Cree que en el proyecto hay equilibrio entre defensa de la competencia e incentivo a la inversión

Vodafone defiende la regulación de fibra de la CNMC

Antonio Coimbra, consejero delegado de Vodafone España.
Antonio Coimbra, consejero delegado de Vodafone España.

Vodafone España ha valorado positivamente el proyecto de medida sobre regulación mayorista de los mercados de banda ancha aprobado el pasado miércoles por la Comisión Nacional de los Mercados y Competencia (CNMC), que obliga a Telefónica a abrir su red de fibra a la competencia, excepto en las grandes ciudades. Según fuentes de la compañía, “supone un equilibrio justo y razonable entre la necesidad de garantizar una competencia efectiva y sostenible en los mercados de redes de nueva generación y la existencia de un incentivo y de una retribución a la inversión eficiente, imprescindible para desplegar, gestionar y mantener esas redes”.

La operadora que dirige Antonio Coimbra, que cuenta con una red que llega a ocho millones de hogares a través de Ono, cree que la autoridad reguladora ha interpretado adecuadamente la realidad del mercado, al apreciar tanto el evidente poder significativo de Telefónica en el mismo como la existencia de diferentes grados de presión competitiva según las zonas geográficas de España.

Vodafone señala que el resultado final de su análisis se sitúa en un punto intermedio entre las obligaciones impuestas al operador dominante, para que haya competencia efectiva en las zonas en las que no hay infraestructuras alternativas, y el reconocimiento de que hay otras zonas con redes de nueva generación en competencia, que tienen que estar básicamente desreguladas.

La teleco indica, no obstante, que la propuesta podría haberse mejorado si grandes municipios, como Madrid y Barcelona, se hubieran analizado con más detalle, considerando la existencia de redes de nueva generación en competencia central a central, y no como un todo.

Vodafone insiste en que el proyecto exigirá el mantenimiento de un importante esfuerzo inversor para las operadoras, puesto que, al menos, habrán de cubrir con red propia la práctica totalidad de aquellos municipios que queden desregulados. En la actualidad hay 34, especialmente las grandes ciudades, pero Vodafone cree que seguramente el número aumentará con la actualización de datos a junio de 2015.

La compañía señala que si se cuenta con un marco adecuado, los operadores alternativos que compiten en infraestructuras, como Vodafone, tienen incentivos para ir más allá y sustituir la red ADSL sobre cobre, de menor calidad y gestión más complicada, por una red de fibra, siempre que exista la expectativa de un retorno razonable de la inversión.

Normas
Entra en El País para participar