Raimundo Sala, director general para España y Portugal de Paypal

“Vamos a llevar las ventajas del online al mundo offline”

Raimundo Sala, director general para España y Portugal de Paypal.
Raimundo Sala, director general para España y Portugal de Paypal.

Hasta octubre, Raimundo Sala (Alicante, 1976) dirigía el área de ventas de la compañía estadounidense de pagos y transferencias online PayPal. Entonces, comenzó a dirigir la firma en España y Portugal, dos países que, a pesar de lo que pueda parecer, presentan grandes diferencias entre sus mercados. En común tienen, sin embargo, una predilección por el efectivo, aún más establecida en el país luso.

Pregunta. Asumió el cargo hace apenas dos meses, ¿qué objetivos tiene?

Respuesta. La idea es mantener el camino que PayPal lleva desde hace más de 10 años en España: poder dar un soporte a nivel online al comercio electrónico, la conexión entre personas y empresas y poder facilitar su uso. Hemos lanzado una nueva serie de productos y soluciones sobre cómo mejorar esa experiencia para el usuario, cómo mejorar esa relación entre empresas y cómo mejorar esa relación entre particulares. Nuestra idea es tener una continuidad, pero con un foco mayor en facilitarle la vida a los consumidores. No solamente en la parte del comercio online, que es donde siempre hemos estado focalizados, sino también en la parte offline. Ahí es donde vamos a entrar muy fuertes en 2016.

“"En los países anglo-sajones, la penetración de PayPal es más rápida, también por la evolución del mundo online ”

P. ¿En qué consistirá esa entrada en el mundo offline?

R. Este año iniciamos de manera más estructurada el lanzamiento de soluciones sin efectivo en varios tipos de eventos: tanto en hoteles como en festivales de música. Así unimos la parte online de las cuentas PayPal al mundo offline. En el 2016, vamos a extender esta presencia a otro tipo de eventos, situaciones y experiencias de consumidores. Estamos trabajando inclusive con administraciones públicas para desarrollar esta vía.

Además, hace un año, compramos una empresa en EE UU, Paydiant, que se encarga de aunar toda esta experiencia en el mundo online para que los consumidores puedan ir a una tienda y vivirla en el offline. Ya no hay una división entre un canal y otro. Tenemos una línea que ha desaparecido y una continuidad. Tu experiencia online y offline se mezclan y vives en ese mundo: yendo a unas tiendas, pero chequeando con el móvil, y ahí es donde PayPal va a tener una influencia muy grande.

P. Y en el ámbito online, ¿qué novedades va a traer 2016?

R. Recientemente, hemos lanzado PayPal.Me, que permite personalizar tu PayPal, es decir, no envías dinero a una cuenta de correo, sino a una persona. También sacamos One Touch, una solución con la que, una vez has pagado en una plataforma con PayPal, al ir a otra, te identifica como usuario registrado. Es un pago mucho más rápido, sencillo y con las mismas garantías de seguridad anteriores. Para 2016 seguimos avanzando en otras, que de momento no podemos desvelar.

P. ¿Cómo ha funcionado PayPal en España hasta ahora, a nivel de usuarios y número de transacciones?

R. En España tenemos uno de los mercados online más grandes de Europa. El volumen de e-commerce es superior al de Italia y sigue creciendo cada año en torno a un 12% o 13%. PayPal crece mucho más rápido y por tanto, va aumentando la cuota de mercado. Además, España tiene una de las penetraciones de smartphones más elevadas y los usuarios cada vez compran en móvil. Hemos pasado del 25%. PayPal es todavía más valioso en el móvil que en el PC por la facilidad de uso, la rapidez y porque no tienes que introducir tantos datos. En ese aspecto, tenemos un potencial de crecimiento muy elevado.

"En España tenemos uno de los mercados online más grandes de Europa”

P. Sin embargo, según varios estudios, en España predomina aún el pago en efectivo, ¿se debe a una desconfianza?

R. El uso de efectivo en el mundo offline tiene un factor cultural. En los países latinos confiamos en el efectivo y en la relación con las personas, pero esa parte va cambiando. El dinero ha ido evolucionando a lo largo de los siglos. Es cierto que hay en mercados que va más lento, como el italiano y el español, pero no hay un retroceso a volver a usar el efectivo. A nivel de evolución de mercado, también vamos un poco más retrasados que el resto de Europa.

P. ¿Qué diferencias se observan en el uso de PayPal a nivel global?

R. Hay que distinguir entre el mundo anglosajón (EE UU, Reino Unido, Australia) y el resto de países. Los primeros tienen una penetración mucho más rápida, también por la evolución del mundo online. En cualquier caso, el mercado europeo va tomando cada vez más la delantera y tiene mucho más peso en el mundo online.

P. Uno de los grandes problemas de la banca española es su baja digitalización, de la que empresas tecnológicas como PayPal pueden beneficiarse.

R. La banca en España ha seguido un modelo muy tradicional, muy seguro y con mucha aversión al riesgo. Sin embargo, las necesidades de los consumidores han ido por otra línea y es ahí donde empresas de innovación tecnológica como la nuestra han encontrado una posición fuerte: trabajar muy cerca del consumidor, de lo que ellos quieren y de sus necesidades. Hemos sabido aprovechar esa oportunidad.

Apple Pay y Alipay no preocupan a PayPal

El próximo año, Apple Pay, la plataforma de pago de Tim Cook, desembarcará en España, tras llegar a EE UU en 2014 y a Reino Unido este verano. La compañía de la manzana no ofrece cifras oficiales, pero algunos estudios revelan que los pagos vía Apple Pay en su primer año solo representaron el 1% de las transacciones totales en EE UU.

Desde PayPal no temen, en cualquier caso, la competencia que pueda suponer Tim Cook. “Cuando alguien quiere comprar algo y utilizar un sistema de confianza, recurre a algo que pueda usar en todo el mundo y en la mayoría de empresas”, afirma Sala. A este respecto, asegura que PayPal está presente en 203 países, más de 10 millones de compañías internacionales aceptan su sistema de pago y cuentan con 173 millones de cuentas activas.

La expansión de Alibaba en el mercado de los pagos online, donde comenzó en 2004, también ha supuesto la llegada de un nuevo competidor para PayPal. De hecho, mientras que la compañía norteamericana registró 1.200 millones de transacciones en su tercer trimestre fiscal de 2015, Alipay alcanza los 80 millones diariamente. A pesar de ello, Sala insiste en el enfoque internacional de su empresa, que les permite ofrecer unas ventajas a los clientes. “Damos un servicio global en el que no hay fronteras en el e-commerce, tanto para empresas como para consumidores”, subraya.

Las fintech y sus novedades tecnológicas, que están poniendo a los bancos tradicionales en una encrucijada, se acercan también al propio negocio de PayPal. Sin embargo, para Sala, son “a la vez compañeros de viaje, aliados, socios y competidores directos”. La innovación que traen estas nuevas empresas ayudará a la estadounidense a mejorar su propio negocio y, de hecho, no descarta posibles lazos con algunas de estas compañías. “Tenemos acuerdos con la mayoría de PSP del mercado, así que por qué no con las fintech, que traen soluciones muy creativas, innovadoras y útiles”, recalca.

Normas