Encuentro sobre “Oportunidades y Acceso a la Financiación para las Pymes”

Nuevas vías de acceso al crédito para la pequeña empresa

Las últimas claves, explicadas por el director general de Industria, Víctor Audera

El máximo responsable de Banco Santander en España analiza las nuevas figuras

"Las pymes son la esencia del tejido productivo español y suponen el 99% de las empresas radicadas en nuestro país, pero tienen un claro problema de tamaño, muy inferior al de empresas equivalentes de países de nuestro entorno”. Este es el diagnóstico que ha realizado el director general de Industria y de la pyme, Víctor Audera, sobre la situación de esta tipología de compañías,durante su participación en el Encuentro sobre Oportunidades y Acceso a la Financiación para las Pymes organizado por Cinco Días y Banco Santander.

El principal enlace del Gobierno con las empresas de pequeño y mediano tamaño, desgranó las iniciativas que se han ido adoptando durante la legislatura que ahora termina para que este tipo de empresas tenga facilidad para ganar tamaño y dar el salto internacional. “Las autoridades públicas no podemos sustituir el crédito bancario, pero sí complementarlo, apoyar la internacionalización, la innovación y a las nuevas empresas tecnológicas”, argumentó.

Desde el Ministerio de Industria se han puesto en marcha cuatro líneas principales de apoyo a la financiación de pymes.

  1. En primer lugar, un programa específico para dar crédito a inversiones industriales, y que ha prestado ya 750 millones de euros, “con condiciones muy favorable”, apuntó Audera. “Aún queda remanente de este programa”.
  2. En segundo lugar, Industria dispone de la empresa pública Enisa, encargada de dar financiación a emprendedores. “Son créditos de tamaño moderado, entre 75.000 y 100.000 euros, que se conceden a ‘start-up’ [empresas de nueva creación]”.
  3. Otra de las líneas de apoyo a la financiación empresarial de la que dispone el Ministerio es la Compañía Española de Reafianzamiento (Cersa), encargada de facilitar a las pymes y autónomos todo tipo de financiación, con especial incidencia en las empresas de reciente creación y menor tamaño. Su forma de operar es prestando aval que as 20 sociedades de garantía recíproca. “Está fórmula está funcionando muy bien, y el número de empresas avaladas a través de esta empresa ha crecido mucho, hasta 34.000 firmas y 1.700 millones de avales. Queremos ganar aún más tamaño con un crédito del Banco Europeo de Inversiones”.
  4. Por último, el Ministerio de Industria cuenta con el programa Impulso a las Redes de Business Angels. “Es un programa pequeñito, pero que también tiene su atractivo. Con esta fórmula, promovemos la comunicación y colaboración entre empresas emprendedoras y potenciales inversores privados de todo el país”. 

Al margen de la facilitación de fórmulas financieras a pymes, el Ministerio también ha querido eliminar trabas administrativas. “Desde el principio detectamos que era uno de los grandes problemas con las que se encontraban las pequeñas empresas cuando querían crecer, así que hemos puesto en marcha muchas iniciativas para eliminarlas. De hecho, en los últimos años España ha escalado varias posiciones en el indicador del Banco Mundial sobre facilidad para las empresas [informe Doing Business 2016]”, explica Víctor Audera. “Las administraciones deben trabajar para crear una ambiente favorable para que se desarrolle la actividad empresarial”.

El otro ponente del Encuentro sobre Oportunidades y Acceso a la Financiación para las Pymes fue Rami Aboukhair, máximo responsable de Banco Santander en España. El directivo, defendió el papel que está jugando su entidad para acercarse a la pequeña empresa. “Queremos que Santander sea el banco de las pymes, que pequeño empresario que esté planteándose dar el salto al exterior, piense en nosotros como su socio ideal, porque tenemos 46.000 empleados en Brasil, 25.000 empleados en Reino Unido, presencia en 12 grandes mercados, y 13.000 oficinas por todo el mundo, que estarán plenamente disponible para aquel empresario español que quiera apostar por la internacionalización”.

Aboukhair apuntó que para un directivo del sector financiero “es un placer encontrarse con representantes de la economía real, y comprobar que ya empiezan a tener una cara diferente a la que tenían hace un tiempo. Según explicó, la visión que había sobre España hace cuatro años era tremendamente negativa fuera de nuestras fronteras. “Éramos los torpes de la película, pero ahora se nos ve como los más listos de la clase”.

Buena parte de la responsabilidad de que haya cambiado tanto la percepción sobre el país se debe a la labor de las pequeñas empresas, apuntó Aboukhair. “Las pymes exportadoras han crecido un 50% desde 2007 y generan dos tercios del empleo. Desde Banco Santander queremos estar con ustedes, tanto en el corto, como en el medio y en el largo plazo”.

El directivo recordó que el apoyo a las compañías exportadoras está en el ADN del grupo Santander desde su nacimiento. “Banco Santander se fundó en 1857 para ayudar a financiar a empresarios cántabros que quería expandirse por Latinoamérica”.

Entre las propuestas de valor del grupo para el pequeño empresario, destacó la cercanía de sus empleados, gracias a una extensa red de oficinas (“el comerciante no va a tratar con mi consejero delegado José Antonio Álvarez, ni con mi presidenta, Ana Botín, va a tratar con el director de su sucursal, que es quien le conoce”; la innovación en productos, como la Cuenta 1,2,3 para pymes y autónomos, que paga un 1% por el importe de las nóminas ingresadas, un 2% por el pago del IVA y el Impuesto de Sociedades y un 3% por los suministros básicos; así como el ofrecimiento del Pasaporte Santander, para que la pyme pueda utilizarlo como carta de presentación en otros países donde opera el banco.

Normas