En toda la banca

Oliu alerta: la rentabilidad actual “destruye valor para el accionista”

Josep Oliu, presidente de Banco Sabadell, en la convención de directivos
Josep Oliu, presidente de Banco Sabadell, en la convención de directivos

El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, alerta de que las entidades financieras “no podemos estar con unos ROE que destruyen valor para los accionistas”. El banquero mantiene que “la configuración definitiva del sistema financiero español no se ha completado todavía”. Pese a ello, Sabadell apuesta por crecer fuera de España. El banco prevé crecer en crédito en España el 3% en 2016, frente a la caída del 0,3% de este año.

Josep Oliu, como el resto de los banqueros de las principales entidades financieras del país y de los supervisores, augura nuevas fusiones bancarias en España. La contracción de los márgenes, que se agudizará aún más los dos próximos años ante la perspectiva de seguir operando con tipos de interés casi a cero, la baja rentabilidad, las mayores necesidades de capital, la necesidad de reducir más la morosidad, los nuevos retos regulatorios, unidos a la transformación digital, marcan una hoja de ruta para una parte del sector, que hace casi inevitable que se produzcan nuevos procesos de fusión.

El banquero explicó el martes en la convención de directivos del banco –a la que asistieron más de 600 ejecutivos–, que “no podemos estar con unos ROE (rentabilidad sobre los fondos propios) que destruyendo valor para los accionistas”. Para añadir que “la configuración definitiva del sistema financiero español no se ha completado todavía; de hecho, el núcleo de bancos que ahora vemos no será el mismo. No hemos llegado al final del proceso”.

Pese a este nuevo proceso de fusiones, tanto Oliu como el consejero delegado de la entidad, Jaime Guardiola, apostaron en sus respectivas intervenciones por crecer fuera de España, principalmente en Reino Unido, país en el que cuenta con TSB, y en Amércia, donde opera a través de una filial en EE UU y de un pequeño banco en México, que potenciará el próximo año.

Así, mientras que el negocio del crédito en España representa este año el 71%, pasará el próximo año a sumar el 66% del total, tras el aumento de Reino Unido, que pasa de representar el 24% a ser, según sus previsiones, del 28%, y en América sumar del 5% actual al 6% el próximo año. El negocio crediticio en el extranjero ya supera el 29%, porcentaje muy por encima del 10% previsto en su plan estratégico a tres años y que finaliza en 2016. Ese año, el peso estimado es del 34%.

Oliu explicó ante este grupo que 2015 “ha sido un gran año, pero todavía quedan retos por superar”, entre ellos, reducir la tasa de morosidad, conseguir un ROE del 10% (ahora es del 6%) y llegar a un ratio de eficiencia del 40%. Afirmó que pese a que “el crecimiento económico global previsto para 2016 es menor que el de 2015, la entidad está en economías en las que el crecimiento es más estable, como Reino Unido, Estados Unidos y México”. E insistió en que “la situación que más” va a condicionar a la entidad “es que vamos a convivir con una curva de tipos muy bajos, con presión sobre el margen”.

Y eso que Oliu presumió de que Sabadell es “ahora mismo el primer banco español en niveles de margen”. Jaime Guardiola apuntó que durante el próximo año Sabadell continuará con la mejora de los márgenes y el estricto control del gasto junto a una reducción progresiva de las provisiones e ingresos menores por operaciones financieras.

Para 2016 Sabadell espera un crecimiento del crédito en España. Guardiola apuntó que los objetivos son crecer cerca del 3% en el país, frente a una ligera caída del 0,3% registrada hasta ahora, aumentar el 12% en América y el 9% en Reino Unido, mercado este último en el que descarta crecer con compras de entidades hasta 2017, año en el TSB prevé desengancharse de la plataforma de Lloyd’s, su anterior principal accionista. Eso sí, seguirá analizando compras de carteras, como ya ha hecho hace unos meses con la compra de 4.650 millones de hipotecas de Northern Rock.

Sobre la transformación comercial, Guardiola explicó la puesta en marcha de los nuevos modelos de gestión activa y de oficina multiubicación.

Normas