Tasará 3 millones de metros cuadrados entre edificios y suelo

Aena abre la puerta a hacer caja con suelo e inmuebles

La consultora elegida tendrá solo cinco semanas para realizar la valoración

Vista del aeropuerto de Barajas desde el interior de la Terminal 4.  Pablo Monge
Vista del aeropuerto de Barajas desde el interior de la Terminal 4. / Pablo Monge

El operador aeroportuario Aena quiere saber con urgencia cuánto valen el suelo, edificios y hangares que rodean a sus aeropuertos. La compañía que preside José Manuel Vargas tiene abierto un concurso para seleccionar consultora, a la que dará un plazo de cinco semanas para poner precio a activos inmobiliarios que rozan los tres millones de metros cuadrados.

Tal premura responde a la intención de incluir lo que se conoce como valor razonable (precio de mercado) de estos inmuebles en los resultados del cierre del ejercicio.

A imagen y semejanza de las inmobiliarias, la cesta de patrimonio está llamada a convertirse en una nueva palanca para el valor de una acción que ha exprimido durante este año la evolución al alza del turismo en España, así como la recuperación de Iberia o la pujanza de Vueling en Barcelona-El Prat, entre otros clientes de Aena.

De hecho, el propio Vargas suele hablar de los inmuebles por explotar como el gran valor oculto de la compañía controlada por el Estado. Tanto como el hecho de que se trate de una empresa reestructurada y con altos niveles de eficiencia, que opera en un entorno de alta regulación, o su apertura al negocio internacional.

El desarrollo comercial del suelo de Aena se vio congelado por el estallido de la burbuja inmobiliaria. Pero con el resurgir del negocio, Aena aflorará sus posesiones ante el mercado y dará visibilidad a centenares de terrenos y naves que podrían ponerse en venta en caso de que la compañía precise hacer caja, recortar deuda o, simplemente, potenciar los servicios en sus aeropuertos.

De hecho, Aena no esconde en el pliego del concurso que “estas tasaciones definirán un valor de mercado, o valor de venta en el momento actual, para su comercialización en el caso de los activos desocupados”.

Un mínimo de 13 aeropuertos a examen

El tasador deberá evaluar 350 activos en 40 aeropuertos, de los 46 que opera la compañía. La superficie total a examinar se acerca a 3 millones de metros cuadrados (688.000 en Barajas y 480.000 metros cuadrados en El Prat) y Aena concede al proveedor de este servicio, para el que ha calculado el pago de 250.000 euros, que no realice la tasación presencial en los 40 aeropuertos sino en los 13 con mayor volumen de superficie. Estos son los de Madrid, Valencia, Barcelona, Santiago, Jerez, Bilbao, Palma de Mallorca, Gran Canaria, Sevilla, Málaga, Tenerife Sur, Vitoria y Sabadell. Estos suman 221 activos a tasar en una superficie de 1,65 millones de metros cuadrados.

Aena solo pondrá precio a los bienes susceptibles de generar rentas o plusvalías (inversiones inmobiliarias), no a los edificios y terrenos hábiles para el desarrollo de la actividad aeroportuaria. La consultora inmobiliaria deberá seguir la metodología RICS (Royal Institution of Chartered Surveyors), lo que implica un precio para cada uno de los activos, con su descripción, fotos, planos, y análisis de mercado del entorno más cercano.

Normas