Verónica Báez Márquez, fundadora de Designers’rooms

“La moda de lujo no aprovecha la oportunidad digital”

Verónica Báez Márquez, fundadora de Designers’rooms.
Verónica Báez Márquez, fundadora de Designers’rooms.

Después de 17 años trabajando en multinacionales como Louis Vuitton o L’Oréal, Verónica Báez Márquez (Sevilla, 1974) afronta el reto de crear su propia empresa, Designers’rooms, una plataforma digital de venta de moda de lujo española. Por el momento, han firmado acuerdos con tres diseñadores: Miguel Marinero, Álex Vidal y Makara.

Máster en Dirección de Empresa Internacional, en la ESCP Europe Business School, y en Empresa Digital, en el Instituto Superior para el Desarrollo de Internet (ISDI), Báez fue pionera en los lanzamientos con bloggers y campañas publicitarias online y offline en el sector de la moda. Su interés por este le viene desde niña: su madre era modista de alta costura.

Pregunta. ¿Qué es Designers’rooms?

Respuesta. Es un marketplace de prêt-à-porter de lujo. Para el cliente es como una tienda, pero para los diseñadores somos un escaparate de venta. No compramos el stock por adelantado, sino que referenciamos sus colecciones. Además, es diferente al marketplace tradicional, porque vendemos la colección futura mediante una preventa. Enseñamos las prendas en pasarela o desde los prototipos que van a un showroom, el cliente los reserva y nosotros hacemos el pedido al diseñador.

P. ¿Con qué objetivo nace la empresa?

R. Queremos convertirnos en un referente del prêt-à-porter de lujo español. Presentamos un conjunto de diseñadores con una garantía de calidad. Para ellos, el estar aquí es un reconocimiento de un saber hacer, una trayectoria o un talento. Y el que estén presentes a nosotros nos sirve como un efecto de bola de nieve.

“Parece que lo que viene de fuera es mejor, pero en España hay industria y talento creativo”

P. ¿Qué le ha llevado a iniciar su propio proyecto empresarial?

R. Llevaba tiempo pensando en aunar mis tres pasiones: mi experiencia en el sector del lujo, mi pasión por el mundo de la moda y mi interés en el desarrollo online. Además, estoy convencida de que hay una gran puerta de desarrollo, la digital, que no se explota debidamente. Hay mucho por hacer en el sector de la moda de lujo en España y es más fácil hacerlo en digital que offline. Abrir una tienda en Serrano implica unos costes fijos por tener una visibilidad solo en Madrid. La mejor ventana de exposición y venta es internet y es nacional e internacional.

P. ¿Qué labor hace para las marcas?

R. Hacemos la labor de agencia de comunicación, marketing, logística y ventas. El estar referenciados hace que multipliquemos las ventas. Yo publicito Designers’rooms, pero también lo que está dentro. Nos interesa dar a conocer quiénes son estos diseñadores, tanto en España como en el extranjero. Y no solo hablar de ellos, sino del porqué están aquí. Para ello, tenemos una editorial en el portal donde publicamos posts sobre quiénes son, cuál es su forma de hacer, dónde fabrican y también sobre tendencias y sector del lujo en general.

P. ¿Cuál es el criterio para seleccionar a los diseñadores?

R. Ser españoles y hacer made in Spain, es decir, diseñar y fabricar aquí. También han de tener talento y un saber hacer de alta costura. Desde mi humilde granito de arena, quiero desarrollar el tejido empresarial de moda de lujo en España. Hay mucha industria en este país desconocida, pero hay un saber hacer muy potente, del cual se benefician muchas marcas internacionales. Parece que lo que viene de fuera es mejor y nuestra vocación es decir no, aquí hay industria, no solo talento creativo.

P. ¿Por qué diseñadores como Miguel Marinero, Álex Vidal y Makara se han unido al proyecto?

R. Para ellos es una estrategia win-win, no tienen que invertir dinero ni pagar por estar dentro de la plataforma. Solo deben proveer las fotos de e-commerce con las características que necesitan. Tienen mucho que ganar, es una ventana más de ventas.

P. ¿Qué perspectivas de negocio tienen para Designers’rooms?

R. La idea es consolidarnos, por lo menos, en el mercado español o en el europeo en Francia, Alemania e Inglaterra. El objetivo es llegar a unos 500.000 euros en el año uno. Para esto hace falta que se empiecen a sumar más diseñadores, ya que la unión hace la fuerza. Queremos ampliar, de aquí a unos seis meses, a diez el número de diseñadores. En el segundo año, esperamos consolidarnos, empezar a ser rentables e ir expandiendo marcas y países. A medio plazo, nuestro objetivo es llegar a EE UU.

“Hay muy poca alta costura en este país”

En las pasarelas no ha habido alta costura desde la democracia, no se consideró que fuera necesaria y es una pena, porque había diseñadores, como Elio Berhanyer, que dejó de diseñar porque no quería venderse a la parte más comercial”, afirma Báez. La fundadora de Designers’rooms, que considera que “hay muy poca alta costura en este país”, cree que en España se fabrica prêt-à-porter, pero “no se comercializa bien, puesto que hay pocas boutiques”.

La crisis económica provocó grandes pérdidas en el sector y, por tanto, el cierre de los pocos establecimientos existentes. Además, el éxito de las tiendas de descuento ha “malacostumbrado a los clientes, que ya no quieren comprar a full price”. “Hay una oportunidad para ayudarles a vender lo que fabrican, pero que no saben o no pueden vender porque no tienen una estructura empresarial detrás para dar el salto y hacer un e-commerce propio”, explica.

Normas