Patxi López, convocado en Zarzuela el lunes a las cinco de la tarde

Finaliza la primera ronda de consultas del Rey: ¿qué va a ocurrir tras la renuncia de Rajoy?

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, cambió el guion previsto y declinó el viernes la propuesta del rey Felipe VI para ser candidato a la investidura ante la evidencia de que no cuenta con apoyos suficientes. Deja ahora la responsabilidad de formar Gobierno al líder socialista, Pedro Sánchez

El presidente del Congreso, Patxi López.
El presidente del Congreso, Patxi López.

¿Y ahora qué? El resultado de las consultaciones del Jefe del Estado, el rey Felipe VI, no han dado el resultado esperado: la oferta que el Monarca ha trasladado a Mariano Rajoy para que sea el próximo candidato a la presidencia del Gobierno ha sido rechazada por el interesado.

El jefe del Ejecutivo aclaró que mantiene su propuesta de formar un Gobierno de amplia base y que incluya a PSOE y Ciudadanos. Sin embargo, indicó que ante la evidencia de que no cuenta con apoyos no tenía sentido someterse a una sesión de investidura.

Rajoy deja así toda la responsabilidad de intentar formar Gobierno al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. Si fracasa, y esa es la esperanza de Moncloa, el líder del PP volverá a poner sobre la mesa su pacto y con más posibilidades de victoria.

Ahora se abre un nuevo procedimiento para encontrar el próximo candidato a la investidura. El lunes a las cinco de la tarde, el Rey recibirá al presidente del Congreso, Patxi López, para que le comunique la lista de representantes de los partidos políticos que, a partir del miércoles, volverán a Zarzuela para una nueva ronda de consultaciones.

PSOE, Podemos e Izquierda Unida suman 161 escaños. La formación de un Gobierno de izquierdas tendría la oposición de PP y Ciudadanos, que cuentan con 163 diputados. Ferraz plantea la opción de lograr el apoyo explícito de los seis diputados del PNV. Con esta ecuación, bastaría la abstención de ERC y Democràcia i Llibertat para ganar la investidura. En cualquier caso, la gobernabilidad sería complicada, teniendo en cuenta que el PNV es un partido conservador y alejado de Podemos en materia económica.

No se puede descartar, de momento, que el Rey pueda ofrecer una segunda vez al presidente en funciones presentar su propuesta de investidura, puesto que Rajoy ha afirmado que mantiene su candidatura pero que de momento la ha rechazado porque, ha dicho, "no tengo una mayoría de votos a favor".

A partir de la convocación del Congreso para el primer debate de investidura empezará a correr el plazo de dos meses dentro del cual el Parlamento tiene que encontrar el presidente del Ejecutivo. De no poderse realizar esta pauta, quedarían convocadas nuevas elecciones. De hecho, es precisamente para evitar que "el debate de investidura sólo sirva para que empiecen a contar los plazos" que Rajoy, según lo que ha declarado, ha declinado la proposición del jefe del Estado.