Qué es el libro diario en una pyme y cuándo presentarlo

Este documento se trata de una anotación conjunta de los totales de las operaciones por periodos no superados al trimestre

Qué es el libro diario en una pyme y cuándo presentarlo

El libro diario es el documento donde se anotan diariamente las operaciones relativas a la actividad de la empresa. En concreto, se trata de una anotación conjunta de los totales de las operaciones por periodos no superados al trimestre, a condición de que su detalle aparezca en otros libros o registros concordantes, de acuerdo con la naturaleza de la actividad de que se trate.

En este sentido, el diario de una pyme recoge el total de compras y ventas realizadas con un mismo proveedor o cliente durante un trimestre, si su desglose estuviera incluido en los libros registro de facturas recibidas y emitidas, respectivamente, que impone la normativa de este impuesto.

Del mismo modo, este documento ha de llevarse a cabo con claridad, por orden de fechas, sin espacios en blanco, interpolaciones, tachaduras o raspaduras. Tampoco tendrán que incluirse abreviaturas o símbolos cuyo significado no sea preciso ni conforme al orden mercantil. Así, los errores u omisiones en las anotaciones deben ser corregidos tan pronto sean advertidos y comunicarse en euros.

En lo que respecta a sus formatos, en la actualidad se confeccionan casi en su totalidad en formato electrónico. No obstante, la elaboración en papel continúa permitiéndose. Este registro se lleva a cabo siguiendo las normas dictadas por los planes concretos y en concreto, el plan general de contabilidad y el plan general de contabilidad de pyme.

Regulación del libro diario

La elaboración del libro diario no se lleva a cabo siguiendo una regulación directa de plazos. No obstante, se determina que la legalización del libro cumplimentado en el registro mercantil provincial hasta cuatro meses después desde el cierre del ejercicio económico.

Asimismo, en lo relativo a la obligación de formular las cuentas anuales por los administradores de sociedades de capital se llevará a cabo en los tres meses siguientes al cierre del ejercicio económico. Finalmente, el libro diario también debe anotar las declaraciones y obligaciones contables del IRPF, el Impuesto sobre Sociedades e IVA.

Normas