Cinco tarjetas de crédito para comprar estas fiestas

Cinco tarjetas de crédito para comprar estas fiestas

Los esfuerzos por evitar endeudarse en Navidad son cada vez mayores. Los consumidores han aprendido de la crisis y se muestran recelosos a gastar más de lo que ingresan. Sin embargo, no todos lo consiguen y una de las opciones más populares en estas fechas pasa por tirar de la tarjeta.

Pese a que la media del tipo de interés que se aplica a estos productos financieros es alta (17,82%), existen algunas excepciones que pueden resultar realmente interesantes a la hora de buscar financiación rápida. Estas son las cinco tarjetas que permiten financiarse a tres meses (el periodo más interesante de cara a la Navidad) con menor coste.

Visa clásica, Abanca

La tarjeta Visa Clásica de Abanca permite aplazar los pagos a tres meses con un 0% de interés nominal (TIN). Como condición, la entidad exige que la compra financiada supere los 50 euros. El aplazamiento del pago tiene una comisión de 2,45 euros que será el único extra que tendrá que pagar el consumidor sobre su compra. Además, la tarjeta tiene una cuota anual de 39 euros y requiere contar con una cuenta corriente en la entidad en cuestión, capaz de acreditar la solvencia del usuario a través de una nómina o ingresos recurrentes.

Visa Oro, Abanca

En lo que respecta a la financiación a tres meses, la Visa Oro de Abanca funciona igual que su Visa Clásica, es decir, ofrece un 0% TIN sobre compras superiores a 50 euros con una comisión de 2,45 euros. La principal diferencia entre ambas se encuentra en la cuota anual, siendo la de la Oro de 64 euros, es decir, 25 euros superior. Como contrapartida, la Visa Oro cuenta con un seguro contra fraudes con más garantías, además de beneficiarse de mayores descuentos, por ejemplo, en la gasolina.

Tarjeta Después, BBVA

La posibilidad de realizar un pago personalizado es uno de los beneficios de la tarjeta Después, de BBVA. Los clientes pueden fraccionar el pago de una compra o el gasto total del mes, siempre que sea superior a 50 euros. Para no pagar intereses, los usuarios de esta tarjeta deberán abonar la misma cantidad durante tres meses con una comisión fija al ejecutar el aplazamiento de siete euros, o hacer lo mismo en seis meses, pagando 25 euros. Respecto a la cuota anual por disponer de esta tarjeta, el cliente deberá pagar 40 euros, aunque este pago podría eximirse si el usuario cumple las condiciones del programa Adiós Comisiones, entre las que se encuentra el tener más de 30 años.

Visa Dual, Ibercaja

La Visa Dual de Ibercaja permite financiar cualquier cantidad a tres meses a un 0% TIN. El aspecto más interesante de esta tarjeta es que no exige un importe mínimo para optar a una financiación mensual. Respecto a la comisión de aplazamiento, esta depende del número de meses que se quiera atrasar el pago. Así, para tres meses la entidad cobrará 2,5 euros, mientras que si el pago se aplaza 12 meses, el cliente deberá abonar nueve euros. La Visa Dual recoge además una cláusula por la que, si el TAE del crédito superara el 25% (lo que ocurre si se financian cantidades pequeñas a plazos altos), se recalculan las cuotas para no superar ese límite. La tarjeta es exclusiva para clientes de la entidad que tengan una cuenta corriente vinculada a la misma. Además, tiene una cuota anual de 34 euros.

Tarjeta Light, Santander

La principal ventaja de esta tarjeta es que no tiene cuota de emisión, por lo que el primer año es gratuita. A partir de entonces, a la hora de renovarla, el pago asciende a 36 euros al año, por lo que sigue siendo competitiva con respecto al resto de tarjetas ofertadas. En cuanto a la financiación, la condición del 0% TIN se aplica durante los tres primeros meses, pasando a ser del 13,20% a partir del cuarto.

Normas