Los partidos políticos coinciden en el objetivo

La importancia de la industria para crear empleo

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria.
El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria. EFE

Representantes de los principales partidos políticos y el ministro de Industria, José Manuel Soria, han coincidido en subrayar la importancia de reindustrializar España y Europa, principalmente porque se trata de un sector que crea empleo estable, aunque divergen en cómo conseguirlo.

El motivo fue la presentación del Pacto por la Industrialización -Horizonte 2020 Plus, una iniciativa del Instituto de la Ingeniería de España y la Unión Profesional de Colegios de Ingenieros, que propone medidas concretas para lograrlo.

Representantes de los principales partidos políticos, y del Gobierno, en la persona del ministro de Industria, José Manuel Soria, han coincidido en subrayar la importancia de reindustrializar España y Europa, principalmente porque se trata de un sector que crea empleo estable, aunque divergen en cómo conseguirlo. 

El motivo fue la presentación del Pacto por la Industrialización -Horizonte 2020 Plus, una iniciativa del Instituto de la Ingeniería de España y la Unión Profesional de Colegios de Ingenieros, con la participación de la Real Academia de la Ingeniería y en colaboración con el Foro de Empresas Innovadoras, que propone medidas concretas para la reindustrialización, para que las apliquen los partidos políticos. También busca el apoyo del resto de los estamentos: sindicales, empresariales y por supuesto la sociedad.

En su intervención, Soria apostó por maximizar el papel de la industria en la economía, ya que esto genera “un enorme efecto positivo en la innovación, la estabilidad del empleo y en la exportación”. La elevada tasa de desempleo, señaló, se debe entre otras cosas a la desindustrialización.

A su juicio, es necesaria una política industrial activa: “Hubo un tiempo en el que se decía que la mejor política industrial era la que no existía”. Eso incluye potenciar la financiación “no convencional” de las pequeñas empresas, una de las medidas que, señaló, ha venido tomando su Gobierno, que también ha apostado, dijo, por el sector naval, por el espacial (a través de la Agencia Espacial Europea), por la automoción y por las telecomunicaciones.

El documento del Pacto ha sido realizado por 200 ingenieros, en colaboración con la Secretaría General de Industria. Jaime Rábago, secretario del grupo de trabajo de desarrollo e impulso industrial de IIE/UPCI, detalló los puntos principales del mismo. “Las economías con un sector industrial estable y sólido han conseguido crear empleo estable, aun en los peores momentos de la crisis”, señaló, además de subrayar la importancia de las pymes como “elemento integrador de la economía”.

El Pacto incluye que la política industrial ascienda de rango hasta una Secretaría de Estado, para coordinar mejor a las comunidades autónomas, y la “resolución de la dicotomía entre la política energética y la política industrial, de modo que ambas responsabilidades recaigan en la misma Secretaría de Estado”.

Potenciar la innovación, la colaboración público-privada en I+D -con proyectos más orientados al mercado-, la industrialización digital, la financiación y los avales a las pymes, son algunas de las medidas propuestas. Debe fortalecerse la Formación Profesional, dice el texto, y también debe fomentarse el espíritu emprendedor de los españoles, “para lo que hacen falta apoyos públicos”, porque el emprendimiento industrial requiere de inversiones importantes.

Los partidos

Representantes de los partidos políticos presentaron en una mesa redonda sus ideas sobre industria. Coincidien en la importancia de la industria, aunque hay diferencias sobre todo en el peso relativo que deben tener el sector público y el privado. El diputado Guillermo Mariscal, del PP, subrayó que a su juicio el Gobierno lo que debe hacer es “generar expectativas de inversión para producir crecimiento económico”.

Manuel de la Rocha, de la Comisión Ejecutiva del PSOE, se mostró partidario de una vía intermedia entre el sector privado y el público. “Estamos en el Estado emprendedor, activo, que no se queda esperando y eliminando barreras, pero que tampoco se dedica a vender bicicletas. Debe ser un catalizador, asumiendo riesgos que el sector privado no está dispuesto a asumir”. Prometió que eliminarán el “impuesto al sol”, es decir, el peaje al autoconsumo de energía solar; que promoverán la cooperación entre pymes; y que crearán 250.000 nuevas plazas de Formación Profesional.

Las propuestas de Ciudadanos, según explicó el número 4 de su lista a las elecciones generales por Madrid, Miguel Ángel Gutiérrez, son, en primer lugar, quitar las ventajas fiscales relativas a I+D a las grandes empresas y dárselas a las pymes. En segundo, apostar por las energías renovables “con el objetivo de reducir la factura eléctrica), y por la cogeneración. Por último, “hay que incrementar la seguridad jurídica” para atraer a grandes financiadores extranjeros de la empresa privada, y que “no solo inviertan en servicios y vivienda, sino también en industria”.

Elena Méndez, de Podemos, subrayó la importancia de que no sean las condiciones laborales las que promuevan la competitividad industrial, y que en cambio debe ser el desarrollo tecnológico el que lo impulse. “Hay que transformar el modelo energético”, dijo.

Eduardo Eddy Sánchez, de Izquierda Unida, subrayó que España debe entrar en la cadena de valor más arriba, es decir, que debe poder introducir sus tecnologías en la industria. Ahora eso no ocurre así, porque España es un país “que ensambla las tecnologías que dirigen desde fuera las multinacionales. Tenemos patentes que no pueden insertarse por las barreras que impone el circuito cerrado de cambio tecnológico. No hay ningún gran país cuya tecnología venga en su mayor parte de fuera”.

Normas