El dinero es el regalo más deseado por los españoles

Los españoles gastarán un 10% más en Navidad que en 2014

Ambiente navideño en la Gran Vía de Madrid en 2014.
Ambiente navideño en la Gran Vía de Madrid en 2014.

La campaña de Navidad ya ha arrancado. La decoración en las ciudades está casi a punto para encenderse y los catálogos de juguetes de las distintas cadenas inundan las casas.Ya el año pasado se notó un cambio de tendencia en el consumo y por tanto en el comercio en esta campaña, pero todo apunta a que en 2015 los resultados serán mejores.

Es lo que se extrae del Estudio de Comercio Navideño realizado cada año por la consultora Deloitte. La principal conclusión es que los consumidores españoles prevén un gasto medio de 684 euros para esta campaña, lo que supone un incremento del 10% respecto a lo que esperaban destinar a las Navidades pasadas. “Hay un optimismo que hace años que no se encontraba en el consumidor español”, comenta Vanesa Larroy, socia de Deloitte.

Esta cantidad de gasto previsto supone situarse en quinto lugardentro de los 14 países en los que la consultora ha realizado el estudio. Además, deja a los españoles por encima de la media (662 euros), de Alemania (539 euros), Italia (539 euros) y Holanda (315 euros). El país donde se prevé un mayor consumo por habitante es en Reino Unido, donde se estima que el gasto será de unos 1.100 euros, muy por encima del segundo, Dinamarca, con 763 euros.Entre las partidas en las que se dividirá el gasto navideño en España, cae la alimentación un 0,4%, pero crece el ocio, un 10%, los viajes, un 25%, y los regalos, que supondrá 269 euros, un 12% más. En este sentido, los regalos más deseados por los españoles son el dinero en efectivo, que crece en los últimos años, la ropa y el calzado y los libros.

El estudio realizado por Deloitte apunta también al importante poder que tendrán en este periodo los grandes almacenes y las cadenas especializadas en la compra de los regalos. La segunda alcanza una cuota del 29%, muy por encima del 22% que tenía en 2008. Por contra, los hipermercados cosechan su cuota más baja desde el inicio de la crisis, con el 21%. Este formato se impone, sin embargo, en lo que a alimentación se refiere.

El estudio concluye que hay un mejor ánimo entre los españoles que les lleva a consumir más. En concreto, un 63% cree que la situación económica del país es estable o en crecimiento, frente al 28% que lo consideraba en 2013. Pese a ello, los autores del estudio consideran que hay hábitos adquiridos durante la crisis que previsiblemente se mantendrán. “El consumo racional y práctico se ha desarrollado estos años, ha venido a quedarse porque quizá sea estructural”, comentó Larroy. Por ello, la búsqueda de ofertas y de bajos precios siguen siendo importantes para los consumidores.

El estudio analiza también cómo el comercio electrónico está en auge, motivando a los comerciantes a tener una política multicanal. Sin embargo, tiene más relevancia todavía el canal online en la toma de decisiones y la comparación más que en la compra final. En este caso, comida, hogar y deportes es lo que menos se consume en internet, mientras que música, tecnología y ocio tienen un peso digital más importante. Deloitte analiza que la compra a través del móvil en España se sitúa por encima del resto de Europa. El 48% de los españoles ha comprado de esta forma frente al 41% de los europeos.

 

Normas