Las pantallas 3D van a llegar a los coches
Cuentakilómetros en 3D, lo próximo que llegará a tu coche

Cuentakilómetros en 3D, lo próximo que llegará a tu coche

El futuro de los automóviles se está poniendo realmente interesante, y ha dos frentes especialmente fuertes: los coches eléctricos y la conducción autónoma. Pero no sólo vamos a ver cambios mecánicos próximamente, ni aplicados a la conducción, sino que también se espera una importante revolución para interior de nuestros vehículos, como el interior adaptable de Volvo.

La tecnología va a cambiar por completo nuestros coches

El teléfono inteligente es uno de los focos principales del desarrollo de la tecnología en los vehículos, y así lo demuestran el arranque remoto de Ford o la llegada de Android Auto a la consola. Ahora bien, los principales fabricantes no sólo están trabajando en torno al smartphone, sino también teniendo en cuenta otros elementos que presenten un mayor confort durante la conducción, reduzcan las distracciones al volante, y se adapten al conductor. Y precisamente en este camino nos encontramos con la tecnología 3D para el cuentakilómetros.

Esta es la tecnología que deberían llevar nuestros coches

Cuentakilómetros en 3D, lo próximo que llegará a tu coche

Synaptics propone montar en los vehículos tecnología interesante como el sensor de huellas dactilar, detección de gestos para el control del sistema de infoentretenimiento, sensores de proximidad y volante táctil.

Ver vídeo sobre "el coche inteligente" de Synaptics

Firmas como Porsche, con el Mission E Concept, proponen un cuadro de instrumentación basado en hologramas que se adaptan según a dónde mire el conductor. Evidentemente, este tipo de tecnología impide, como los HUD- Head Up Display-, que el conductor deje de mirar a la carretera durante unos segundos que podrían convertirse en un accidente.

El panel de instrumentos digital del futuro será tridimensional

El fabricante PureDepth, que ha firmado acuerdos con algunas marcas ya, ha adelantado que próximamente veremos cuentakilómetros tridimensionales. Y aunque actualmente ya los hay con pantalla LCD, la marca va a dar un giro al interior de nuestros vehículos introduciendo esta tecnología, que por el momento sigue desarrollándose para evitar algunos problemas como "dolores de cabeza, fatiga visual y náuseas".

Desde la firma apuntan a que este tipo de tecnología es capaz de evitar estos problemas del 3D al que estamos acostumbrados, por ejemplo, en televisores que muestran una imagen para cada ojo, y que se adaptan gracias a unas gafas especialmente diseñadas. Y lo más interesante de todo es que, gracias a la llegada del 3D, el panel de instrumentación podría dar prioridad a unos elementos frente a otros, como a los límites de velocidad.

Normas