Ya no necesitas la aplicación
Hangouts ahora te permite hacer videollamadas aunque no uses su app

Hangouts ahora te permite hacer videollamadas aunque no uses su app

Requisito impresindible: instalar la aplicación. Así funcionaba, hasta ahora, el servicio de mensajería instantánea de Google que, además de chatear, nos permite hacer llamadas de voz y videollamadas. Sin embargo, una actualización anunciada por la compañía de Mountain View nos permite, desde hoy, utilizar su servicio de llamadas de vídeo a través de Internet sin necesidad de tener la app propia instalada. 

Google: "Una reunión debe ser tan fácil como entrar en una habitación"

Desde la compañía de Mountain View aseguran que una reunión a través de Internet tiene que ser tan sencillo como, simplemente, entrar en una habitación. Precisamente por eso su aplicación Hangouts se actualiza siguiendo este principio, y básicamente necesitamos sólo pinchar sobre un enlace para acceder a una videollamada a través de su servicio. Y es que, como ya sabemos, hasta ahora era necesario contar con una cuenta de Google, pero ya no.

Sin necesidad de registrarse en Hangouts y de contar con la aplicación instalada en el ordenador o dispositivos móviles, explican desde Google, ahora es mucho más fácil participar de una videoconferencia con su servicio Hangouts. Sin duda, un elemento clave para poder alzarse con una cuota de uso superior a sus competidores como Skype, que lleva varios meses optimizando su aplicación en este campo.

Las videollamadas de Google se vuelven accesibles, pero se mantienen seguras

A través del Calendario de Google, ahora tenemos la posibilidad de incluir una descripción del evento y otros detalles, y en una segunda sección podemos establecer el control y seguridad de las videoconferencias. De esta forma, la firma reconocida por su motor de búsqueda permite que los participantes mantengan controlado quién y cómo accede a estar reuniones de vídeo por Internet, a través de Hangouts.

Y este punto es especialmente interesante, puesto que las intenciones de la firma de Mountain View pasan por simplificar el acceso, pero siempre manteniendo a los organizadores de estas videoconferencias con el pleno control sobre quién puede entrar, y quién no aunque reciba el enlace de acceso directo a la reunión.

Normas