Su gran apuesta es la renta variable europea

Las cinco claves de Santander para ganar en Bolsa en 2016

Dolores Ybarra, responsable de Santander Asset Managemen
Dolores Ybarra, responsable de Santander Asset Managemen

Santander Asset Management presentó ayer sus perspectivas de mercado para 2016. La máxima responsable de inversiones de la gestora española, Dolores Ybarra, desgranó cuáles consideran que van a ser las principales oportunidades para el próximo ejercicio y qué riesgos afronta el mercado.

Una de las apuestas más sólidas de Santander para el año que viene es la renta variable europea, y especialmente la española. “La política monetaria expansiva del Banco Central Europeo, los bajos precios de las materias primas y la mejoría del entorno macroeconómico van a impulsar la valoración de los principales índices bursátiles europeos”, apuntó Ybarra.

La gran amenaza que observan en el horizonte sigue siendo la desaceleración de la economía china y su impacto sobre los países emergentes, muy dependientes de la exportación de materias primas. No obstante, el escenario central que maneja Santander Asset Management (SAM) pasa por una moderación del crecimiento del gigante asiático, con un aterrizaje muy controlado por el Gobierno, que evitará un contagio a otros mercados financieros.

  • 1. Renta variable española

El responsable de Bolsa europea de SAM, José Antonio Montero Espinosa, considera que los vientos de cola que han empujado a la economía europea durante el último año y la han llevado a obtener un crecimiento mayor del previsto (euro débil, bajos tipos de interés, petróleo barato...), cobran mayor fuerza en el caso español. “Por la depen_dencia energética de las empresas espa_ñolas, porque tienen que pagar mayores primas para financiarse que sus competidoras europeas y porque exportan mucho, estas dinámicas van a propiciar un crecimiento de los beneficios en 2016”.

A su juicio, la economía española va a seguir obteniendo un mejor comportamiento que la de otros países europeos, lo que va a favorecer especialmente a aquellas empresas más expuestas al ciclo económico, como las cadenas hoteleras, las empresas de distribución y las compañías alimentarias.

Los cálculos de la gestora apuntan a que las empresas españolas tendrán una mejora del beneficio de doble dígito durante el próximo ejercicio, lo que les permitirá aumentar la remuneración al accionista. “Si excluimos el sector bancario, que tiene su propia dinámica y pesa mucho en la Bolsa española, el resto de sectores van a tener una rentabilidad por dividendo claramente superior a la media de otros países europeos”, explica Montero en el cuartel general de Santander Asset Management en Londres.

  • 2. Riesgo político.

El resultado de las próximas elecciones generales, donde se prevé un escenario político más fragmentado, no es uno de los eventos que preocupe a Santander AM. “Para nosotros, este tipo de situaciones representan una oportunidad, porque a menudo produce una distorsión en la calibración de riesgos”, explica Montero. De hecho, desde la gestora se considera que la visión local suele tener una aproximación más negativa ante estas situaciones de la que tienen los inversores internacionales. “Hay ejemplos recientes. En Brasil, los analistas locales son muy catastrofistas, pero desde fuera ya se está hablando de cuándo volver a invertir. También lo hemos visto en Portugal, donde pese al cambio de signo político en el Gobierno, la prima de riesgo apenas ha subido”, apunta Ybarra.

  • 3. Opciones en Europa.

La gestora de fondos del grupo Santander espera que las compañías europeas logren crecimientos que rocen el 10% en sus beneficios de 2016. Además de una perspectiva macroeconómica sólida y el fuerte respaldo de la política monetaria del BCE, otros dos factores impulsarán la cotización de las empresas del Viejo Continente. En primer lugar, los flujos de inversiones. Ante los máximos de la Bolsa norteamericana y el cambio de la política de la Reserva Federal, muchos fondos de todo el mundo están mirando con interés a las Bolsas europeas. En los últimos meses, es el mercado al que más dinero está llegando, por delante de Estados Unidos y de los países emergentes. Además, la valoración de las compañías aún sigue siendo atractiva en términos relativos. “El diferencial de rentabilidad por dividendo de las acciones europeas frente a la de los bonos más seguros está en máximos de 20 años, lo que nos hace pensar que seguirá llegando dinero”, razona José Antonio Montero Espinosa.

  • 4. Mayor volatilidad.

“El entorno al que nos enfrentamos a partir de ahora es muy atractivo, porque ya no se trata de subirse a la ola de los bonos o de la renta variable y esperar a que se revalorice el patrimonio del fondo, tal y como ha ocurrido en los últimos tres años. Ahora llega el momento de los especialistas en gestión activa, como nosotros, que aportamos valor seleccionando las mejores empresas”, explica Ybarra. Desde la gestora reconocen que en los próximos meses habrá una mayor volatilidad en los mercados bursátiles, tanto por la existencia de nuevos riesgos geopolíticos (como el aumento de la amenaza terrorista) como por la divergencia en las políticas monetarias de las grandes economías, por eso ahora será más importante analizar los datos fundamentales de cada compañía. “No podemos saber si el año que viene habrá un nuevo caso Abengoa, pero sí que podemos poner todo nuestro talento en detectar compañías que puedan sufrir una situación similar”, apunta Montero.

  • 5. Japón y Latam.

La gran apuesta de la gestora de Santander es la renta variable europea, pero también ven valor en las compañías japonesas, que se seguirán beneficiando de la política monetaria ultraexpansiva de su banco central. En cuanto a Latinoamérica, el máximo responsable en renta fija para esta región, Alfredo Mordezki, recordó que aunque algunos países han sufrido mucho, aún ven oportunidades en México (por su exposición a Estados Unidos), Perú o Argentina (por el nuevo equipo económico).

La fusión con Pioneer, lista en seis meses

La directora de inversiones de Santander Asset Management (SAN), Dolores Ybarra, valoró muy positivamente el reciente acuerdo vinculante entre el grupo Santander y Unicredit para la fusión de sus gestoras. Esta operación, que dará lugar a una de las 20 mayores gestoras del mundo con más de 100.000 millones de euros de activos bajo gestión, necesita ahora obtener las autorizaciones de los reguladores en las decenas de países donde operan SAN y Pioneer (la filial de gestión de activos del grupo italiano).

“Esperamos que en un plazo de seis meses se hayan obtenido todas las autorizaciones preceptivas y podamos empezar a operar con Pioneer como un solo grupo”, apuntó Ybarra.

“El grupo resultante va a ser muy potente, con una gran presencia internacional, y con muy pocos solapamientos. Estamos deseando que se complete la fusión para trabajar conjuntamente”, explicó.

Fuentes de la gestora de Banco Santander explican que una vez que se complete la operación, SAN y Pioneer quieren competir en pie de igualdad con los grandes gigantes de la gestión de activos, como Schroders, BlackRock o JPMorgan.

“La estrategia hasta ahora ha sido fortalecer todas nuestras gestoras locales, y hemos conseguido importantes mandatos institucionales. De hecho, las ventas a través de este canal han superado en 2015 los 2.500 millones de euros, un récord absoluto. El siguiente paso será ser capaces de acudir a Oriente Medio o Asia para conseguir nuevos clientes en una zona en la que ahora no tenemos ninguna presencia”.

Ambas gestoras han creado varios grupos de trabajo para definir cómo será el nuevo organigrama del grupo. “Las negociaciones sobre cómo será la estructura final aún están en una fase preliminar.

Las dos firmas analizan qué familias de fondos son más potentes en cada una de las gestoras, qué duplicidades existen en productos, y qué fortalezas de gestión tiene cada una de ellas, de cara a crear un nuevo gigante europeo de la gestión de activos.

Normas