Mi casa rodante

¿Cómo ahorra el 90% de su sueldo un empleado de Google?

google

Vivir en un camión de 11,89 metros cuadrados le ha permitido al protagonista de esta historia ahorrar el 90% de su salario al mes. Un ingeniero de 23 años, Brandon, que trabaja para Google en San Francisco desde mediados del mes de mayo.

Al principio de trasladarse a San Francisco, vivía en un apartamento para cuatro personas con dos habitaciones por el que pagaba 65 dólares (58,90 euros) al día, aproximadamente 2.000 dólares (1.812,40 euros) al mes. En declaraciones al diario Business Insider manifestó que le parecía que estaba pagando mucho por el alquiler de una vivienda en la que casi nunca estaba.

Por ello decidió comprarse una camioneta Ford 2006 con 252.667 kilómetros y terminar de pagarla a mediados de octubre de este año. Su casa rodante le costó 10.000 dólares (9.146,04 euros) que pagó con su bono por aceptar o firmar una propuesta de trabajo (signing bonus o golden hello), algo así como una paga de bienvenida que consiste en un pago que se le hace a alguien con talento por tan solo firmar un contrato, sin ni siquiera haber empezado a trabajar en una empresa. La camioneta solo tiene una cama, un armario y un perchero para colgar su ropa.

Pero cómo hace frente a todos los gastos este trabajador de Google para poder ahorrar hasta un 90% de sus ingresos mensuales. Su único gasto fijo al mes es de 121 dólares (111,2 euros) por el pago del seguro del camión.

No tiene gastos de electricidad. El consumo de luz dentro del camión es mediante unos focos colocados en el techo del vehículo que se conectan a la batería y dispone de una lámpara de pilas sensible al movimiento que utiliza por la noche.

Para cargar su móvil y auriculares dispone de una batería pequeña que alimenta cada varios días en la red eléctrica de Google. Su portátil lo recarga todos los días en el trabajo y esto le permite que la batería dure toda la noche mientras la utiliza en el camión.

En cuanto a los gastos en telecomunicaciones. Su factura de móvil es pagada por Google.

Sus gastos de agua son cero, pues se ducha todas las mañanas en el vestuario del gimnasio de Google y no necesita en el camión agua para limpiar y beber.

En cuanto a los gastos de alimentación. Todos los días desayuna, come y cena en el restaurante del campus de Google.

Ha podido ahorrar en gastos de transporte (parking y gasolina) así como en tiempo dedicado a llegar al trabajo, ya que su camión está aparcado en la periferia del campus de Google y puede ir andando hasta allí.

Según Brandon esta forma de vida le ha permitido ahorrar el 90% de sus ingresos y así pagar tres cuartas partes del préstamo solicitado para poder pagar la universidad. En cuatro meses ha pagado 16.449 dólares (15.118,04 euros) de los 22.434 dólares (20.618,76 euros) solicitados. Su previsión para los seis próximos meses es contar ya con dinero ahorrado.

Además ha podido disfrutar del dinero ganado para dedicarlo a ocio y entretenimiento, pudiendo salir a restaurantes más caros.

Uno de sus objetivos con este estilo de vida, que según sus propias palabras al diario Business Insider “me obliga a salir de mi zona de confort, pero me permite mayor libertad financiera”, es dedicar parte de sus ahorros a viajar por el mundo. Y para ello debe habituarse a situaciones de vida no convencionales como la que está viviendo actualmente dentro de una camioneta.

De momento, Brandon no ha puesto una fecha límite para dejar de vivir en su camión. Pero la pregunta que nos podemos hacer es si sería posible llevar este tipo de vida en España vinculando el ahorro a las oportunidades que te puede brindar tu lugar de trabajo.

Normas