Valor a examen

Telefónica: apuesta decidida por lo digital

El presidente de Telefónica, César Alierta.
El presidente de Telefónica, César Alierta.

Telefónica está centrada en el mundo digital y lo dejó muy claro en la presentación esta semana de su plan estratégico para 2016-2020. El objetivo de la operadora dirigida por César Alierta es transformarse en una ‘telco’ digital de referencia, y para ello no escatimará en inversiones que le permitan ser “el mejor y único aliado” de los países para “digitalizar su economía”, remarcó Alierta. Desde 2012, la compañía ha destinado a inversiones más de 55.000 millones de euros, y pretende mantener ese esfuerzo inversor en los próximos años para expandirse en negocios como el vídeo y la televisión de pago, la nube, la ciberseguridad, Big Data o conexiones móviles entre máquinas M2M. En definitiva, Telefónica quiere que todos necesiten todo lo que ofrece Telefónica.

“La apuesta por el valor añadido sigue permitiendo el crecimiento orgánico en clientes y precios”, señala Beka Finance en un reciente informe. “El número total de accesos de Telefónica ha crecido en los nueve primeros meses de 2015 un 1%, y los ingresos, un 4,2%, ambos en términos orgánicos. Esta evolución demuestra que la oferta de producto de la empresa está siendo bien acogida por los clientes”, apunta la firma. De hecho, según los últimos resultados corporativos correspondientes al tercer trimestre del año, en el mercado español, Telefónica ha logrado un cambio de tendencia en las ventas al aumentar precisamente en los segmentos de más valor añadido como la fibra (+82%), PTV (+59%), móviles de contrato (+1,4%) y clientes de fusión (+14%).

Según el propio Alierta, la acción de Telefónica, que ha aumentado su precio un 35% entre 2013 y 2015 y ronda los 11 euros, debe reflejar en el futuro la apuesta por los nuevos negocios digitales y tiene más potencial del que los analistas creen. El consenso de Bloomberg estima que los títulos de la operadora tienen un recorrido alcista del 15% con un precio objetivo a doce meses de 12,69 euros. La mayoría, el 42,5%, recomienda comprar.

La firma Carax-AlphaValue es de las más optimistas con el valor al situar el precio objetivo en 16,3 euros por acción, así como Banco Sabadell, que lo fija en 14,90 euros. El analista de esta entidad, Andrés Bolumburu, sostiene que el mercado “ha sobrecastigado al valor desde que marcara su máximo anual en agosto por su exposición a Brasil y por las dudas generadas en torno a la venta de O2”. Explica que, pese a la delicada situación macroeconómica del país latinoamericano, “el perfil de cliente de Brasil en móvil unido a la compra de GVT hace que Telefónica sea allí menos vulnerable que sus competidoras”. El experto afirma, no obstante, que el tipo de cambio “ha tenido un impacto negativo en sus cuentas y lo seguirá teniendo en lo que queda de año”. Aún así, Bolumburu opina que “es un valor atractivo en Bolsa y ofrece potencial”.

Desde Beka Finance aseguran que “en Brasil se demuestra que el posicionamiento de la empresa es muy ventajoso frente a los competidores. Telefónica ha captado el 100% de las altas de PTV en los ocho primeros meses y el 57% de las altas de FBB”. La firma considera que “uno de los mercados con más potencial para Telefónica sigue siendo México”.

En cuanto a la operación de venta de la filial de Telefónica en el Reino Unido O2 al grupo inversor de Hong Kong Hutchison Whampoa por unos 14.000 millones de euros, se espera que concluya en el segundo trimestre de 2016. El regulador británico de telecomunicaciones alertó del posible efecto negativo para los consumidores de la fusión de 02 con el operador móvil Three que planea Hutchison, y pidió llevar la investigación de la operación. Sin embargo, la Comisión Europea dijo el viernes que seguirá encargándose del análisis y tiene de plazo hasta abril para adoptar una decisión final.

En caso de que no salga adelante, la empresa española baraja varias alternativas que, según Beka Finance, incluirían la colocación de O2 en Bolsa, la realización de otras operaciones de fusiones o adquisiciones (M&A), o la venta de activos de infraestructuras como antenas, redes o centros de datos. Bolumburu está convencido de que la venta de 02 llegará a producirse “porque la concentración en Reino Unido es menor que en Dinamarca, donde la intencion de fusion entre Telia y Telenor no llego a buen puerto”. Hutchison se convertiría en líder de la telefonía móvil en Reino Unido con una cuota del 37%.

Las claves

Clientes. La operadora no solo aspira a triplicar su base de clientes, que actualmente ronda los 330 millones, sino también a mejorar su satisfacción. Por ello, ha vinculado los índices de satisfacción de los clientes a la retribución variable de los empleados, que se incrementará hasta un 20% a partir de 2016.

Resultados. Telefónica registró un beneficio neto de 4.577 millones de euros de enero a septiembre, casi un 70% más que en el mismo periodo de 2014. Según un reciente informe de Barclays, tanto los ingresos como el resultado operativo antes de amortizaciones (OIBDA) podrían crecer.

Acción. Los títulos de Telefónica ganan un 4% en lo que va de año, a pesar de haber corregido más de un 15% desde el máximo anual que marcó en agosto en los 13,81 euros, debido a los problemas de competencia que ve Bruselas en la compra de 02 por Hutchison. Desde el punto de vista técnico, las acciones están en fase de rebote con una volatilidad creciente.

Normas
Entra en El País para participar