Deberá abrir la infraestructura en todos los municipios en los que no haya 3 operadores

La CNMC fuerza a Telefónica a compartir su red de fibra

La operadora reacciona asegurando que pone en “revisión” sus planes de despliegue

Explica que la medida " va a tener como consecuencia el posible freno de la inversión en nuestro país”

Césa Alierta, presidente de Telefónica.
Césa Alierta, presidente de Telefónica.

Golpe a Telefónica. La operadora puso el grito en el cielo al conocer que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) había aprobado el proyecto normativo mayorista de los mercados de banda ancha, en el que plantea que la teleco debe abrir su red de fibra en todo el territorio nacional excepto en las ciudades donde haya, al menos, tres operadores desplegando redes de nueva generación. Tras conocerse la noticia, la teleco mandó un comunicado en el que anunciaba que pone “en revisión” sus planes de despliegue en fibra a la espera de una lectura en “profundidad” de la resolución de la CNMC.

Telefónica indicó que “aún no ha recibido” notificación de la propuesta del organismo, pero sí manifestó su “profunda preocupación” por esta regulación en la medida en que la misma va a tener como consecuencia “el posible freno de la inversión en nuestro país”. Según la teleco, dicho proyecto normativo puede poner punto y final “al modelo de éxito que ha supuesto el despliegue de fibra óptica al hogar en España, que ha superado en cuanto a número de hogares pasados, a cualquier país europeo”.

Fuentes de la compañía añadieron que la CNMC ha formulado una propuesta de regulación en la que “agrava de manera importante” la normativa sobre el despliegue de fibra, imponiendo a Telefónica, entre otras cosas, la obligación de abrir su red de fibra óptica a los competidores salvo en 34 ciudades, que alcanzan al 26% de la población.

Según la CNMC, el operador con poder significativo de mercado deberá poner a disposición de las telecos alternativas una oferta mayorista de acceso indirecto sobre fibra y cobre para el sector empresarial. Además, mantendrá un acceso mayorista indirecto sobre la red de cobre y de fibra óptica sin el límite de velocidad de 30 Mbps hoy aplicable en las zonas con menor competencia.

Zonas con menor competencia

Competencia ha ampliado a 34 los municipios donde Telefónica no deberá abrir su fibra a rivales, frente a los nueve incluidos en su propuesta inicial de diciembre de 2013, cuando lanzó su borrador de propuesta regulatoria. El cambio no obedece a una modificación de criterio de la CNMC sino a que, en función de los datos de despliegue de red a finales de 2014, en estas zonas existe hoy competencia en redes de nueva generación. No hay que olvidar que Telefónica, Orange, Vodafone y Jazztel han seguido efectuado despliegues de fibra.

Vodafone y Orange defendieron ayer la decisión de la CNMC. Ambas compañías ven “positiva” la aprobación. “Agradecemos que clarifiquen el marco legal a trabajar en los próximos años, para poder planificar las inversiones a realizar”, dijo Vodafone, que tiene más de 8 millones de unidades inmobiliarias con acceso a su fibra y suma 1,8 millones de clientes en este negocio en España.

“Es un paso crítico y necesario tras muchos meses de consultas para establecer medidas más acordes que las que todavía estaban en vigor desde 2009. Parece que vamos en buena dirección, ya que la nueva regulación reconoce el esfuerzo inversor de los operadores que apostamos por el despliegue de fibra”, añadieron desde Orange, que apuntó que echan de menos que no se hayan tenido en cuenta algunas de sus propuestas en lo relativo al periodo de transición para las zonas desreguladas. Orange reafirmó en su “esfuerzo inversor” para llegar a 14 millones de hogares con fibra en España en 2020.

El precio, otro elemento clave por determinar

En opinión de la CNMC, este proyecto “mantiene el equilibrio” entre la garantía de la prestación de los servicios de banda ancha a los clientes finales en condiciones de competencia y la promoción de una “inversión eficiente en las redes de fibra de nueva generación”. Sin embargo, Telefónica ha reiterado en varias ocasiones que su inversión en fibra estaba condicionada al entorno macroeconómico y a la nueva regulación en banda ancha fija. Por eso, la operadora dejó claro ayer que se replanteará su despliegue de fibra tras ser obligada por la CNMC a compartirla.
Según fuentes de Telefónica, la resolución aprobada impactará en las inversiones que se hacen en España en el despliegue de redes. Un elemento clave será el precio al que deberá ofrecer sus infraestructuras, pues si este es muy bajo no incentivará a la teleco para que continúe con sus despliegues de fibra en poblaciones cada vez más pequeñas y menos rentables.

También es previsible que si Telefónica frena sus planes de despliegue esto impacte en los planes de sus rivales, al existir menos presión competitiva. En este contexto, hay que recordar que Orange anunció a principios de mes que disparaba un 40% su objetivo de despliegue de fibra en España , hasta los citados 14 millones de hogares. No obstante, la resolución aprobada este miércoles por la CNMC es un proyecto de medida y, por tanto, no supone la entrada en vigor de la nueva regulación. La CE, Industria y el Ministerio de Economía y Competitividad, cuentan con un mes para formular observaciones, que la CNMC recibirá y tomará en consideración para adoptar la medida definitiva.

Normas
Entra en El País para participar