El regulador autoriza la operación que fortalece a ambas telecos en el 4G

Telefónica y AT&T cierran su gran intercambio de espectro en México

Ambas operadoras tratan de arrebatar mercado a América Móvil.

Sede de Telefónica en México.
Sede de Telefónica en México.

Telefónica y AT&T buscan nuevas posiciones en su pugna con América Móvil en México, un mercado con más de 120 millones de habitantes. De momento, ambas telecos van a cerrar definitivamente el ambicioso acuerdo de intercambio de espectro destinado a fortalecer sus respectivas posiciones en el móvil 4G, una vez recibido el visto bueno de la autoridad reguladora del sector.

De esta forma, el pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) resolvió en sesión extraordinaria autorizar a las concesionarias AT&T Norte y AT&T Desarrollo en Comunicaciones de México, filiales de AT&T, y a Pegaso PCS, división de Telefónica al intercambio de diversos bloques de frecuencias.

Además, el regulador autorizó el primer arrendamiento de espectro entre AT&T Comunicaciones Digitales y Pegaso PCS, en cumplimiento al mandato legal que tiene el Instituto de propiciar e impulsar el mercado secundario de espectro en nuestro país.

Por el acuerdo, Telefónica México entregará 10 MHz de espectro en la banda AWS en seis regiones móviles a AT&T mientras que el grupo estadounidense, por su parte, entregará al grupo español otros 10 MHz de espectro en la banda PCS en las mismas zonas.

Con este movimiento, Telefónica se hace con espectro de la banda de 1.900 MHz, que tiene una gran relevancia para ofrecer servicios de móvil 4G, un segmento clave para la banda ancha móvil. A su vez, AT&T ha recibido frecuencias de la banda de AWS, que la compañía necesitaba.

Ahora, Telefónica ha descartado presentarse a la licitación de 80 MHz de espectro radioeléctrico disponibles en la banda de frecuencias 1710-1780 MHz y de 2110-2180 MHz, puesta en marcha por el regulador. Una subasta a la que sí van a acudir AT&T y América Móvil. Este espectro no estará disponible hasta dentro de dos años. La compañía defiende que cuenta con espectro y capacidad suficiente para cubrir sus necesidades y mantener su posición competitiva en el corto plazo.

En este sentido, México contempla nuevas licitaciones entre las que figura la subasta de espectro de 2.5 GHz de gran capacidad para 2016. Además, las operadoras prevén que la banda de 700 MHz esté disponible a través del nuevo operador mayorista. Asimismo, el IFT ha anunciado la subasta de frecuencias de la banda de 600 MHz.

En cualquier caso, México se está convirtiendo en un mercado clave para Telefónica en su posicionamiento internacional. De hecho, es el país en el que la operadora está registrando el mayor crecimiento en el número de clientes durante 2015.

Telefónica México aumentó el número de líneas en un 12,5% entre enero y septiembre hasta superar los 24,87 millones (de ellos, 23,4 millones son usuarios de móvil y 1,46 millones son accesos de telefonía fija). La empresa incrementó sus ingresos un 13,3% (un 10,5% en moneda local) en los nueve primeros meses del año, mientras que el beneficio operativo antes de depreciaciones y amortizaciones (oibda) se disparó un 52,3%.

En cualquier caso, tanto Telefónica como AT&T tienen margen para crecer en México. Y más en el escenario regulador actual, que obliga a América Móvil a reducir su cuota de mercado tanto en la telefonía móvil como en la fija por debajo del 50%. Cuando se puso en marcha esta regulación en 2014, el grupo de Carlos Slim contaba con una cuota del 70%.

Salida a Bolsa de Telefónica México

Telefónica contempla la posible salida a Bolsa de la filial mexicana. Un movimiento que tendría sentido estratégico y que atraería a los inversores. En el mercado se ha llegado a valorar Telefónica México en un rango entre 4.000 y 6.000 millones de euros.

El grupo estadounidense se posiciona en el país

AT&T ha mantenido una fulgurante estrategia de expansión en México en los últimos dos años. La operadora cerró las adquisiciones de Iusacell y Nextel México por 2.500 y 1.875 millones de dólares (2.300 y 1.725 millones de euros), respectivamente. Un movimiento con el que el gigante estadounidense ha buscado lograr nuevas posiciones fuera de EE UU, que se había convertido prácticamente en el único mercado de la empresa.

Ahora, la estrategia de la teleco pasa por crear una gran red de servicios de telefonía móvil entre EE UU, Canadá y México. En agosto pasado, AT&T lanzó sus nuevos planes de tarifas combinadas, destinadas a clientes de pospago que se pueden utilizar en México, EE UU y Canadá.

Entre sus objetivos principales, AT&T planea ofrecer acceso en México a la nueva generación de internet móvil a 100 millones de personas a final de 2018. Además, la empresa está creando el primer área de servicio de América del Norte, la cual cubrirá a más de 400 millones de consumidores y negocios en México y EE UU.

Con estos proyectos, la operadora prevé llevar a cabo una inversión cercana a 3.000 millones de dólares (en torno a 2.760 millones de euros).

Dentro de esta expansión, la teleco estadounidense lanzó sus servicios de 4G en el país en el pasado mes de octubre.

AT&T, además, posee un 41% del capital de la plataforma televisiva Sky México a través de DirecTV Latinoamérica. El 59% restante pertenece a Televisa. La operadora estadounidense, en su apuesta por los contenidos, se hizo finalmente con DirecTV en una operación que superó los 48.000 millones de dólares (más de 44.150 millones de euros).

Normas