No pagará los 0,28 euros por acción aprobados

Adveo echará a 120 empleados y cancela el dividendo

Edificio de Adveo
Edificio de Adveo

Adveo planea recortar su plantilla en 120 trabajadores con el objetivo de invertir la tendencia de pérdidas operativas y reforzar su posición competitiva, al tiempo que suspenderá el dividendo.

De esta forma, la firma iniciará un proceso de negociación para ajustar la dimensión de su plantilla en determinadas áreas y adecuarla a las necesidades de negocio en España.

La compañía ha justificado este Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que afectará al 35% de la plantilla, en causas económicas, productivas y organizativas, estando prevista su implementación en la primera parte del año 2016.

Dicho proceso supone la amortización de 120 puestos de trabajo adscritos a los centros de la compañía en Tres Cantos (Madrid), Albacete y Canarias, distribuidos entre las actividades de ventas, marketing, planificación de la demanda, informática, financieras, contables y administrativas y actividades de soporte. El proceso no afecta a la actividad de almacén. 

La compañía suspende el pago del dividendo de 0,28 euros por acción pendiente de reparto, por un importe total de 3,6 millones de euros junta de accionistas del pasado 26 de junio. El 23 de marzo ya abonó 0,14 euros por título. En 2014 no repartió dividendos. 

“No habiéndose cumplido las condiciones establecidas en el contrato de financiación sindicada del pasado 27 de enero y tal como fue anticipado en la intervención del presidente del consejo de administración en la junta general extraordinaria del pasado 19 de noviembre, se suspende el pago del dividendo”, ha señalado la firma de distribución de productos de oficina.

Adveo registró unas pérdidas de 6,80 millones de euros en los nueve primeros meses del año, frente al beneficio de 8,11 millones de euros logrado un año antes, lastrado por el negocio de España y Portugal.

Entre enero y septiembre, los ingresos alcanzaron los 668,4 millones de euros, un 7,8% inferiores, afectados por los resultados negativos de Iberia debido a las dificultades en la implementación de la plataforma tecnológica y a la caída en ventas.

El resultado bruto de explotación (ebitda) se situó en 16,40 millones de euros, lo que supone un descenso del 43% respecto a los nueve primeros meses de 2014, afectado por los gastos extraordinarios para apoyar e impulsar su recuperación con un impacto cercano a los cuatro millones. Excluyendo este impacto, el ebitda estaría cerca de los 21 millones de euros.