Ya van varias detenciones
Ojo con hacerte el gracioso, difundir bulos sobre el yihadismo por WhatsApp se paga

Ojo con hacerte el gracioso, difundir bulos sobre el yihadismo por WhatsApp se paga

Difundir bulos por WhatsApp tiene consecuencias legales, y en los últimos días son incontables los que se están viendo en relación con los recientes atentados en Francia. Por el momento, son varias las detenciones que han tenido lugar tras encontrar el origen de estas mentiras difundidas en la red que, en un momento tan 'sensible', han provocado el miedo de los usuarios que reciben las cadenas de WhatsApp.

Detenciones y multas por difundir bulos sobre terrorismo por WhatsApp

Lo que pudo empezar como un intento de gracia, a cuatro jóvenes de Estepona les costará entre 600 y 30.000 euros. Concretando sobre este caso, los jóvenes de entre 18 y 21 años de edad han sido identificados como presuntos autores de mensajes alertando sobre falsas amenazas de bomba, atentados terroristas en Estepona que en ningún caso corresponden con información oficial. La Policía Nacional ya ha llevado a cabo las correspondiente detenciones.

La Policía Nacional alerta de la falsa información difundida en WhatsApp

"No existe en estos momentos impunidad, se localiza y se investiga todo y, además, existen repercusiones graves para quienes cometen este tipo de infracciones", es lo que han aclarado desde el Gobierno y anunciando que todo tipo de cadena de este tipo se sigue de cerca para dar con los autores de estos bulos. Además, la Policía Nacional ya ha alertado en varias ocasiones por Twitter de que no debemos hacer caso a estas cadenas, y mucho menos extender su difusión reenviando los mensajes a nuestros contactos.

Estamos en un momento especialmente delicado

"Hay que exigir responsabilidad en el uso de las redes sociales, es un momento delicado y está habiendo un exceso de informaciones falsas, de alertas que son erróneas y que inducen a querer generar una situación que no es tolerable", motivo por el cual las autoridades competentes están intensificando sus esfuerzos por dar freno a estas peligrosas cadenas.

Evidentemente, no es algo nuevo, pero cada vez que se produce un atentado terrorista vemos cómo las redes sociales y plataformas de mensajería instantánea se llenan de este tipo de avisos falsos. Y para información fiable, la Policía Nacional y otras fuerzas difunden comunicados oficiales también a través de las redes sociales. Además, la Policía cuenta en Twitter con un sistema de alertas para mantenernos informados en caso de tener información relevante al respecto.

Normas