María Specogna, directora de análisis global de acciones de Vontobel

“Apple, Grifols o Continental, entre nuestros favoritos”

La inversión ética puede hacerte ganar más dinero

María Specogna, directora de análisis global de acciones de Vontobel.
María Specogna, directora de análisis global de acciones de Vontobel.

Maria Specogna, directora de análisis global de la gestora suiza Vontobel, es una firme defensora de la inversión responsable integrada dentro del estudio de cada compañía. Lleva desde 2010 en la entidad. Previamente había trabajado en la aseguradora Swiss Re y en Credit Suisse como directora del equipo de acciones de salud y nanotecnología. Además, estuvo como investigadora en el laboratorio Roche del Instituto de Fisiología de la Universidad de Zúrich, donde se doctoró y realizó un máster en bioquímica y después en finanzas.

Pregunta. ¿Cuál es el volumen de activos bajo gestión de Vontobel? ¿Desde cuándo está en España?
Respuesta. Nacimos en 1988 como una boutique especializada en la búsqueda de empresas de calidad que coticen a precios razonables. En 27 años, el patrimonio asciende a 87.800 millones de euros, de los que 4.764 se gestionan con criterios de responsabilidad social. En España tenemos registrados 23 fondos. Los preferidos por los inversores españoles son los de bonos corporativos (Vontobel Fund Corporate Bond Mid Yield) y los de acciones europeas (Vontobel Fund European Equity).

P. ¿Tiene sentido invertir en acciones responsables?

APPLE INC. 193,53 1,11%
GRIFOLS 26,11 0,42%
TOTAL 49,79 -0,42%
R. Estar en la vanguardia de la ética ahorra muchos disgustos, que no son buenas noticias para los inversores. Tratamos de demostrar que las empresas con responsabilidad social son más rentables porque se quitan multas, retienen talento y riesgo reputacional. No solo se trata de ser buenas personas, sino que estos criterios pueden hacer ganar más dinero a los inversores. Porque los que terminan pagando las grandes multas no son los directivos, sino los accionistas, los que pierden el dinero son ellos. No podemos decir que podamos identificar todos los riesgos, pero tratamos de hacerlo. Por motivos diferentes, como retorno de inversión, no hemos tenido en nuestros fondos acciones de BP [vertido en México], Glencore [fraude fiscal en EEUU] o Volkswagen [fraude en las emisiones]

P. ¿Quién demanda estos productos?
R. En Suiza, Francia y los países nórdicos vemos mucho interés por parte de los fondos de pensiones. También hay demanda por parte de entidades religiosas, fundaciones... y crecen también los inversores privados con estas actitudes.

P. ¿Cómo hacen el corte?
R. No hacemos la selección de todos las compañías del MSCI, sino solo de las que ya han superado el filtro en valoración fundamental y que tengan al menos 3.000 millones de capitalización. De las 3.300 compañías que conforman el índice a nivel global, por rentabilidad se quedan unas 400 empresas. Hay muchas, como las mineras, que salen antes por rentabilidad, pues la mitad de un dólar se va a inversiones de capital, maquinaria para excavaciones, lo que provoca pocos retornos a los accionistas. De las que pasan ese filtro, por criterios de RSE se quedan fuera un 20%. Y este universo lo revisamos semanalmente.

P. ¿Excluyen algún sector?
R. Tabaco, armas de destrucción masiva, aeronáuticas con gran peso en armas, biotecnológicas que hagan experimentos en células madre. No invertimos en compañías que solo sean nucleares, pero sí en eléctricas que tengan hasta un máximo del 20% de nuclear. Sacarlas del universo de análisis no sería convincente porque dependemos de ellas, igual que del petróleo. Analizamos a las mejores y hacemos presión para que inviertan en energías alternativas. En farmacéuticas, apoyamos a las que dan acceso a medicamentos a países que no los pueden pagar, como Novo Nordisk, ya que se ha demostrado que cuando están en esos países luego tienen mejores ventas si crece la clase media.

P. ¿Cuáles son las principales posiciones del fondo global?
R. Gilead Sciences, farmacéutica americana líder en medicamentos para el sida y la hepatitis C; la consultora inmobiliaria Jones Lang Lasalle; Avago Tech, fabricante de semiconductores; la compañía tecnológica Maximus Shs; la firma de neumáticos Continental; Fuji Heavy Industries, propietaria de Subaru; Apple; el laboratorio Celgene; la gestora BlackRock y la de videojuegos Gamestop.

P. ¿Qué valores españoles forman parte de su cartera?
R. Grifols forma parte del europeo. Nuestros fondos son superconcentrados, invertimos en unas 35 acciones. No es nada contra España, no hay valores de Italia. Entran las acciones que más rentabilidad pueden dar a la cartera. En el fondo global hay más compañías de EE UU porque hay más oferta.

La energía limpia tiene futuro

Para Vontobel, la política y la regulación promoverán la tecnología limpia y desalentarán las emisiones de carbono, lo que tendrá consecuencias sociales, económicas y para los partícipes del mercado. Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra, advirtió recientemente de que los inversores se enfrentan a pérdidas “potencialmente enormes” derivadas del cambio climático. Sobre la valoración de las compañías petroleras, señala que la posibilidad de que algunas de sus reservas de crudo sigan sin explotarse puede no estar reflejada adecuadamente en los precios de las acciones. “Este sería un escenario inquietante no solo para ExxonMobil, BP o Total, sino también para los fondos de pensiones y los inversores privados, dado el gran peso de las principales petroleras en los índices de renta variable”, arguyen.

La transición hacia una economía más baja en carbono se está convirtiendo en una tendencia de gran alcance. La Agencia Internacional de la Energía estimó que limitar el calentamiento global a niveles aceptables requerirá inversiones adicionales en energías limpias, que se situarán alrededor de un billón de dólares al año. Por lo tanto, los partícipes del mercado deberían buscar exposición a empresas que puedan beneficiarse de este cambio a largo plazo. Por el contrario, los inversores deberían revisar sus participaciones en empresas y sectores que puedan estar en el lado perdedor de esta “megatendencia”.

Normas