Emprendimientos en salud digital
Presentación del programa Grants4Apps en la sede de Bayer en Barcelona.
Presentación del programa Grants4Apps en la sede de Bayer en Barcelona.

El ‘coworking’, la receta de Bayer para las ‘startups’

La aceleradora de la farmacéutica llega a España con asesoría, pero sin financiación directa.

Mint Labs, DyCare, Qubiotech y Heartrack han sido seleccionadas entre 44 candidatas.

En marzo pasado, directivos de Bayer estuvieron en Barcelona acompañando a sus startups en el 4YFN, el evento para emprendedores del Mobile World Congress. La gran cantidad de proyectos que observaron en el campo de la salud digital los motivó a abrir allí una incubadora de empresas, la primera fuera de Alemania.

Fue así como Grants4Apps, que lleva ya dos ediciones en Berlín, llegó a España en octubre pasado. El programa ofrece a las startups seis meses de trabajo en la sede de Bayer en Sant Joan Despí, además de tutoría y asesoría personalizada por parte de expertos de la farmacéutica y especialistas externos.

Pero a diferencia de la aceleradora de Berlín, que apoya los proyectos con capital semilla, la de Barcelona es únicamente un espacio de coworking. “Nos decantamos por esta opción porque queríamos ver cómo funcionaba fuera de Alemania, qué interés generaba”, explica Jesús del Valle, responsable internacional de Grants4App.

Jesús del Valle
Jesús del Valle, responsable internacional del programa.

Este no es un detalle menor, porque el principal obstáculo que enfrentan los emprendedores es la falta de capital. “En este caso, no hay financiación directa, aunque estamos valorando la posibilidad de apoyar económicamente proyectos específicos que necesiten las startups para poner en marcha sus productos o prototipos. No obstante, el programa sí contempla el contacto con inversores y, al final de los seis meses, tendremos una ronda de inversión para que puedan captar capital”, aclara.

En esta primera convocatoria han recibido 44 solicitudes, de las que se han quedado con cuatro. “Hemos tenido en cuenta la madurez de la propuesta, el prototipo y los equipos existentes y su adecuación a nuestra área de interés, ya que así podremos ayudarles mejor”, precisa.

A continuación, tres de ellas comparten sus proyectos y expectativas.

Mint Labs

Mint Labs genera mapas del cerebro en 3D para facilitar el diagnóstico de párkinson y alzhéimer

Mientras hacían un doctorado en neuroimagen en la Universidad Técnica de Eindhoven, Paulo Rodrigues y Vesna Prchkovska observaron que las nuevas técnicas de imagen no invasiva, como la resonancia magnética, pueden ser muy útiles en el diagnóstico de enfermedades neurológicas; sin embargo, es difícil llevarlas al mercado. En busca de una solución desarrollaron un software que genera mapas 3D del cerebro.

Teniendo en cuenta el coste de los nuevos tratamientos en fase de desarrollo para alzhéimer, párkinson y esclerosis múltiple, Rodrigues estima que la aplicación tiene un potencial de negocio de 52.000 millones de euros.

Pese a ello, recaudar fondos no está siendo sencillo. “En España no hay tantos inversores familiarizados con tecnologías sanitarias de última generación”, dice Rodrigues. Otra –asegura– es la tónica en Boston y San Francisco, donde prevén conseguir los 2.300 millones de euros que necesitan para salir al mercado.

De su paso por Grants4Apps esperan aprender sobre el mercado farmacéutico “y ejecutar un caso piloto que muestre los beneficios de nuestra tecnología”, refiere.

DyCare ha creado un sensor portable que mide los progresos de un tratamiento de fisioterapia

Dycare
Los que han recibido fisioterapia o rehabilitación saben que, antes y después de cada sesión, al paciente se le hace una medición de variables como movilidad o fuerza. Por lo general, el resultado se reduce a tres categorías: bien, mal o regular. “La razón es que los equipos para medir con cierta precisión son caros y difíciles de utilizar”, afirma Silvia Raga, CEO de DyCare.

Por eso, los investigadores de esta startup han creado un dispositivo portable que, por medio de sensores, evalúa el movimiento en tiempo real y envía los resultados para su inmediata visualización o análisis.

El aparato, ligero y transportable, ha sido diseñado para clínicas y hospitales que cuenten con departamentos de rehabilitación y traumatología, centros médicos de mutuas de trabajo y centros privados de rehabilitación. “La mayor limitación para sacar adelante el proyecto es nuestra capacidad de financiación”, reconoce Raga.

La firma ha estimado unos costes de desarrollo de 300.000 euros que planea reunir a través de préstamos participativos, subvenciones nacionales y europeas y business angels. DyCare espera que su participación en Grants4Apps dé visibilidad a sus proyectos.

Qubiotech
Algunas enfermedades neurodegenerativas son muy difíciles de detectar visualmente en estados tempranos, lo que dificulta su diagnóstico precoz. Para enfrentar el problema, Qubiotech ha desarrollado un software que combina imágenes y datos de la morfología cerebral del paciente.

El sistema ya ha sido probado clínicamente y es usado a diario en el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela. “El potencial de negocio a cinco años ronda los 10 millones en España y los cinco países con mayor número de equipos de la UE, pero la expansión a EE UU y Asia puede multiplicar por 10 ese volumen”, indican.

El plan de negocio de Qubiotech contempla una primera fase de desarrollo de dos años, al cabo de los cuales prevé facturar cerca de un millón de euros, pero para ponerla en marcha necesita unos 350.000 euros que planea obtener a través de ayudas públicas, un préstamo de Enisa y ampliaciones de capital.

“El grado de involucración en nuestro proyecto de los diversos departamentos de Bayer, como radiología o comunicación, tiene un valor incalculable”, subrayan.

Un mercado de 2.800 millones de euros

Bayer no es la única farmacéutica que está patrocinando nuevas tecnologías en el ámbito sanitario. Sanofi tiene un programa similar llamado Health-U. Otras, como Pfizer, invierten en startups a través de sus propios fondos de capital riesgo.

Según Juniper Research, el mercado mundial de accesorios electrónicos para la asistencia sanitaria alcanzará los 2.800 millones de euros en 2019, a lo que contribuirá el lanzamiento de sistemas para albergar aplicaciones médicas como HealthKit, de Apple, y SAMI, de Samsung.

Normas
Entra en EL PAÍS