Crea una división de promoción y suelo

Metrovacesa se prepara para subirse a la ola de la recuperación

La inmobiliaria se disgrega en dos sociedades y reactiva 15 promociones de viviendas

Desarrolla la conocida como Ciudad del Surf en Tarifa

Recreación de la proyectada Ciudad del Surf en Tarifa (Cádiz).
Recreación de la proyectada Ciudad del Surf en Tarifa (Cádiz).

La inmobiliaria Metrovacesa comienza a allanar el camino de la recuperación. Tras sufrir el latigazo de la crisis inmobiliaria, la compañía, controlada en un 72% por Santander, comienza a poner los cimientos pensando en un futuro de reactivación del sector. Por eso, hoy mismo tiene previsto disgregarse en dos sociedades, donde el negocio de suelo y promoción se separe de la división de patrimonio, que actualmente es la que genera fundamentalmente los ingresos por rentas de alquiler de edificios de oficinas.

La junta de accionistas dará hoy el visto bueno a una nueva sociedad, denominada Metrovacesa Suelo y Promoción, que estará participada al 100% por los accionistas de Metrovacesa y a la que la matriz transmitirá activos por valor de 1.040 millones de euros. Hay analistas que señalan, incluso, que con esta nueva división del negocio, la parte patrimonialista, la más saneada, podría volver a Bolsa en un futuro.

La promoción de viviendas es la parte del negocio que ha contaminado al resto de la empresa, debido al parón en la construcción y las provisiones por pérdidas de valor del suelo, por lo que algunas fuentes del sector, hacen una analogía de la nueva sociedad con un banco malo. Pero los planes de la inmobiliaria pasan, precisamente, por reactivar este negocio.

Remontar la crisis

Metrovacesa ha sufrido en los últimos años diversos cambios accionariales. Anteriormente controlada por BBVA, en 2004 pasó a manos de Bami, de Joaquín de Rivero. Tras una guerra por el capital con la familia Sanahuja, la inmobiliaria recayó del lado de los bancos.

A finales de 2014, Santander se hizo con el 19% de las acciones que todavía estaban en manos de la nacionalizada Bankia, por lo que su participación llegó al 55%, y en 2015 se quedó con la participación del Sabadell, alcanzado el 72% de las acciones y dando una estabilidad accionarial a la inmobiliaria.

El ebitda de la compañía, que dejó de cotizar en 2013, sufrió los efectos de la crisis. De superar los 350 millones en 2008, según datos de Bloomberg, llegó a perder 186 millones en 2012 debido fundamentalmente a provisiones.

Ampliación de capital

La nueva sociedad se reforzará, además, con una ampliación de capital de tres tramos sucesivos, por valor superior a los 1.200 millones. De esos, 227 millones corresponden a la capitalización de préstamos por acciones por parte de los acreedores. La deuda antes de la escisión era de 2.400 millones y después, al haber una ampliación por compensación de créditos, se quedaría en 1.800 millones, cuyo grueso vence en el tercer trimestre de 2016.

Nuevos proyectos

Los aumentos de capital permitirán recapitalizar Metrovacesa en la cuantía necesaria para poder llevar a cabo la escisión y garantizar su viabilidad y estabilidad patrimonial. A comienzos de mayo, la inmobiliaria nombró presidente no ejecutivo a Rodrigo Echenique, uno de los vicepresidentes del Santander y nombre veterano de la entidad financiera. La nueva sociedad dedicada al suelo y promoción, mantendrá a los mismos accionistas en similar proporción del capital.

La empresa es una de las grandes propietarias de suelo, con una cartera de 2,5 millones de metros cuadrados. Entre los nuevos planeamientos, todavía sobre plano, se encuentra la conocida como Ciudad del Surf, un desarrollo que a principios de año aprobó el Ayuntamiento de Tarifa (Cádiz).

Actualmente la empresa cuenta con 15 promociones residenciales ya en marcha, una actividad que comenzó a reactivar en 2007 y que ha permitido que en 2015 se concluyan las primeras viviendas después de la crisis. Además, ha detectado “una serie de localizaciones donde existen oportunidades para promover”, según fuentes de la empresa.

Respecto al negocio patrimonialista, el que actualmente aporta gran parte de los ingresos, los activos de esta sociedad se valoran en el entorno de los 4.100 millones.