El volumen bajó un 19% por la falta de grandes operaciones

Capital riesgo: las dudas políticas frenan al inversor internacional

Detalle de varias monedas de euro.
Detalle de varias monedas de euro. EFE

La Asociación Española de Entidades de Capital Riesgo (Ascri) ha afirmado hoy que la incertidumbre política puede provocar que los inversores internacionales retrasen operaciones. "Pueden esperar y ver tal y como ha sucedido en los últimos seis meses", dijo su presidente, Javier Ulecia, quien indicó que los inversores internacionales han estado mirando oportunidades. "Si la incertidumbre se mantiene o amplifica, los grupos internacionales seguirán esperando y si se reduce, volverán porque la situación económica es favorable", afirmó el directivo en un encuentro informativo.

Con respecto a la situación política en Cataluña, Ulecia indicó que no hay ninguna señal de que esté afectando al capital riesgo.

El directivo explicó que su asociación ha mantenido en los últimos tiempos encuentros con todos los grupos políticos, y todos coinciden en que el capital riesgo es clave por el apoyo a las pymes.

En términos generales, el capital riesgo en España registró en 2015 un volumen de inversión de 2.790 millones de euros, un 19% menos que en el ejercicio anterior, según las cifras publicadas por Ascri. Javier Ulecia ha justificado esta evolución en la ausencia de megadeals, operaciones de más de 100 millones de euros que suelen llevar a cabo grandes inversores internacionales. "El año 2016 consolidará la recuperación del sector de capital riesgo en España", afirmó.

El directivo ha destacado que en 2015 hubo 632 transacciones, un 9% más que en el ejercicio anterior.

Ulecia señaló la buena evolución del midmarket y del venture capital. En el primero de estos segmentos hubo 46 operaciones con una inversión de 1.366 millones de euros frente a las 28 operaciones y 671 millones de 2014.

De igual forma, el 86% de las transacciones fueron inferiores a cinco millones de euros, lo que implica que las grandes receptoras de capital riesgo fueron pymes.

Por sectores, la informática captó el mayor volumen con un 25% del total, frente al 20% de medicina y salud, y el 15% de los productos de consumo.

La captación de nuevos fondos superó los 3.087 millones de euros, un 36% menos. De ellos, 1.373 millones fueron obtenidos por operadores nacionales privados, un 25% menos que en 2014, en parte debido a la incertidumbre política. El ejecutivo, en cualquier caso, recordó que las cifras están muy por encima de las registradas entre 2009 y 2013.

El volumen de las desinversiones superó los 4.550 millones de euros en 389 operaciones, casi al mismo nivel de 2014, año en el que se registró el récord histórico. Ulecia destacó la fuerte actividad de salidas a Bolsa, que superó los 1.200 millones. "Hace cinco años era cero", dijo el directivo, quien recordó que sin las salidas a Bolsa, el capital riesgo está cojo.