Los índices de Wall Street han tocado máximos en 2015

El Ibex, a un 50% de su récord

Interior de la Bolsa de Nueva York.
Interior de la Bolsa de Nueva York.

Dos, tres, cuatro y hasta siete son los años, que según los expertos puede llegar a tardar el Ibex 35 en volver a marcar máximos históricos, niveles que vio por última vez el 8 de noviembre de 2007, hace ahora ocho años, cuando casi rozó los 16.000 puntos. Para poder volver a estar en esos niveles, el selectivo Ibex tendría que subir alrededor de un 50%. “Siendo optimista, creo que el Ibex tardaría siete años en volver a marcar máximos si todo va bien”, explica José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España. El experto cree que “realmente es muy difícil saberlo. Y especialmente ahora, cuando nos movemos en un nivel de incertidumbre a medio plazo tan elevado”.

Ocho años han pasado desde aquel máximo en el que han pasado muchas cosas. Primero con los problemas de las hipotecas basura llegados del otro lado del Atlántico; después con los de la deuda soberana y los de los sistemas financieros nacionales. Y en los últimos tiempos con las dudas sobre el país que sustenta el crecimiento mundial, China, y sobre otras economías emergentes como Brasil.

Junto con el Cac de París, que marcó récord histórico el 1 de junio de 2007 y el Euro Stoxx 50 que está a un 31% de los máximos históricos que marcó el 16 de julio de 2007, el Ibex es de los pocos índices europeos que a lo largo de 2015 no han tocado máximos. La fortaleza del Dax alemán –este año ha tocado los niveles más altos de su historia– está en que en el índice alemán no se descuentan los dividendos, algo que si se hace en el Ibex 35. Jaime Díez, analista de XTB, recuerda que esto supone una diferencia del 3% o incluso el 4%. “Anualmente no es mucho pero sumado en ocho años ya empieza a ser una diferencia más importante”. Durante la crisis de deuda de los países periféricos, la Bolsa y también la deuda pública española sufrieron las consecuencias de una enorme desconfianza generada en el mercado español. José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España, recuerda que el Dax sigue atrayendo inversores debido a que “sigue existiendo una demanda recurrente por la búsqueda de refugio y al ser considerada como índice de referencia”. Esta brecha que hay entre los dos índices no se va a reducir en el medio plazo teniendo en cuenta la composición de los índices que, una vez más juega, en contra del Ibex 35.

Y es que las empresas exportadoras alemanas se seguirán viendo beneficiadas, como hasta ahora, por un euro débil mientras que, por el contrario, bancos y constructoras, sectores con más peso en el selectivo español, seguirán penalizadas por el entorno de tipos de interés bajos. Precisamente, esta es una de las razones que llevan al Ibex a estar tan lejos de sus máximos, tal y como recuerda Miguel Paz, director de la unidad de gestión de Unicorp Patrimonio (grupo Unicaja).

Los expertos creen que hasta que los tipos de interés no vuelvan a subir en Europa, los bancos no empezarán a registrar importantes incrementos de sus beneficios y será entonces cuando estos resultados empezarán a reflejarse en sus cotizaciones.

EE UU, en máximos

Las Bolsas estadounidenses están instaladas en máximos históricos desde el Dow Jones hasta el S&P 500 pasando por el Nasdaq Composite.

Los estímulos llegaron a la economía estadounidense mucho antes que a la europea. La Reserva Federal de EE UU empezó a bajar tipos cuando en Europa todavía se estaban subiendo, recuerda un analista.

“Juegan con bastante ventaja porque empezaron con las compras de deuda mucho antes que en Europa y los rescates en el sector financiero fueron mucho más agresivos que en Europa permitiendo una recuperación bursátil mucho más rápida” recuerda Jaime Díez, analista de la firma XTB. Además, el experto explica que desde EE UU hundió su moneda, el dólar, para poder beneficiar a sus empresas exportadoras y llevando a sus beneficios empresariales a una rápida recuperación.

Normas