VW, Ford y Kia protagonizan la primera jornada de la feria tecnológ

Los coches desplazan a Silicon Valley en el CES

El vehículo eléctrico de Volkswagen BUDD-e.
El vehículo eléctrico de Volkswagen BUDD-e.

El congreso internacional de electrónica de consumo, CES, que se celebra en Las Vegas (EE UU) desde ayer parece copado por los fabricantes de automóviles que han restado en su primera jornada protagonismo a las grandes compañías tecnológicas. Los coches son el centro de atención de forma directa o indirecta.

La alemana Volkswagen recibió las miradas al presentar, en pleno escándalo por las emisiones de sus vehículos de diésel, un vehículo totalmente eléctrico y conectado. La BUDD-e busca recuperar el espíritu hippie de su famosa furgoneta, aunque de una forma más modernizada con dos motores eléctricos que le permiten rodar a más de 150 kilómetros por hora y con una autonomía de 600 kilómetros. El sistema permite además recargar el 80% de las baterías en tan solo un cuarto de hora. A ello se une una pantalla panorámica en la parte delantera del coche que aporta conectividad y ayudas a la conducción.

En la misma línea de los coches limpios y conectados se ha movido Ford. La compañía, que ya había anunciado en las horas previas su intención de expandir su flota de vehículos autónomos, presentó ayer una alianza con el gigante Amazon. De esta forma, la compañía quiere conectar el automóvil con el “hogar inteligente”. En concreto, Ford se nutrirá del sistema de control de hogares inteligentes Amazon Echo. “Estamos ansioso por ofrecer este avance a los consumidores a finales de año”, afirmó Mark Fields, presidente de Ford.

Las coreanas no quieren quedarse detrás en cuanto a vehículos autónomos se refiere. Así Orth Hedrick, vicepresidente de planificación de producto de Kia Motors América, presentó el sistema Drive Wisse con el que quiere comercializar para 2030 vehículos autónomos.

Los televisores se vuelcan con la HDR

Los grandes fabricantes de televisores han llegado este año al CES con el objetivo de impulsar la conocida como HDR, o imágenes de alto rango dinámico, que buscan asemejarse cada vez más a la visión del ojo humano. Esta tecnología toma el relevo de los omnipresentes televisores curvos de la pasada edición.

Samsung y LG han sido las primeras compañías en anunciar durante la feria que sus principales televisores se adaptarán a esta tecnología. Recientemente, los fabricantes y las productoras de Hollywood han presentado los estándares necesarios para el HDR y la Ultra HD. Los expertos aseguran que para el éxito de este formato se tiene que lograr una armonización entre las pantallas, puesto que algunas marcas apuestan por OLED y otras por LCD.

También con HDR, Sony presentó los tres nuevos modelos de su televisor Bravia que previsiblemente estarán en el mercado a partir de final de año con el sistema operativo de Google, Android TV. Para impulsarlo, la compañía prepara también una plataforma, Ultra, para dotar de contenido en streaming a sus televisores. El objetivo es tener entre 40 y 50 películas para cuando el servicio llevue a los clientes. Otras plataformas como Netflix o Amazon también se van a sumar al HDR.

Fuera del mundo automovilístico, otras compañías como Intel también presentaron sus nuevos avances. Por un lado, la compañía de microprocesadores mostró sus avances en el campo de los drones. La tecnología RealSense busca dotar de cierta inteligencia al aparato para esquivar obstáculos. Además le añade una cámara de 4K con capacidad de tomar imágenes de 360 grados. Sin embargo, lo que más llamó la atención de la presentación de Intel fue el Ninebot Segway, un transporte de dos ruedas que se convierte en un robot autónomo.

La primera jornada de la feria dejó también espacio para otro de los campos de gran desarrollo tecnológico, el internet de las cosas. En este ámbito, Samsung presentó Smart Things Extend, un pequeño aparato que convierte a la televisión en un mando para el control de todos los aparatos inteligentes del hogar, como las luces, la cámara para bebés o la seguridad del hogar. En este campo, la compañía también avanzó otros productos como neveras inteligentes que ahorran energía o hornos conectados.