Supuestamente los pagos los realizó la empresa Traiber

Imputados 50 médicos por recibir sobornos

El juez del caso Innova implica a casi 50 facultativos por las prótesis dañadas de la marca Traiber. Hay indicios de que los pagos se realizaban para que no destaparan los fallos, según el auto judicial.

Imputados 50 médicos por recibir sobornos

El instructor del llamado caso Innova implica a 47 médicos por las prótesis dañadas de la marca Traiber y, en algunos casos, “hay indicios” de comisiones “para que mantuvieran la boca cerrada” al detectar los fallos, según el auto judicial.

El juez Diego Álvarez de Juan ha levantado este miércoles el secreto de sumario de la pieza separada número 4 del caso Innova, que se centra en la investigación de prótesis de cadera, rodilla y columna fabricadas por Traiber en su planta de Reus (Tarragona).

El juez considera que hay responsabilidades para 47 médicos de distintos hospitales que habrían seguido colocando las prótesis a pesar de que la marca presentaba deficiencias.

En los documentos requisados en un registro en la sede de la empresa propiedad de Lluís Márquez, el juez destaca que la empresa pagó un viaje a Egipto a tres médicos en el 2008.

En ese justificante, constaba la nota manuscrita “regalo para los doctores. Para tapar la boca por el fallo del cotilo” (el cotilo es una de las piezas de las prótesis).

“Traiber no solo pagó comisiones a los médicos para que pusiesen sus productos, sino que hay indicios de que lo hizo para que éstos mantuviesen la boca cerrada cuando descubrieron las deficiencias técnicas”, señala el magistrado.

Denuncia de una exempleada

El juez relata la denuncia de una exempleada de Traiber que derivó en una alerta de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios y reseña descripciones de empleados de la empresa conforme la situación era “caótica”.

La lista de médicos señalados por el juez abarca desde centros públicos y concertados de toda Cataluña, desde Tres Torres a Dexeus y, sobre todo, el Hospital Sant Joan de Reus.

Las presuntas presiones a ese centro para que comprara prótesis de Traiber es una de las líneas de investigación del juez Álvarez de Juan.

Así, según el auto, la agenda de Márquez reseña reuniones con la entonces primera teniente de alcalde de Reus, también imputada en la misma causa, Teresa Gomis, y con el actual concejal de Urbanismo y, por aquel entonces, edil de Promoción Económica, Marc Arza, ambos de CiU.

Esos encuentros eran para “presionar” a los médicos del Hospital de Sant Joan para utilizar las prótesis de Traiber.

El auto reseña que Márquez se reunió o lo intentó hasta cinco veces con el alcalde, Carles Pellicer (CiU), e incluso con el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y con el por aquel entonces conseller de Empresa, Francesc Xavier Mena.

En la agenda de Márquez también constan encuentros con Josep Prat, expresidente del Instituto Catalán de la Salud y ex director general del grupo de empresas municipales Innova de Reus (con la rama sanitaria de Sagessa, que gestiona el Hospital de Sant Joan).

También consta el diputado y primer secretario del PSC de Reus, Francesc Vallès, actualmente en la oposición en el Ayuntamiento reusense.

El magistrado también reseña una carta del alcalde a Márquez sobre varios encuentros de Pellicer con empresas de la ciudad.

El juez muestra su extrañeza, ya que la carta está fechada el 25 de noviembre del 2014 y el 30 de octubre Traiber estaba ya bajo la alerta sanitaria que cesó la actividad de esta empresa, lo que interpreta que puede ser un indicio de presiones.

Normas