La teleco alcanzará en 2016 unos ingresos de 588 millones, según Citi

La banca de inversión bendice los planes de crecimiento de Euskaltel

El presidente de Euskaltel, Alberto García Erauzkin, en el debut en Bolsa de la compañía.
El presidente de Euskaltel, Alberto García Erauzkin, en el debut en Bolsa de la compañía.

Euskaltel vuelve a recibir el respaldo de la banca de inversión, una vez cerrada la adquisición de la gallega R, valorada en cerca de 1.200 millones de euros. A principios de la pasada semana, la firma Equita otorgó a la operadora de cable la recomendación de comprar, con un precio objetivo por acción de 13,6 euros. Poco después, el pasado miércoles, Citi emitió un informe en el que anunciaba el inicio de la cobertura de la teleco, también con la recomendación de comprar, con un precio objetivo de 13 euros.

Es decir, otorga a la teleco un potencial de revalorización del 24% con respecto a los 10,47 euros con que las acciones cerraron la sesión del viernes. Euskaltel, al igual que el conjunto de las bolsas, ha vivido un inicio de año complicado, que han llevado a las acciones a perder cerca de un 9%.

En cualquier caso, Citi defendía la estrategia de Euskaltel, indicando que la compra de R supone una “adquisición transformadora”, que aumenta la escala del grupo un 65%. El banco de inversión, además, cree que R concede a la operadora vasca un gran espacio de crecimiento si opta por invertir en nuevos despliegues de fibra óptica en Galicia, donde la cobertura apenas supera el 50%. Según esta firma, si la ejecución de la compra se hace de manera exitosa provocará un incremento del flujo de caja libre, lo que facilitará una reducción del apalancamiento. En este sentido, el banco recuerda que la fusión generará unas sinergias de 300 millones de euros en términos de valor neto actual.

En términos generales, estos analistas prevén que Euskaltel alcance unos ingresos en 2016 de 588 millones de euros, para superar los 602 millones en el ejercicio de 2016. La entidad prevé que Euskaltel alcance este año un ebitda de 287 millones de euros, y de 310 millones en 2017.

Citi prevé también que la operadora vasca vuelva a pagar dividendos en 2017, cancelados tras la compra de R, con un desembolso ese año de 38,9 millones de euros. De cara a 2018, la retribución para los accionistas a través de esta fórmula sería de 70,5 millones. Citi cree que Euskaltel se puede ver favorecida por la recuperación de la economía española, y su impacto en la mejora del consumo.

Ahora bien, los analistas advierten de los tres grandes desafíos a los que debe enfrentarse la operadora vasca. El primero es la ventaja de Telefónica en los contenidos audiovisuales, aunque podría tratar de mejorar la posición por el acceso a los mismos a través de las fórmulas de OTT. El segundo es la presión cada vez mayor de rivales como Telefónica, Vodafone y Orange en la fibra óptica, que erosiona la posición del cable en cuanto a velocidad de acceso. Y tercero es la falta de una red de telefonía móvil propia, un hándicap ante el imparable crecimiento del uso de los servicios de datos.