El plazo de ejecución de las obras será de doce meses

OHL rehabilitará la antigua sede de BBVA en Madrid por 14 millones

Pretende convertirlo en uno de los edificios de oficinas más sostenibles y eficientes de Madrid

Los trabajos de mejora se basarán en la ampliación y renovación los espacios interiores y las instalaciones del inmueble

Juan Miguel Villar Mir, presidente de OHL.
Juan Miguel Villar Mir, presidente de OHL.

OHL se ha adjudicado el contrato de obras de rehabilitación de la torre de GMP ubicada en el Paseo de la Castellana de Madrid, que hasta hace pocas fechas albergó la sede del BBVA en Madrid.

Se da la circunstancia de que la constructora remodelará el emblemático inmueble del eje financiero de la capital que ya se encargó de construir a través de Obrascón entre los años 1978 y 1981.

El actual proyecto de rehabilitación del edificio, estimado en 14,3 millones de euros, pretende convertirlo en uno de los edificios de oficinas más sostenibles y eficientes de Madrid.

La torre, diseñada por el arquitecto Francisco Sáenz de Oiza en 1971 y actualmente propiedad de GMP, tiene 107 metros de altura y 28 plantas, de unos 1.325 metros cuadrados cada una, además de 400 plazas de aparcamiento.

Según recuerda OHL, la torre 'Castellana 81' constituye un referente de la arquitectura española moderna y del paisaje urbano de Madrid, dada su particular fachada, que combina el acristalamiento con una carpintería en acero Cortén.

Se trata de un material que, con el paso del tiempo, se oxida en su cara exterior para proteger su interior, lo que ha otorgado a la fachada un color y una textura características.

La rehabilitación que actualmente acomete el grupo que controla y preside Juan Miguel Villar Mir respetará la singularidad arquitectónica del edificio, al que además le dotará de las “más altas cotas de sostenibilidad”. 

Los trabajos, que contemplan el uso mayoritario de materiales reciclados, abarcan una ampliación y renovación de los espacios interiores y de las instalaciones del inmueble.

Asimismo, contemplan la aplicación de distintas medidas para posicionar el edificio “como uno de los más sostenibles y eficientes del mercado de oficinas de Madrid” y reducir “significativamente” su consumo de energía.

El plazo de ejecución de los trabajos de rehabilitación de la torre, que ya han comenzado, será de doce meses para el grueso de la obra, y de seis meses para la parte aún ocupada por el banco.

Normas