Ya hay 70 sucursales bajo el nuevo modelo

BBVA crea la oficina 2.0 con gestores personales para los clientes

Una nueva oficina 2.0 de BBVA donde atiende el gestor remoto
Una nueva oficina 2.0 de BBVA donde atiende el gestor remoto

BBVA ha iniciado un proceso para transformar sus sucursales y convertirlas en oficinas 2.0. Además de ofrecer diferentes herramientas para que los clientes operen de forma digital, el banco ofrece a todos los clientes que lo soliciten el gestor remoto, que a diferencia del resto de la banca, también puede atenderle físicamente en estas nuevas oficinas.

Ya no se necesita ser un cliente de banca personal o privada para ser atendido por un gestor personal en el banco. Gran parte del sector financiero está cambiando su relación con el cliente y los canales con los que opera con él, lo que afecta también al modelo de las oficinas. Una de las entidades que está en pleno proceso de transformación de su red con un cambio que en principio parece más novedoso dentro de la gran banca, es BBVA.

La entidad que preside Francisco González ha puesto en marcha lo que denominan en el banco, las oficinas 2.0. Estas sucursales son el nuevo modelo con el que BBVA abandera su transformación, y en las que se ofrecen nuevas funcionalidades digitales para atender a los clientes. El banco ha iniciado una prueba piloto con 70 megaoficinas CBC –centro de banca de clientes–, de las que dependen sucursales más pequeñas.

Una de sus principales novedades es que cuanta ya con 560 gestores remotos con una cartera personalizada de clientes, que no solo atienden a través de los canales digitales, sino también físicamente en estas oficinas. Solo hay que pedir cita para evitar grandes esperas. “Esta es una novedad que no ofrece el resto de las entidades que ya cuentan con gestores remotos”, señala Ricardo Martín Manjón, director de Transformación Digital de BBVA España.

Estos CBC con gestor remoto atienden ya a más de 600.000 clientes de perfil más digital, porque son los que demandan este tipo de servicio, “aunque está abierto a todos los clientes que lo soliciten”, añade este ejecutivo.

“El objetivo del banco es que el número de oficinas 2.0 se duplique en unas semanas, y llegar a los casi 500 CBC que tenemos en unos meses”, explica Martín Manjón. Para promocionar estas sucursales e impulsar el modelo de BBVA de banca digital ha puesto en marcha una campaña publicitaria, ‘La Revolución de las Pequeñas Cosas’, en la que la entidad presenta algunas de las novedades que está poniendo en marcha para relacionarse con el cliente, como la firma a distancia, el encendido y apagado de tarjetas, el pago con el móvil o la llamada identificada a través de la app. Carlos Torres, consejero delegado de BBVA, afirma que “estas nuevas herramientas permiten que el gestor y el cliente tengan una comunicación mucho más rica. Estas pequeñas cosas hacen que los clientes tengan una experiencia mucho mejor, basada en la comodidad y la conveniencia”.

BBVA invierte al año en tecnología unos 2.000 millones de euros, una de las cifras más altas del sector financiero español.

Normas
Entra en El País para participar