Jaume Puig, director general de GVC Gaesco Gestión

"Los beneficios empresariales marcarán el alza de las Bolsas"

Jaume Puig, director general de GVC Gaesco Gestión.
Jaume Puig, director general de GVC Gaesco Gestión.

Creador del fondo de inversión GVC Gaesco 300 Places Worldwide, que busca aprovechar el potencial de una selección de empresas ligadas al “imparable” turismo global y que acumuló una rentabilidad de casi el 16% en 2015, Jaume Puig, director general de GVC Gaesco Gestión, sostiene que 2016 será otro año para entrar en renta variable y alejarse de la renta fija, en un entorno de bajos tipos de interés y favorable para el crecimiento de los beneficios empresariales. A su juicio, “en la zona euro las empresas tienen por delante unos años de gran porvenir, y su margen va a crecer como ya ha sucedido en EEUU”.

PREGUNTA. China ha sacudio las Bolsas y el Ibex 35 ha perdido soportes. ¿Hasta cuándo la sangría?

RESPUESTA. China y el petróleo son ruido, sin significancia final. De hecho, en este contexto de ruido, se está produciendo una mejora continuada de los datos de la zona euro. Y un precio bajo del petróleo durante más tiempo es una gran noticia tanto para la economía mundial como para el conjunto de resultados empresariales. Un 50% de descenso del precio del petróleo implica un aumento de un 1% de crecimiento del PIB Mundial. No compartimos la reciente evolución en paralelo de los precios del petróleo y de las Bolsas. Deberían evolucionar en sentido contrario.

P. ¿En qué niveles ve entonces al selectivo español en 2016?

R. Los beneficios que están obteniendo las empresas justificarían unas cotizaciones muy superiores a las actuales. La Bolsa americana fue la primera en la que los beneficios de las empresas fueron subiendo y alcanzaron el correcto valor, pero Bolsas como la europea, la nipona o emergentes están todavía muy baratas. Calculamos que el correcto valor del Ibex 35 está alrededor de 13.250, con lo cual le queda un amplio recorrido.

P. Con los estímulos del BCE y la subida de tipos de la Fed de fondo, ¿cómo ve el cruce euro-dólar?

R. El dólar ha estado mucho tiempo infravalorado y lo normal después es entrar en una fase de sobrevaloración. Creo que el correcto valor del cruce está en 1,17 dólares, pero antes puede alcanzar la paridad e incluso sobrepasarla. El alza de tipos de la Fed ya es un hecho, así que el detonante de más subidas del dólar es que la senda de aumento de tipos va a ser mucho más pronunciada de lo que se espera. Hay espacio para un dólar más fuerte durante otro par de años.

P. ¿Seguirán siendo los bancos centrales el faro de las Bolsas este año?

R. Los mercados seguirán atentos a lo que hacen los bancos centrales, pero lo importante será ver cómo salen de esta situación de tipos bajos y cómo lo comunican. Pero lo que realmente marcará la subida de las Bolsas serán los beneficios empresariales, y los de las empresas de la zona euro van a subir fuertemente por un entorno muy favorable de ventas crecientes y de costes laborales, financieros y de materias primas bajos.

P. ¿Es buen momento entonces para invertir en Bolsa española?

R. Sí, porque está barata, y aprovechamos la actual coyuntura para aumentar posiciones, dado que lo esencial, que son los resultados empresariales y múltiplos de valoración, continúan siendo tremendamente favorables para el inversor. Evitaría valores bancarios con el grueso de su negocio en España, por la problemática del ladrillo que arrastran, y las constructoras. Prefiero el sector turístico, industrial, tecnológico, de consumo cíclico y small caps.

P. ¿Qué valores tienen potencial?

R. Creo que van a hacerlo bien Meliá. Prosegur, BME, Mapfre, Catalana Occidente, Talgo y Telefónica. Y dentro de los bancos, aquellos con negocios fuera de España, como BBVA. Son empresas sólidas, con crecimientos importantes y menos sensibles a las subidas de tipos.

P. ¿Será 2016 un buen año para las OPV? ¿Cuáles son sus apuestas?

R. Sí. Hay empresas tipo Correos que perfectamente pueden salir a Bolsa porque en Europa y en el mundo ha habido OPV muy satisfactorias dentro de este sector, como el Royal Mail en Inglaterra o el Japan Post. Es un sector muy buscado en este momento porque cada vez mandamos menos cartas y más paquetes. También apuesto por Paradores.

P. El sector farmacéutico está muy dinámico, ¿prevé movimientos corporativos en otros sectores?

R. Sectores que podrían sorprender son el turístico, sin duda, porque está disparado a nivel mundial, y el de las telecomunicaciones, dado que los operadores estarían entrando en una nueva fase de subidas de precios.

P. ¿Seguirán en auge los dividendos?

R. Sí, porque las empresas están en un momento bueno y la mayoría de los dividendos son sostenibles e incrementables en el tiempo.

"Aumentamos la inversión en emergentes"

Puig se muestra realmente sorprendido por la reacción a la baja de las Bolsas por el miedo a la desaceleración de China. “En verano hablamos con muchas empresas de todo el mundo y todas nos decían que el negocio en China iba bien mientras que iba mal en Brasil. Así que lo de China no cuadraba”. Esgrime que los datos publicados son consistentes con una economía china en la que el sector no manufacturero va poco a poco ganando terreno al manufacturero, y con una economía en plena transición de un modelo más basado en el consumo interno que en la inversión. En este contexto, la China mantiene muy elevado su crecimiento que, según el FMI, será superior al 6% todos los años hasta el año 2020, dice. A su juicio, el bloqueo de las Bolsas chinas por la oleada de ventas tiene que ver más por una cuestión técnica de restricciónes que por los datos económicos. Asimismo, sostiene que China devaluó el yuan no para proteger su economía, sino para seguir siendo competitiva frente a Corea del Sur y Japón.

Puig cree que “la situación de China no es tan dramática como parece, y no solo el crecimiento es alto, sino de calidad”. Además, ve bien a los países importadores netos de materias primas, que se están beneficiando de su bajo coste. “El problema no es de demanda, sino de sobreoferta, y los países exportadores van a tardar unos años en digerirla”. Pero, “estamos aumentando la inversión en emergentes porque a medio plazo vemos a todos igual”.