El presidente Baztarrica es sustituido por el consejero delegado Arizkorreta

Relevo entre históricos en la cúpula de CAF

José María Baztarrika y Andrés Arizkorreta. El segundo, hasta ahora consejero delegado de CAF, releva al primero en la presidencia ejecutiva de la empresa vasca.
José María Baztarrika y Andrés Arizkorreta. El segundo, hasta ahora consejero delegado de CAF, releva al primero en la presidencia ejecutiva de la empresa vasca.

Relevo natural al frente del fabricante de trenes CAF. El consejo de administración ha aceptado esta mañana la renuncia voluntaria de José María Baztarrica Garijo, quien ha llevado las riendas de la empresa durante más de dos décadas como consejero y presidente ejecutivo, y toma el puesto su mano derecha, el consejero delegado Andrés Arizkorreta. Este último llevaba nueve años en el cargo y es consejero de CAF desde 1991, pero ingresó en la compañía bastantes años antes, en 1980. Considerado un histórico en CAF, Arizkorreta asciende a presidente ejecutivo, mientras su antecesor pasa a ocupar la presidencia de honor, según ha comunicado la firma a la CNMV.

Desde CAF se ha resaltado "la valiosa contribución" de Baztarrica a su desarrollo. La empresa se ha convertido en uno de los referentes mundiales en trenes ligeros y apunta hacia los nuevos contratos de alta velocidad con su nuevo Oaris, siendo de 2004 su primer AVE con eje de ancho variable.

Andrés Arizkorreta ha desarrollado toda su carrera en CAF, en la que entró en 1980. Es consejero desde 1991 y consejero delegado desde 2006

Del sucesor, el consejo ha destacado a través de un comunicado "la acreditada capacidad profesional, su trayectoria en la sociedad, así como sus cualidades profesionales y humanas".

El nuevo presidente de CAF ha alabado la tarea de Baztarrika, "un ejemplo permanente para todos y artífice esencial de la recuperación, transformación y crecimiento de una empresa que ha sido capaz de proyectarse desde Gipuzkoa a cualquier rincón del mundo”.

Andrés Arizkorreta también ha mostrado su convicción de que CAF “continuará trabajando, como lo ha hecho hasta ahora, con el objetivo de desarrollar y fortalecer un proyecto empresarial del que puedan seguir sintiéndose orgullosos todos los empleados y accionistas de la compañía”. Los trenes de CAF están en Europa, Asia, Oriente Medio, Norte de África y América.

Baztarrica, artífice del giro al exterior

José María Baztarrica puso en marcha un plan estratégico a comienzos de los años noventa que "dio la vuelta a la situación de la sociedad", según se ha resaltado desde CAF. Los objetivos fueron la estabilidad accionarial y la apuesta por la tecnología y la internacionalización, recuerda la empresa.

Para el primer reto fue necesario el apoyo de las Cajas de Ahorro Vascas y Cartera Social, vehículo que permite la participación de los empleados en el accionariado de la empresa.

A partir de este punto de apoyo, CAF ha ido transformando su negocio a base de mayor internacionalización. En España, e incluso fuera, ha sido manifiesta la rivalidad con el otro gran fabricante español, Talgo.

La casi centenaria CAF (fue fundada en Beasain en 1917) ganó 59,7 millones en 2014. Su primer accionista es la citada Cartera Social, con el 26,7% del capital; Kutxabank cuenta con un 19,06% y el fondo Templeton Investment Counsel tiene un  3%. La capitalziación bursátil de esta cotizada se ha venido resintiendo por la crisis, desde los 1.340 millones de 2010 a los actuales 846 millones después de una caída del 18% en 2015.