En el proyecto participan JB Capital Markets e Ibersuizas

“Pangea busca el 50% del mercado de las agencias”

David Hernández, consejero delegado de Pangea-The Travel Store.
David Hernández, consejero delegado de Pangea-The Travel Store.

No podemos seguir así. Las agencias de viajes físicas han pasado de unas 9.000 en toda España a poco más de 5.000 en unos años porque ha dejado de tener sentido que una agencia te venda un billete de avión y un hotel. Para eso el usuario ya tiene a Booking y eDreams”, comenta David Hernández, creador y consejero delegado de Pangea-The Travel Store. Un espacio recién abierto en el centro de Madrid y que aspira a replicar el negocio de Ikea, Fnac, Decathlon o Leroy Merlin en el mundo de los viajes y las escapadas.

El empresario se ha aliado con firmas como JB Capital Markets e Ibersuizas y otros inversores, como el consejero delegado de Telefónica I+D, David del Val, y ha captado unos 3,6 millones de euros para poner en marcha un proyecto con el que quiere “transformar el sector y darle un aire nuevo”.

David Hernández: es el consejero delegado de Pangea-The Travel Store. Es su primera experiencia al frente de una agencia de viajes y antes trabajó en banca de inversión.

JB Capital Markets: la firma fundada y presidida por Javier Botín, junto a Inversiones Ibersuizas, son sus socios financieros de referencia. Además, a título personal está David del Val, consejero delegado de Telefónica I+D. Es una empresa con capital 100% español.

El espacio: más de 1.500 metros cuadrados que ocupan el antiguo cine Cid Campeador en la calle Príncipe de Vergara de Madrid, que abrió sus puertas en marzo de 1975.

Hernández explica que las agencias de viajes físicas son, junto a las inmobiliarias y las sucursales financieras, “las únicas tiendas de este país que no han cambiado en 25 años, porque pertenecen a sectores que han crecido de forma tan brutal que no les ha hecho falta transformarse”. Unas agencias físicas que, en su opinión, “no van a desaparecer, se van a transformar y donde las pequeñas seguirán existiendo donde por capilaridad tengan sentido”.

El objetivo del proyecto, que también ha contado con financiación de un millón de euros del programa Emprendetur, es probar en un primer momento el concepto de la tienda y, si funciona, iniciar su expansión. Un crecimiento que David Hernández sitúa en Madrid, Barcelona y ciudades europeas como Londres o Fráncfort. “Dentro de tres años me gustaría tener de cinco a diez tiendas como esta por España y un par de ellas fuera”, comenta reconociendo que no hay planes de ubicaciones concretas. Sobre nuevas inyecciones de capital, el fundador de Pangea afirma que “somos un negocio generador de caja que nos permitirá hacer una expansión sin necesidad de levantar capital”, algo que sí se planteará en algún momento para acelerar la expansión de la enseña.

Hernández asegura que Pangea “ha recibido más visitantes en su primer mes que una agencia de viajes tradicional en un año” y que durante el primer fin de semana se acercaron al local unas 2.500 personas. Es más, declara que en el primer mes “hemos sido capaces de facturar mucho más que una agencia de viajes tradicional en un año”.

El objetivo que persigue Pangea es reducir la estacionalidad de la industria de las agencias de viajes, para lo que además de las estancias y viajes que se pueden encontrar en el resto de agencias ofrece “planes de ocio únicos por Madrid y escapadas que puedes hacer todo el año con el precio mínimo garantizado”. Así, frente a las agencias online que ya ofrecen entradas a espectáculos y restaurantes, “Pangea te soluciona la tarde del sábado o el fin de semana, no venderte una entrada de teatro”.

El proyecto se ha volcado en un primer momento en la tienda física, porque según Hernández el mercado de las agencias de viajes online “está muy saturado” y sus cifras de facturación en España –unos 3.300 millones anuales– son inferiores a las de los establecimientos físicos –5.500 millones–. En su opinión, “el físico vuelve a ser atractivo para captar clientes” y confía que “en diez años podremos conseguir la mitad de ese pastel”.

El nuevo espacio, abierto a principios de octubre, cuenta con 1.500 metros cuadrados en los que los clientes pueden informarse, visualizar, contratar y pagar a través de las más de 40 pantallas táctiles. “Nacemos en 2015 y no podemos dar la espalda a las nuevas tecnologías”, pero “sin dejar a un lado a nuestros expertos en los destinos concretos”, afirma.

Normas