La teleco inicia la creación de su gran división de infraestructuras

Telefónica establece una filial para las redes submarinas

La operadora podría colocar en Bolsa la gran filial de infraestructuras este semestre

Logotipo de Telefónica en su sede del Distrito C de Las Tablas.
Logotipo de Telefónica en su sede del Distrito C de Las Tablas.

Telefónica ha iniciado el proceso para la creación de la gran filial de infraestructuras. Un área que la compañía quiere poner en valor y que puede incluir sus torres de telefonía móvil en todo el mundo, los centros de datos y los cables submarinos, entre otras infraestructuras, según publicó CincoDías el pasado 3 de diciembre.

Con ese objetivo, la operadora ha creado una filial, bautizada como Submarine Telecommunications, dedicada a la prestación de servicios de telecos nacionales e internacionales así como a la explotación de redes de telecomunicaciones, públicas y privadas, junto con la prestación de servicios de tecnologías de la información.

La filial, que dependerá inicialmente en términos societarios de Telefónica América, agrupará los cables submarinos que actualmente están incluidos en las distintas filiales que la operadora tiene en la región. Submarine Telecommunicationes tiene como responsable a Juan Revilla, consejero delegado de Telefónica Global Solutions, y que ha ocupado distintos cargos en filiales como Telefónica Internacional y Telefónica del Perú.

La red internacional de Telefónica cuenta con más de 65.000 kilómetros de fibra óptica desplegada sobre infraestructura terrestre y submarina y conecta EE UU, Latinoamérica y Europa. Entre los principales activos destaca el Sam-1, un sistema de cable submarino en forma de anillo de 25.000 km de longitud desplegado en el año 2000, que conecta todo el continente americano. Otro de los cables con los que Telefónica cuenta en la región es el Unisur, que une Uruguay con Las Toninas (Argentina). El último gran movimiento ha sido el despliegue, junto con otros cuatro operadores, del Pacific Caribbean Cable System (PCCS), un cable que une Florida (EE UU) y Ecuador.

En principio, según fuentes conocedoras del proceso, con la puesta en marcha de Submarine Telecommunications, Telefónica ha empezado la creación de un gran vehículo para agrupar las distintas infraestructuras.

Según estas fuentes, la compañía llevará a cabo sucesivos movimientos similares en otras infraestructuras, de cara a la agrupación de los diferentes activos, que en este momento dependen de filiales en distintos países. El objetivo final, en cualquier caso, pasa por la puesta en valor de estos activos, que Telefónica tiene repartidos a ambos lados del Atlántico.

En este sentido, en el mercado ya se están haciendo cuentas sobre el valor de los activos. El pasado diciembre, Barclays estableció que el valor de empresa de la filial de infraestructuras de Telefónica, solo con las torres de móvil, estaría en un rango entre 8.000 y 9.400 millones de euros. “De incluirse centros de datos y otros activos, el valor podría ser mayor”, señaló el banco de inversión en un informe para sus clientes, destacando que la compañía cuenta con más de 80.000 torres de móvil entre Europa y Latinoamérica. Otros analistas han otorgado un valor de empresa a esta filial de infraestructuras por encima de los 10.000 millones de euros.

El proceso podría concluir con una salida a Bolsa de esta gran división de infraestructuras. Esta colocación en el mercado podría tener lugar durante el primer semestre de este 2016, según Reuters, que viene a valorar la filial en 6.000 millones de euros.

Este movimiento ha sido llevado a cabo por otras empresas del sector a lo largo de los últimos meses. Entre ellas figura Telecom Italia, que colocó en Bolsa un 40% del capital de Inwit, su filial de torres de telefonía móvil en el mercado transalpino. La teleco, que captó casi 800 millones de euros con la transacción, está ahora en proceso de venta de otro 45%.

En una línea similar, América Móvil decidió segregar sus torres de telefonía móvil e integrar estos activos en una empresa bautizada como Telesites. A finales de 2015, esta compañía salió a cotizar en Bolsa. A su vez, las tres grandes telecos chinas agruparon sus activos de torres de telefonía en una nueva sociedad bautizada como China Tower. Esta sociedad podría captar recursos de inversores internacionales por un valor cercano a 9.000 millones de euros.

La venta de Inwit se cerrará en junio

Telecom Italia tiene previsto cerrar la venta del 45% de Inwit, su filial de torres de telefonía móvil, en el mes de junio, según publicó el diario La Stampa. En el proceso, la operadora recibió las ofertas vinculantes de la española Cellnex, que ha acudido al proyecto con el fondo de infraestructuras F2i, Ei Towers y el gigante estadounidense American Tower.

Inwit, que gestiona más de 11.500 torres de móvil en Italia, tiene una capitalización bursátil superior a 2.970 millones de euros.

El proceso no concluiría ahí. Y es que la legislación italiana obliga a quienes compren más del 30% del capital de una empresa cotizada a lanzar una opa por el total del capital para no perjudicar a los accionistas minoritarios. En este sentido, Telecom Italia prevé mantener al final del proceso cerca de un 15% del capital de Inwit.