Los sindicatos piden a Fainé y otros responsables que suavicen el convenio de cajas

Los empleados de ahorro elevan sus quejas a la CECA

Los principales responsables de las antiguas cajas de ahorro han organizado protestas frente a la CECA, donde han entregado cartas de protesta dirigidas a los responsables de las entidades.

Sede de la patronal de las cajas de ahorro, la CECA, en Madrid.
Sede de la patronal de las cajas de ahorro, la CECA, en Madrid.

Ante el inmovilismo en las posturas de partida de las partes en la negociación del nuevo convenio colectivo de las antiguas cajas de ahorro, los sindicatos subieron este miércoles un nuevo escalón en la escalada de protestas que iniciaron hace unas semanas y elevaron su descontento ya directamente a los presidentes de las entidades que componen el Consejo de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA).

La entrega de las misivas estuvo acompañada de una protesta de delegados sindicales frente a la madrileña sede de la CECA, organismo que preside Isidro Fainé, que es también el máximo representante de CaixaBank, la mayor firma del ramo.

“Tras varios meses de reuniones y propuestas de los sindicatos no se ha podido avanzar por la actitud inflexible de la CECA”, apuntan las federaciones de servicios de CC OO, UGT y los sindicatos CSICA y CIC.

Las plataformas, firmantes del comunicado conjunto en el que muestran su “enorme preocupación”, consideran que “no es justo que tras el enorme sacrificio realizado por las plantillas para superar la crisis del sector se quiera instaurar de forma permanente un recorte de derechos para las plantillas, máxime cuando se empiezan a ver resultados positivos y se anuncian incrementos en los pagos de dividendos próximamente”.

Las movilizaciones iniciadas por los representantes sindicales de los 80.000 empleados de las antiguas cajas de ahorro tienen por objeto presionar a la patronal para que retire buena parte de las propuestas presentadas en la negociación del nuevo convenio. Las centrales rechazan, principalmente, la pretensión patronal de rebajar salarios, eliminar trienios o complementos por antigüedad, o ampliar horarios laborales.

Los sindicatos hicieron un llamamiento a los responsables de las principales entidades del ramo (CaixaBank, Bankia, Unicaja, Liberbank, Ibercaja, Kutxabank, BMN o Abanca, la antigua Novagalicia) para alcanzar “un acuerdo positivo para ambas partes” con el que “afrontar el futuro del sector en un marco de estabilidad laboral, evitando situaciones de conflictividad no deseadas”.

Las partes tienen previsto retomar mañana la negociación del convenio en una cita a la que la patronal se ha comprometido a acudir con nuevas propuestas con las que tratar de llegar a un acuerdo.

Normas
Entra en El País para participar