Habrá nueva adjudicación del proyecto TI si hay nuevos comicios

Tecnocom, también en vilo por si se repiten las elecciones

Un usuario mete su voto en una de las urnas utilizadas en las últimas elecciones generales.
Un usuario mete su voto en una de las urnas utilizadas en las últimas elecciones generales.

No solo los partidos políticos se mantienen estos días en vilo mientras negocian posibles pactos que permitan formar gobierno tras las elecciones generales de 2015. Tecnocom, que se adjudicó en UTE con la empresa Scytl el contrato para proveer el sistema de escrutinio y difusión de resultados de dichos comicios, también lo está. Y es que si finalmente el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, o Pedro Sánchez, candidato por el PSOE, no logran un acuerdo de gobernabilidad, habría que convocar nuevas elecciones generales a primeros de abril. Y eso trae de cabeza a la tecnológica, pues si fuese así el Ministerio del Interior deberá sacar de nuevo a concurso la adjudicación del proyecto tecnológico, pues en el pliego anterior no aparece que se pueda prorrogar el contrato otorgado a las dos empresas citadas.

“En caso de nuevas elecciones, sacarían un concurso restringido de emergencia, porque no da tiempo a sacar un concurso público normal donde los plazos son de 3 a 6 meses, e invitarían a empresas de concurrencia capaces de hacerlo”, explica a CincoDías José María López Herranz, director general de Sector Público y Sanidad de Tecnocom. El directivo explica que la Generalitat de Cataluña invitó de hecho a principios de enero a varias empresas de manera restringida para que fueran preparando sus propuestas. “Finalmente enviaron un escrito diciendo que no se iba a proceder al concurso”. Habían alcanzado un pacto in extremis. “Nosotros íbamos con Scytl en UTE también en Cataluña, y ellos habían anunciado las elecciones, de producirse, para el 6 de marzo”.

La Generalitat de Cataluña llegó a invitar a principios de enero a varias empresas oara que presentaran sus propuestas ante unos posibles nuevos comicios

López Herranz confiesa que Tecnocom ha tomado medidas ante el complicado escenario actual. “No hemos disuelto el equipo que se ocupó del proyecto y mantenemos toda la tecnología (hardware y software) que utilizamos en las elecciones del 20D porque es reutilizable. Tenemos todo preparado por si finalmente vamos a elecciones”, dice.

  • Proyecto estratégico

Tecnocom admitió cuando le adjudicaron el contrato para las elecciones generales de 2015 que se trataba de un “proyecto estratégico” y que suponía para ellos su bautizo en esta actividad. La UTE que formaron con Scytl tuvo que acreditar entonces que disponían de los medios necesarios para cumplir los requisitos del contrato, es decir, disponer de 3.305 mesas administradas electrónicamente (MAE) y 21.382 dispositivos móviles para la recogida y transmisión de datos.

“Podíamos haber tomado la decisión de revenderlos, pero hemos decidido guardarlos en espera de lo que pueda pasar. Y al equipo humano que tiene todo el conocimiento tampoco lo vamos a mandar cuatro meses a Latinoamérica, por ejemplo, a hacer otros proyectos. La incertidumbre sobre lo que puede pasar es máxima y queremos estar preparados”.

Tecnocom confía en adjudicarse de nuevo el contrato si se repiten elecciones, pues califican de “gran éxito” las celebradas. “Logramos en tiempo récord la transmisión de resultados con el 100% de las mesas constituidas antes de las 22:30 y más del 91% del escrutinio del congreso ya a las 22.45”. López Herranz destaca que, “aun con tiempos significativamente más ajustados, un mes y medio menos de plazo del que se disponía tradicionalmente en procesos electorales anteriores, hemos avanzado en modernización y digitalización del proceso electoral. Hemos logrado hacer el proceso más eficiente, escalable, sostenible y transparente. Las MAE desplegadas en Madrid, por ejemplo, han evitado errores de la recogida manual de datos y han dado velocidad al proceso”.

El proyecto para las elecciones se adjudicó por 9,8 millones, sin IVA, y Tecnocom, con su socio, se lo arrebató a Indra. Este año planean pujar en España por los comicios gallegos y vascos.

Proyecto crítico

Tecnocom movilizó “muchos recursos” en las elecciones generales. Era su primer contrato de este tipo y era importante hacerlo bien, dice López Herranz. “Aunque estamos acostumbrados a proyectos críticos, en este el tiempo real y el despliegue nacional de la tecnología y la formación eran clave”. Tuvieron que formar a más de 24.000 representantes de la administración en las 52 provincias, para lo que recurrieron a técnicas de e-learning para eliminar el uso del papel y hacer un proyecto más sostenible. Según el directivo, la UTE formada por Tecnocom y Scytl movilizaron a más de 1.000 personas. "Solo el call center tenía unas 800 personas".