La bodega tiene por objetivo tener un 50% de ventas en el exterior

Matarromera reestructura sus negocios y crecerá un 15%

Interior de la bodega Matarromera.
Interior de la bodega Matarromera.

La compañía bodeguera vallisoletana Matarromera prepara un plan para reestructurar sus negocios en cuatro áreas para lograr “más eficiencia” en la gestión del grupo, según explica Carlos Moro, presidente y fundador de la empresa.

De esta forma, el grupo dividirá la compañía en cuatro partes: Bodega Matarromera, Emina, Carlos Moro Family Wines y Valdelosfrailes Cyan. La compañía familiar pretende dar así una mejor respuesta a las necesidades de la empresa tanto en el plano nacional como en el internacional, enfocando cada marca a una gama de productos específicas. “Abordamos el mercado mucho mejor, asentando las marcas”.

El empresario confía en mantener el crecimiento que ha alcanzado en slo que va de año, donde acumula un ascenso del 15% de las ventas, hasta los 15,25 millones. La empresa mantiene un resultado positivo de 2 millones de euros. Queda por ver el funcionamiento en noviembre y diciembre, “nuestros dos mejores meses”, explica. Para el año que viene el grupo prevé alcanzar los 22 millones de facturación.

A por el 50% de ventas en el extranjero

Matarromera basa parte de su crecimiento durante los últimos cinco años, siempre a dos dígitos, en su negocio internacional. Actualmente ronda entre el 35% y el 40% de la facturación del grupo pero el presidente, Carlos Moro, afirma que “nuestro objetivo es alcanzar el 50%”. Sin embargo, reconoce que les está “costando”, en cierto modo por la recuperación de las ventas en España. Actualmente está en 80 países y cuenta con delegaciones comerciales en EE UU, México y China. “Podríamos crecer más rápido pero queremos mantener nuestra imagen de marca y nuestros precios”, concluye.

Buena parte de culpa está teniendo la recuperación en el consumo de España. “Está funcionando muy bien el mercado nacional”, comenta Moro. Un punto destacado por el presidente del grupo es “la mejora de los márgenes”, debido a que cada vez “se valoran más las marcas” y se demanda vino “de mayor nivel”. El empresario se muestra además confiado en la cosecha de este año. “Ha sido excelente, mucho mejor que la del año pasado”.

La empresa, que es propietaria de nueve bodegas incluída la última abierta en La Rioja bajo el nombre del presidente, se encuentra también buscando atraer a los consumidores jóvenes para abrirse a nuevos mercados. “Para ello funciona muy bien los vinos sin alcohol y los más dulces y con una gama de precios menor pero de calidad”.

El grupo está buscando diversificar negocios, con la creación de una línea de cosmético, otra de aceites, así como distintas actividades enfocadas al enoturismo. A ello se une el anuncio “en dos meses” de una apuesta por la digitalización del grupo y de las ventas online.

Normas