La volatilidad seguirá presente en la renta variable

Los valores preferidos de Banco Sabadell

Monitor informativo en la bolsa de Madrid que muestra las variaciones del principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35.
Monitor informativo en la bolsa de Madrid que muestra las variaciones del principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35. EFE

La volatilidad seguirá presente en la renta variable durante la primera mitad de 2016, según el informe de estrategia del primer semestre elaborado por el departamento de análisis de Banco Sabadell. La entidad que preside Josep Oliu considera que aumentarán los vaivenes en las Bolsas y el potencial será limitado debido, entre otras cosas, a que las medidas monetarias expansivas adicionales del Banco Central Europeo tienen ya un “efecto limitado sobre el crecimiento”, y a que persistirán los riesgos geopolíticos y la desaceleración económica de China. Así, “la volatilidad aumentará a uno y otro lado del Atlántico por los niveles de tipos y la mayor variabilidad en resultados”, señala.

Es por eso que Sabadell recomienda “rotar a índices o sectores con menor volatilidad y más visibilidad” y prefiere Europa antes que Estados Unidos, donde ya se tocó el pico del ciclo de crecimiento de los beneficios empresariales. Sin embargo, en España se espera un alza de los beneficios por acción del 17% en 2016.

Y, en este contexto, apuesta por la “búsqueda de la calidad” y sus valores preferidos en la Bolsa española de cara a los primeros meses de 2016 son Acciona, ACS, Talgo, Gamesa, Catalana Occidente y Telefónica. Sostiene que Acciona “aflorará valor por desinversiones”, mientras que de ACS destaca su desapalancamiento y diversificación. En cuanto a Gamesa, Sabadell cree que “está bien posicionada para aprovechar la apuesta por renovables de emergentes” y cuenta con un balance sólido.

Elección de socimis

Entre las socimis (sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria), Banco Sabadell escoge a Lar y Merlin Properties, “por la recuperación adicional que se espera del mercado inmobiliario en España”, esgrime.

Dentro de los sectores beneficiados por la volatilidad, a la entidad le gustan valores como IAG y, en menor medida, Meliá, gracias al crecimiento del turismo. También Dia, por su vinculación al consumo; Deoleo, dado su apalancamiento operativo y su expansión geográfica; Mediaset, por la retribución al accionista, e Inditex. Su posicionamiento en Bolsa para el primer semestre del próximo año pasa por “aprovechar las subidas para reducir posiciones”, de manera que “bajamos la recomendación de Bolsas de comprar a mantener”, indica Banco Sabadell en su informe, donde calcula un potencial para el Ibex 35 a diciembre de 2016 de solo el 1,8%.

En su opinión, “a corto plazo, la Reserva Federal de Estados Unidos, si no sube tipos en diciembre, y el BCE, si amplía aún más el programa de compra de deuda QE, serían un catalizador”. Explica que “a medida que se han ido sucediendo los QE, los mercados han ido adelantando cada vez más su impacto positivo y diluyendo más su reacción posterior. Los QE del Banco Central Europeo tienen mayor impacto sobre la deuda y las divisas mientras que van perdiendo influencia en la Bolsa con un impacto neto negativo sobre emergentes”.

Dentro del Euro Stoxx, Banco Sabadell recomienda reducir la exposición a bancos y cíclicos vinculados a emergentes. Por contra, sobrepondera ocio, decantándose por el turismo europeo, seguros, el sector farmacéutico y tecnológico. Entre los valores dentro de aquellos sectores del Euro Stoxx que sacarán partido de la volatilidad hay una española, Inditex. Asimismo, la entidad financiera elige a BBVA como otra de las firmas españolas preferidas para incluir en cartera para 2016.

Riesgo de revisión a la baja del PIB

Los analistas de Banco Sabadell creen que uno de los riesgos de cara a 2016 es el deterioro del crecimiento económico, sobre todo ante la debilidad que muestra la economía de la zona euro. Entre las incertidumbres que planean sobre el área destaca los riesgos políticos en los países de la periferia, la inmigración y el terrorismo. En España, la firma prevé que el crecimiento pierda fuelle y sea del 2,2% en 2016 frente al 3,1% previsto para 2015, por el menor dinamismo exportador. A su juicio, “en un entorno de recesión global volvería a subir la prima de riesgo de la deuda española”.

En Estados Unidos, donde según su escenario central habrá un repunte de los costes laborales y una menor productividad, pronostica que las subidas de tipos en el primer semestre de 2016 serán limitadas, hasta 50 puntos básicos. “Unas subidas de tipos más agresivas tensarían las condiciones financieras”, apunta. Estima que la economía estadounidense crecerá un 1,6% en 2016 frente al 2,5% del consenso.

Entre los países emergentes, augura el cambio de modelo de crecimiento de China y una mayor desaceleración por el lado de las manufacturas. El principal riesgo será el aumento de los temores por la ralentización del gigante asiático y el contagio a Latinoamérica en aquellos países vinculados a las materias primas. Precisamente, Sabadell prevé una recuperación progresiva de los precios del crudo en la primera mitad de 2016, hasta 55 dólares el barril.

Normas