% el pasado ejercicio.

“El momento actual de los mercados es una gran oportunidad para el inversor a largo plazo, que se puede beneficiar por un lado de los precios actuales y por otro del potencial de revalorización de la renta variable a largo plazo”, apuntan desde la entidad.


9. CaixaBank y el buen hacer de la gestión total

Entre las grandes gestoras españolas, CaxiaBank Asset Management es la que ocupa una mejor posición en la clasificación que elabora Morninstar, utilizando la evolución relativa de todos sus fondos. La nota de 3,9, implica que tres cuartas partes de su patrimonio gestionado en fondos de inversión ha logrado batir a los fondos comparables en cada categoría, todo un éxito si se tiene en cuenta que es la mayor gestora española, con 38.000 millones de euros bajo gestión.

Uno de los productos que mejor desempeño ha tenido en los últimos trimestres es Foncaixa Gestión Total. Se trata de un fondo de fondos que tiene un importante grado de libertad para seleccionar la tipología de activos en que quiere estar invertido.

El rendimiento medio anual obtenido durante los últimos cinco ejercicios ha sido del 6,13%, con un nivel de volatilidad limitado. La firma Morningstar ha reconocido la labor del equipo gestor con una calificación cinco estrellas.

De acuerdo con los últimos datos ofrecidos por la gestora, Foncaixa Gestión Total estaba invertido en un 72% en acciones y un 22% en bonos.

Para inversores que estén dispuesto a seguir apostando por la Bolsa, CaixaBank dispone de un fondo que ha tenido un excelente resultado en los últimos ejercicios, el Foncaixa Bolsa Dividendo Europa Premium. Gestionado por Julio Rada Pelegrí, este producto ha conseguido un rendimiento anual medio del 9,67% durante los tres últimos años invirtiendo en compañías y sectores con alta rentabilidad por dividendo. Entre sus mayores posiciones estaban Société Générale, el grupo ING y la teleco británica BT. El pasado ejercicio logró un rendimiento del 11,2% y cuenta con la distinción de cinco estrellas Morningstar.

Desde la gestora de CaixaBank consideran que para el presente ejercicio los fondos mixtos va a ser la categoría de productos que más demanda va a tener por parte de los clientes, junto con los fondos de fondos y los especializados en asignación de activos (asset allocation).


10. Ibercaja, una trayectoria contrastada

Ibercaja ha sido una de las gestoras españolas que ha tenido mejor evolución durante el pasado ejercicio. En 12 meses registró un crecmiento de casi 2.000 millones de euros en suscripciones netas, lo que la sitúa entre las tres gestoras nacionales con mayor crecimiento con un aumento del patrimonio en el año superior al 30%. Este avance la ha consolidado como la octava gestora del panorama nacional.

Buena parte de este éxito se debe al talento gestor de la firma. En la clasificiación elaborada por Morningstar, Ibercaja Gestión aparece en novena posición y en el sector es un secreto a voces que la entidad zaragoza es la cantera de algunos de los mejores talentos.

Uno de sus fondos más destacados, ideal para los inversores más conservadores, es el Ibercaja Oportunidad Renta Fija, que ha sido galardonada con cinco estrellas Morningstar. Su rendimiento medio anual en los últimos cinco ejercicios ha sido del 4,3%, aunque las perspectivas para 2016 son mucho más modestas. Su gran valor es que ha conseguido batir sistemáticamente a los índices con los que se compara y a los fondos que compiten en la misma familia. En los últimos seis meses han conseguido un rendimiento del 0,96% a pesar del escaso margen de maniobra que tienen los fondos de renta fija. Otro de sus fondos destacados en la inversión más conservadora es el Ibercaja Futuro.

Otro de sus fondos destacados es el especializado en el sector inmobiliario global, que ha conseguido un rendimiento del 12,79% anualizado en los tres últimos ejercicios.

La principal apuesta de la gestora para este ejercicio es la gestión personalizada de cateras de fondos, disponible para inversiones de al menos 20.000 euros. A partir del análisis su perfil inversor con herramientas especializadas, y en función de sus necesidades y el riesgo dispuesto a asumir, se selecciona la cartera más adecuada que gestionarán los especialistas del grupo.

Las carteras estan integradas por fondos de Ibercaja Gestión. Una vez configurada la cartera, los especialistas se encargan de su gestión eligiendo los fondos idóneos para cada cartera y realizando los cambios necesarios según la coyuntura y expectativas del mercado.